Hace 30 años, sobre presos políticos en huelga de hambre, represión y guerra sucia. Recuperando entrevistas a Pepita Seoane, madre de 3 presos políticos.

Entrevista año 1990 a Pepita Seoane. Pág 1.

Recuperando materiales:

Revista Área Crítica. N.º 33. Julio-Agosto 1990

-Pepita Seoane, madre del preso político de los GRAPO Francisco Cela Seoane, en huelga de hambre.

*El 25 de mayo de 1990 había fallecido en huelga de hambre José Manuel Sevillano Martín, preso político de los GRAPO.

“YO DE ESTE GOBIERNO NO ME CREO NADA, NI LA DEMOCRACIA, NI LOS DERECHOS HUMANOS“

Los familiares de los presos políticos del PCE(r) y de los GRAPO han tenido que sufrir humillaciones, registros, insultos de toda índole… Les han llamado «fanáticos» e Incluso “colaboradores de banda armada”.

Son madres y familiares de los presos en huelga, que luchan y sufren por la vida de los suyos, pero por conseguir para ellos una vida digna, “no quieren verlos como despojos humanos, tirados por los patios de las cárceles de exterminio”. Por eso se enfrentan al gobierno y sus instituciones con todas sus fuerzas.

Pepita, la madre de Jesús y Paco, sabe muy bien de los avatares de esta lucha. A los dos les ha apoyado con una entrega absoluta. Su hijo Suso quedó en liberad después de cinco años de prisión y ella no pudo recibirle porque estaba con Paco, que se moría; cuando pisó la calle llevaba sobre sí 54 días de huelga de hambre y, al poco tiempo, seis días después, fue secuestrado por «no se sabe quien» y recibió toda clase de amenazas.

ÁREA CRÍTICA: Pepita dinos qué razones te ha dado tu hijo para ponerse en huelga de hambre.

Pepita Seoane: Las razones que me dieron mis hijos para ponerse en huelga de hambre hasta la muerte fueron: la represión y las malas condiciones de vida en las cárceles, donde sufren toda clase de humillaciones, vejaciones, como son los cacheos integrales, la tortura física y psíquica a que son sometidos según el funcionario de turno, cuando de noche, a las tres de la madrugada, les entran en las celdas y obligándolos a ponerse desnudos y manos a la pared les registran, dejándoles la celda «patas arriba». Son también rociados con spray, les propinan palizas si protestan de ese trato, censuran su correspondencia y comunicaciones, en éstas existe un funcionario en la cabina; les han sido anuladas las vistas de los amigos…

AC: ¿Por qué es tan Importante para ellos la reunificación, te lo han explicado?

PS: Para ellos la reunificación es importante, porque aún estando juntos el gobierno les quiere exterminar. Prueba de ello es lo anterior que te he contado y el estar como están amenazados de “suicidarlos” por los propios funcionarios cuando están aislados; esta labor se les facilita con la dispersión que ha hecho el gobierno llevándoles de uno en uno por todas las cárceles del Estado. Por eso ellos luchan con su vida, la única arma que tienen dentro de la cárcel y lo harán hasta la muere para conseguir una vida digna.

AC: El gobierno dice que son cuatro locos sin ningún apoyo de la calle. ¿Qué nos puedes decir a esto?

PS: Mira, yo de este gobierno no me creo nada. Ni la democracia, ni los derechos humanos… Por eso ataca tan cruelmente a estos presos y presas, precisamente porque no son cuatro locos, fanáticos, como tanto han cacareado. Si de verdad el gobierno creyera que eran tan locos y tan fanáticos ¿por qué no les deja vivir todos juntos en una cárcel y que todo el mundo pueda ir a visitarlos y comprobar su estado mental?, ¿por qué tiene que machacarlos hasta llegar al exterminio?, ¿tanto daño hacen “cuatro locos» a un gobierno “democrático”? Con respecto al apoyo en la calle tengo que contar mi experiencia y lo que otros familiares me han contado: estos presos y presas están recibiendo el apoyo del pueblo trabajador, no en balde es su misma lucha. Y ahora, en el tiempo que llevan de huelga, han recibido solidaridad como nunca, a todos los niveles, tanto nacional como internacional. En Zaragoza donde ha estado mi hijo Paco, Olegario y Balmón, hemos recibido toda clase de apoyo y solidaridad, a través de concentraciones delante de estamentos públicos, encarteladas, encadenamientos, manifestaciones y ayuda económica, etc, etc. Lo que el gobirno trata de ocultar es precisamente el gran apoyo de toda clase recibido, incluso con la represión a todos los niveles (control telefónico, seguimientos, detenciones registros, etc, etc)

Entrevista año 1990 a Pepita Seoane. Pág 2.

