Benito Pérez Galdós. Episodio de ‘Cánovas’: Sobre la clase política; hace 109 años, igual que ahora. Y descarga de ‘Juan Martín el Empecinado’.

Portada de 1912 de «Cánovas», de B.P. Galdos.

Alientos de lucha

Agenda

Episodios Nacionales

-Cánovas-

Benito Pérez Galdós

(Las Palmas de Gran Canaria 1843 – Madrid 1920)

“En las francas expansiones que conmigo tenía Segismundo, se quitaba la máscara hipócrita para revelarme con esta leal llaneza los móviles de su conducta: “Ni tú ni yo, querido Tito, podemos esperar nada del estado social y político que nos ha traído la dichosa Restauración. Los dos partidos, que se han concordado para turnar pacíficamente en el Poder, son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el Presupuesto. Carecen de ideales, ningún fin elevado les mueve, no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que de fijo ha de acabar en muerte. No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos… Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria. ¿Crees tú, Titillo, en la revolución? (…)

…la Madre exponía su pensamiento acerca del porvenir de España en la forma elocuente y profética que traslado a mis buenos lectores: “La paz, hijo mío, es don del cielo, como han dicho muy bien poetas y oradores, cuando significa el reposo de un pueblo que supo robustecer y afianzar su existencia fisiológica y moral, completándola con todos los vínculos y relaciones del vivir colectivo. Pero la paz es un mal si representa la pereza de una raza y su incapacidad para dar práctica solución a los fundamentales empeños del comer y del pensar. Los tiempos bobos que te anuncié has de verlos desarrollarse en años y lustros de atonía, de lenta parálisis, que os llevará a la consunción y a la muerte.

“Los políticos se constituirán en casta, dividiéndose, hipócritas, en dos bandos igualmente dinásticos e igualmente estériles, sin otro móvil que tejer y destejer la jerga de sus provechos particulares en el telar burocrático. No harán nada fecundo; no crearán una nación; no remediarán la esterilidad de las estepas castellanas y extremeñas; no suavizarán el malestar de las clases proletarias. Fomentarán la artillería antes que las escuelas, las pompas regias antes que las vías comerciales y los menesteres de la grande y pequeña industria. Y, por último, hijo mío, verás, si vives, que acabarán por poner la enseñanza, la riqueza, el poder civil y hasta la independencia nacional, en manos de lo que llamáis vuestra Santa Madre Iglesia.

“Alarmante es la palabra revolución. Pero si no inventáis otra menos aterradora, no tendréis más remedio que usarla los que no queráis morir de la honda caquexia que invade el cansado cuerpo de tu nación. Declaraos revolucionarios, díscolos, si os parece mejor esta palabra; contumaces de la rebeldía. En la situación a que llegaréis andado los años, el ideal revolucionario, la actitud indómita si queréis, constituirán el único síntoma de vida. Siga el lenguaje de los bobos llamando paz a lo que en realidad es consunción y acabamiento… Sed constantes en la protesta, sed viriles, románticos y mientras no venzáis a la muerte no os ocupéis de Mariclío… Yo, que ya me siento demasiado clásica, me aburro… me duermo…”.

Foto. Benito Pérez Galdós.

-Sobre el autor:

Destacado y prolífico representante de la novela realista española del s. XIX, escribió su primera novela, La Fontana de Oro, en 1870, que serviría de umbral al desarrollo de su obra principal: los 46 Episodios nacionales, entre los que se encuentra Cánovas. Escribió piezas de teatro, como Electra y Casandra en las que, junto a novelas como Fortunata y Jacinta y Tristana, tratan sobre el papel y la opresión de la mujer. Fue nominado para el Nobel de Literatura, pero ni el régimen ni la Real Academia le apoyaron. En su prolífica producción destacan novelas como: La desheredada, Torquemada, Marianela, Misericordia

En cierta ocasión cuando le preguntaron si creía en el socialismo respondió “Sí. Sobre todo en la idea. Me parece sincera, sincerísima. Es la última palabra en cuestión social. ¡El socialismo! Por ahí es por donde llega la aurora.»

Episodio nacional. Juan Martín.

*Descarga libro Benito Pérez Galdós:

Episodios Nacionales

“Juan Martín el Empecinado”

https://drive.google.com/file/d/1QAR67ilFWEWevtKQb19E9nkbsXLkSh7h/view?usp=sharing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.