La inevitable confluencia del EPP con la lucha de los pueblos indígenas paraguayos.

Columna del EPP.

Internacional:

Paraguay

-El EPP con sectores de pueblos originarios ancestrales como los del norte paraguayo.

Y verdaderamente es lógico porque tanto el Ejército del Pueblo Paraguayo como los movimientos indígenas no sólo tienen un mismo enemigo.

Lo más importante es que quizás pueda demostrarse que es posible que grupos organizados de Pueblos Originarios y una o más organizaciones revolucionarias puedan arribar a acuerdos sobre el tipo de Estado y el tipo de Nación que se pretende construir y por el cual pelear.

Un Estado revolucionario en verdad contempla y satisface los intereses de todos. Entre ellos los de los pueblos originarios.

Y si hay un lugar de desigualdades y atrocidades en la actualidad, ese es Paraguay.

Parece que -de a poco como corresponde – y con organización y claridad política, todos verificamos que se alza en el Paraguay profundo, pobre, campesino e indígena una fuerza revolucionaria que además abreva en su Historia Nacional y rescata y reivindica sus históricos dirigentes nacionales como el Dr Gaspar Rodríguez de Francia y Don Francisco Solano López y puede hacer confluir con la historia milenaria de pueblos originarios.

Como todo, a fuerza de prepotencia de trabajo y firmeza ideológica.

La nota da cuenta de la interesante vida de uno de sus comandantes a cargo de estas tareas por lo que se ve.

Se trata de Osvaldo Villalba, Hernando de nuestra querida cra la gran Carmen Villalba, presa hace muchísimos años. 

Era un niño de 17 años cuando arrancó a luchar al monte.

Digno niño paraguayo que (al igual que aquellos que lucharon en la guerra genocida de la triple alianza) nos demuestra que se puede hacer lo que muchos dicen que no se puede.

El comandante Villalba es un ejemplo de que no todo está perdido en Paraguay y en Latinoamerica. Y también que es posible hacer confluir las luchas históricas y la cosmovisión de los pueblos indígenas en un proyecto revolucionario.

Que puede ser derrotado??

Si claro, muchos de los que alguna vez emprendimos el camino de ese pibe, del actual comandante Villalba fuimos derrotados.

Decenas de veces derrotados.

Y otras tantas se empieza de nuevo.

La vida, la Historia nos dirá si en este caso los objetivos revolucionarios de esos compañeros pueden ser asumidos por los sectores más explotados del Paraguay y tomados como propios.

Si así fuera son invencibles.

El EPP hace muchos años que viene insertados en el campesinado y gana cada vez más representacion.

En tiempos como los que corren en Nuestra América, en tiempos de traiciones increíbles, de rendiciones inentendibles, y de incoherencias sorprendentes, tanto en Argentina como en otros países hermanos, asistir a la lenta insurrección paraguaya es auspicioso.

Cualquier pelea termina cuando termina.

Es imposible adelantar lo que ocurrirá en Paraguay.

Y así como cientos y miles tienen fe en la religion, o en dirigentes que jamás saldrán del Sistema Capitalista, en Paraguay vemos que hay quienes tienen la fe revolucionaria que parecía haberse perdido para siempre.

El Negro Soares

https://www.ultimahora.com/la-insurgencia-indigena-del-norte-n2831450.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.