AC: ¿Vosotros habéis recibido algún tipo de represión durante esta huelga?

PS: ¿Te parece poca represión el que nos estén exterminando a nuestros hijos, secuestrándolos, sentimos todo el día seguimientos e incluso que lleguen a la casa donde parábamos en Zaragoza, a la una de la madrugada, la guardia civil con una autorización de la Audiencia Nacional? Y entraron nueve números, pistola en mano y montada, al estilo “Hombres de Harrelson», poniéndonos manos a la pared. Al dueño de la vivienda le pusieron la pistola en la cabeza. Nos tuvieron así hasta las cuatro de la mañana. Y lo único que pudieron llevarse fueron agendas personales y fotografías de nuestros familiares.

AC: ¿Por qué os oponéis a la alimentación forzosa?

PS: Nos oponemos a la alimentación forzosa porque es otra tortura «legal» que el gobierno socialista ha impuesto a estos presos en huelga, para así romper su lucha. La alimentación forzosa, lo saben muy bien, tanto los médicos como el gobierno, que no les salvará la vida. Pero sí les alarga la agonía dejándoles secuelas irreversibles para toda su vida, como lesiones hepáticas, válvulas mitrales lesionadas; lesiones de riñón, neurálgicas, etc, etc. Todo esto nos lo han dicho los médicos. Algunos se han visto obligados por el gobierno y otros lo han hecho por su voluntad, basándose en el Juramento Hipocrático de «salvar la vida», no importándoles hacerlo mediante la tortura, incluso esposándoles a las camas de pies y manos. La alimentación forzosa consiste en una sonda que se les introduce por la nariz hasta el estómago, y por ella les meten toda clase de compuestos y preparados de los laboratorios.

AC: ¿Tú sabes hasta cuando piensan estar en huelga de hambre?

PS: Según mi hijo Paco «hasta conseguir las reivindicaciones mínimas y justas”, que este gobierno les arrebata sin tener ningún motivo y que ya en el año 81 costó la vida de Crespo Galende en huelga de hambre: reunificación en una sola cárcel de todos y en condiciones de vida digna. Es lo que pretendemos.

AC: ¿Cómo piensas tú que han tratado los medios de comunicación la realidad y el problema de la huelga?

PS: Los medios de comunicación sabemos, cómo la mayoría de la gente, al servicio de quién están; siguen las «sugerencias» del gobierno, como ha sido el quererlos exterminar en silencio. Como la huelga de hambre de estos presos y presas ha sido una denuncia de las condiciones infrahumanas de las cárceles, han pretendido a toda costa silenciar el problema real de fondo; sólo cuando se agravó la vida de estos presos, se han dedicado a “discutir” el sí o el no a la alimentación forzosa, el era o no era un suicidio, esto en el mejor de los casos. La mayoría han dado informaciones falsas, como la de que los familiares «después de bien desayunados inducíamos a nuestros hijos a la huelga”, el montaje burdo y cruel de los médicos del hospital «Miguel Servet” en colaboración con las Fuerzas de Seguridad que los custodian, hicieron con la «despedida del estofado de venado”, callándose que uno de ellos salía del quirófano. Los medios de comunicación piden a gritos libertad de expresión y son ellos los primeros que no respetan la verdad, ni se preocupan de investigar sus informaciones que les dan las “fuentes oficiales” corresponden mínimamente con la realidad.

*Entrevista a Pepita Seoane. Área Crítica. Julio 1990. En face de CSPP.

https://www.facebook.com/101302124622244/posts/422632689155851/

Foto. Pepita portando foto de Suso.

-Entrevista a Pepita Seoane en junio de 2014:

43 minutos.

https://www.youtube.com/watch?v=TtvcNM8NHkQ&feature=emb_logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.