Aniversarios de revolucionarios muertos: Josefa Jiménez Zamora, 40 años. Txomin Muiños Formoso, 35 años. José María Sánchez Casas, 20 años.

Fechas y nombres caídos en enero.

Memoria histórica reciente:

Aniversarios. Enero de muertes de revolucionarios:

Foto. Josefa Jiménez Zamora.

*Josefa Jiménez Zamora. 40 aniversario.

14 de enero de 1981. Tiroteada y torturada.

…En 1974 tomó contacto con la Organización de Marxistas Leninistas de España, empezando a desarrollar su actividad política en los barrios de Villaverde, Carabanchel y Getafe, en el sur proletario de Madrid. A causa de ello fue detenida en tres ocasiones, mostrando siempre ante la policía, un comportamiento ejemplar. En ninguna de las detenciones facilitó dato alguno, ni siquiera su propia militancia en el PCE(r), pese a las bestiales torturas que le infligió la policía.

En 1979, debido a la represión policial y a la necesidad de impulsar el trabajo clandestino, decidió continuar su militancia revolucionaria en el PCE(r) desde la clandestinidad.

Posteriormente también tomó la decisión de incorporarse a los GRAPO, organización a la que dedicó todos sus esfuerzos hasta el momento en que cayó gravemente herida por las balas de la policía.

El 20 de noviembre de 1980 fue gravemente herida en Valencia en un enfrentamiento armado con la policía. Trasladada a un hospital, fue torturada allí mismo, lo que agravó aún más sus heridas. Los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida y el 14 de enero de 1981 murió en el hospital, a los 27 años de edad…

Foto. Txomin Miños Formoso.

*Txomin Muiños Formoso. 35 aniversario.

3 de enero de 1986. Al poco de salir de prisión.

…Nació el 21 de marzo de 1954 en Gallarta.

Al cumplir el servicio militar obligatorio se incorpora de nuevo a su trabajo en la Naval de Sestao, donde toma contacto con el PCE(r). Junto con otros camaradas participa en las huelgas del astillero de la Naval, jugando un papel destacado. A los pocos meses de militancia, la dirección del Partido le propone pasar a la clandestinidad, propuesta que acepta de buen grado. Se integra en el Comité Nacional de Euskadi como responsable de Organización. En 1978 fue propuesto para formar parte de la Comisión de Organización del Comité Central del Partido. En septiembre del 1979 fue detenido por primera vez en Vitoria-Gasteiz. Tras diez días en la DGS, donde es torturado, pasa a la cárcel de Zamora, conociendo la represión y la venganza de los carceleros, en general; pero muy particularmente después de la fuga de Zamora de cinco dirigentes de los GRAPO el 17 de diciembre de 1979.

Salió de la prisión a los seis meses. Al poco tiempo de estar en la calle se incorporó de nuevo a la clandestinidad, desarrollando su trabajo político en Galicia, donde la dirección del PCE(r) le encargó la formación del Comité Nacional, pasando a ser su responsable político. A finales de 1980 fue detenido de nuevo. En esa ocasión los tribunales fascistas decidieron castigar más duramente su militancia comunista y le encarcelaron durante cuatro años.

Las brutales torturas, represión y falta de atenciones médicas de su grave enfermedad crónica, sumió a Txomin en una profunda crisis mental y física, que le llevó a la muerte al poco tiempo de salir de la cárcel…

Foto. José María Sánchez Casas.

*José María Sánchez Casas. 20 aniversario.

27 de enero de 2001. Tras 20 años de prisión, en espera de trasplante coronario.

…Este histórico dirigente obrero de Cádiz, de 55 años de edad, ingresó en la clandestina OMLE en 1968, cuando era obrero del muelle de Cádiz y un conocido director de teatro.

Participó en el Congreso fundacional del PCE(r) en junio de 1975, resultando elegido miembro del Comité Central. Luego pasó a dirigir el grupo y la revista Pueblo y Cultura.

En julio de 1976 fue detenido, torturado y encarcelado. En 1978 fue puesto en libertad y, recién salido de la cárcel, se incorporó inmediatamente a los trabajos del II Congreso del PCE(r).

Luego, al comprobar las dificultades para realizar un trabajo político amplio y abierto, pasó a la clandestinidad y se integró en la dirección de los GRAPO.

En 1979 fue detenido de nuevo, como máximo responsable de esta organización armada antifascista, brutalmente torturado durante 10 días y encarcelado.

Su estancia en prisión fue una continua situación de aislamiento, dispersión, chapeos y plantes en exigencia del respeto a los derechos mínimos dentro la cárcel. Tuvo que emprender 18 huelgas de hambre. La más prolongada de ellas duró 435 días, desde noviembre de 1989 a febrero de 1991, siendo dispersado por 15 prisiones distintas. El 10 de abril de 1996 sufrió un infarto al corazón que le dejó al borde de la muerte. Como secuela de la huelga de hambre le quedó una grave cardiopatía.

Desde entonces no cesó la campaña de solidaridad en la calle para que fuera excarcelado debido a su frágil estado de salud, que en prisión se ve minado y agravado día a día. Hasta los propios servicios carcelarios de la prisión de Sevilla II recomendaron a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias que llevara una vida no tan dura si no querían tener una nueva muerte en prisión. Pero su situación cambió muy poco.

Por fin, la lucha popular consigue que el 20 de julio de 1997 fuera puesto en libertad y, una vez más, recién salido de la cárcel, participa en las tareas del IV Congreso del PCE(r).

En total, en las dos tandas, permaneció 20 años en prisión. Nada más salir de la cárcel, la Fiscalía de Sevilla abrió diligencias contra unas supuestas declaraciones suyas, que fueron falseadas y tergiversadas por los medios de comunicación. Todo quedó en nada, pero al ya grave Sánchez Casas ésto sólo le sirvió para empeorar.

Desde entonces, y lo que su salud le permitió, se dedicó a una extensísima obra cultural, teatral y pictórica, siempre con el componente del compromiso político como argamasa. Sus pinturas y cuadros han sido expuestos en varias partes del mundo.

Pero el fascismo siempre le negó su condición de intelectual comprometido y no le entregaron el primer premio internacional del cartel para el Carnaval de Cádiz de 2001 por su pasado y presente comunista.

En octubre de 2000 entró ya en una fase crítica, con continuas hospitalizaciones, hasta que el 27 de enero de 2001 su corazón se paró para siempre. Tras una larga agonía, murió en la UVI del Hospital de Córdoba esperando un trasplante de corazón que nunca llegó. Sólo llevaba tres años excarcelado…

Biografías completas en sección ‘Caídos’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.