Lucio García, desde Topas, respuesta a opiniones sobre Catalunya.

Foto. Lucio García Blanco. Preso político PCE(r).

Cartas desde prisión

Lucio García Blanco

Topas. 28-1-2018

«…Por aquí sigo tirando, como siempre….me sacaron al oftalmólogo del hospital de Salamanca, y me han informado un poco más sobre mi degeneración macular, me han dado un complejo vitamínico para tratar de frenarla y me han dicho que tengo que salir a revisión cada seis meses»

Y voy con tu carta del 2 de diciembre, que ya hace un tiempo que me llegó, y en la que das unas opiniones sobre el procés de Cataluña que no comparto. En términos resumidos señalar: Lo que veo es que la participación de los partidos independentistas en la elecciones del 155 es claudicar, plegarse al calendario del invasor. Las reivindicaciones sobre la independencia y la consecución de la República ya no las tiene ningún partido excepto la CUP. Me parece que están agachando la cabeza ante el Estado».

Yo también considero que al Estado le hubiera hecho más daño político que hubiesen boicoteado las elecciones y asimismo comenzado a implementar la vía unilateral de la República, aunque también me parece que su participación electoral ni mucho a supuesto una claudicación. Su campaña electoral ha estado basada en la denuncia de la represión política que vienen sufriendo, de la ausencia de libertados, así como en la independencia y la República. Y ha sido todo un éxito para ellos pues, no sólo han obtenido mayoría absoluta y 100.000 votos más, sino que han salido bastante reforzadas políticamente mientras que el PP ha desaparecido como grupo político en el Parlament.

Claro que también es necesario tener en cuenta que se trata de partidos políticos burgueses que consideraban que se había dejado atrás al régimen fascista aunque señalasen que quedaban ciertos resquicios de él o que había carencias democráticas. Incluso las propias CUP continúan planteando que estamos en un supuesto régimen del 78 y no ante la continuación del fascismo que se impuso en 1939, como es bien evidente. Por ello, no cabía esperar que esta gente se pudiese convertir en antifascistas consecuentes de un día para otro asumiendo un proceso revolucionario de implantación de la República catalana, sin debilidades políticas y sin deserciones. No obstante a mi me parece que el procés ha avanzado bastante más de lo que podíamos prever hace un par de años o tres, pero aún necesita un tiempo de maduración política para poder abordar con todas las consecuencias la vía unilateral de implantación de la República. La cosa es que asimismo debemos valorar en su justa medida la lucha que se ha venido desarrollando desde el 2006, y en especial el referéndum del 1-O, en medio de un estado de excepción, así como las huelgas generales y política del 3 de octubre y del 8 de noviembre, las grandes manifestaciones pidiendo la libertad de los presos políticos, etc.

Dibujo. (manifestación, con puños alzados).

Creo que no es justo ni responde a la realidad afirmar que tanto Esquerra Republicana como Juns per Catalunya han renunciado ya al procés y a la vía unilateral por la República, aunque sobre lo último apenas han hecho una mera declaración de intenciones y supongo que aún tardarán cierto tiempo en andar los primeros pasos.

Pero el propio Puigdemont sigue hablando de esa vía, y las CUP exigen a cambio de apoyar su investidura que sean aceptados 25 puntos para ir constituyendo esa República. Y sin los cuperos perderían la mayoría parlamentaria, por lo que no pueden renunciar a ello. ¿Qué ha desertado de esa vía gente como Forcadell, los presidentes de Ómnium y la ANC, etc, para que les dejaran salir de la cárcel? Efectivamente, y debemos criticarlo como indecente e intolerable. Además, es indignante y vergonzante que muchos militantes de Esquerra y Junts per Catalunya hayan declarado que ven esa cuestión como algo normal. Pero también hay que tener en cuenta que posteriormente el líder de Esquerra, Junqueras, se ha mantenido firme ante el juez y no ha tragado el 155 ni la vía constitucional, por lo que continúa encarcelado. Y, parafraseando al propio Lenin, si la burguesía lucha por los derechos nacionales del pueblo debemos apoyarla sin prejuicio alguno.

Una cosa es que el procés no avance en línea recta, que haya indecisiones, debilidades o incluso algún pequeño retroceso puntual, y otra diferente que a estas alturas de la lucha  -con todo lo que se ha avanzado y en la situación de crisis de Estado en que se encuentra el régimen- los partidos burgueses que están gestionando ese procés están dispuestos a claudicar, o puedan hacerlo. Hay que tener en cuenta que esa burguesía, en la última etapa, ya ha visto la orejas al fascismo y es consciente de que si abandona la lucha, el Estado impondrá un regreso a sus orígenes más negros, lo que además de una gran represión supondrá una anulación de las autonomías. Claro que aunque pretendiesen claudicar tampoco lo tienen fácil porque el pueblo catalán se viene poniendo progresivamente al frente de la lucha, creando y desarrollando sus propias organizaciones independientes, al margen de los partidos políticos institucionales y de la legalidad del régimen. En estos momentos, el pueblo es bastante consciente de que para poder enfrentarse al fascismo e impulsar la vía unilateral hacia la República es preciso basarse en organizaciones como los Comités de Defensa de la República, la Taula Democrática, Universitats per la República, etc., que están más capacitados para resguardarse de la represión y desarrollar un verdadero movimiento de Resistencia.

Por otra parte, desde Bruselas, Puigdemont continua marcando la agenda política española reclamando las reivindicaciones política del procés y haciendo una importante denuncia de la ausencia de libertades y del carácter fascista del régimen, tanto en el ámbito estatal como internacional, lo que sin duda viene agravando la crisis política del Estado y desarrollando la conciencia política de la clase obrera y el conjunto de las masas populares.”

Lucio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.