Latinoamérica: Protestas y revueltas populares / República Dominicana: Las 3 hermanas Mirabal y el 25-N / Mahir Çayan, revolucionario turco mártir.

Foto. Texto en pancarta que porta mujer delante de barricada de fuego.

Internacional:

Guatemala

-Protestas y revuelta popular

“No se pide permiso para cambiar la historia”.

Fotos de las 3 hermanas Mirabal.

República Dominicana

-Las hermanas Mirabal

Las hermanas Mirabal eran hijas de buena familia, hacendados con negocios de Salcedo, en el Valle del Cibao, República Dominicana. Las cuatro hermanas, Patria (1924), Bélgica ‘Dedé’ (1925), Minerva (1926) y María Teresa (1935) estudiaron como internas en un prestigioso colegio de monjas españolas, el Colegio Inmaculada Concepción, en La Vega. El futuro pintaba cómodo.

Patria se casa a los 16 años con un hacendado vecino y ‘Dedé’ prefiere ayudar a su padre a llevar los negocios y se casa en 1948. Minerva, una estudiante brillante, quiere estudiar Derecho para poder pelearse con la injusticia que campa a sus anchas bajo la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo ‘El Jefe’, generalísimo por la gracia de Dios, ese pésimo comediante. Su madre no le deja, que ya ve venir problemas, más si no deja de verse con Pericles Franco, estudiante de medicina, comunista, que ya ha sufrido exilio.

El 12 de octubre de 1949, el dictador organiza una fiesta para conmemorar el descubrimiento de América e invita a la familia Mirabal. Se ha encaprichado de Minerva. La saca a bailar una y otra vez y le dice que pida por su boquita lo que quiera. Y Minerva le pide que deje en paz a Pericles Franco. Trujillo se sulfura y los Mirabal deciden abandonar la fiesta discretamente, lo que aún sulfura más al dictador al considerarlo una afrenta. Al día siguiente, el padre, Enrique Mirabal, es detenido y encarcelado. Al otro son detenidas Minerva y Chea, su madre, y sometidas a arresto domiciliario en el Hotel República.

Trujillo somete a los Mirabal a estricta vigilancia de sus servicios secretos y los encarcelamientos de don Enrique empiezan a ser recurrentes. Humillado y enfermo, muere en diciembre de 1953. Visto lo visto, doña Chea da permiso a Minerva para estudiar Derecho, mientras que la pequeña, María Teresa, estudia ingeniería y se casa con Leandro Guzmán, estudiante de ingeniería. Minerva también se casará, en 1955, con Manolo Tavárez, muy comprometido en la lucha contra la dictadura. En 1957 Minerva se doctora en Derecho con todos los honores. Trujillo ordena que no se le otorgue la licencia para poder ejercer profesionalmente.

En enero de 1959 la Revolución triunfa en Cuba y Minerva cree llegado el momento de organizar un movimiento que derroque al dictador. Se crea el Movimiento 14 de Junio. En enero de 1960 caen con todo el equipo. Hay un centenar de detenidos, entre ellos las hermanas Minerva y María Teresa y sus maridos. Algunos ya no saldrán con vida de la cárcel La 40, donde han sido sometidos a torturas. Muchos de los detenidos son hijos de buenas familias que tienen hilo directo con Trujillo y no se lo toman muy bien. La iglesia católica tampoco. Las mujeres son liberadas.

Minerva y María Teresa volverán a ser encarceladas otras veces y Patria, que ha cedido su casa en numerosas ocasiones para las reuniones de los opositores al régimen, también está en el punto de mira del Servicio de Inteligencia Militar (SIM). Y Trujillo no soporta que dos mujeres hayan despertado a la gente de su letargo y un runrún recorra la isla. Tiene un plan. Traslada a los maridos de las dos hermanas de la cárcel de Salcedo a la de Puerto Plata, obligándolas a realizar desplazamientos en auto para visitarlos. Y da una orden al SIM. Que parezca un accidente.

El 25 de noviembre de 1960, Patria, Minerva y María Teresa Mirabal van de visita a la cárcel de Puerto Plata. Rufino de la Cruz, un campesino amigo de la familia, les hace de chofer. Al terminar la visita, ya de regreso a Salcedo, las intercepta un vehículo y las encañonan con pistolas. Es un comando del SIM integrado por Ciriaco de la Rosa, Alfonso Cruz Valerio, Emilio Estrada Malleta, Néstor Antonio Pérez Terrero y Ramón Emilio Rojas Lora. Las hermanas Mirabal y su chofer son llevadas a una casa apartada en La Cumbre, donde espera el jefe del operativo, el capitán Víctor Alicinio Peña Rivera.

Peña Rivera supervisa los hechos que acaecen a continuación sin pestañear. Las tres hermanas y el chofer son estranguladas con pañuelos, sus cuerpos apaleados, subidos a su coche y el coche lanzado por un barranco simulando un accidente. No cuela. La gente se solivianta, que treinta años de represión e impunidad ya son muchos, y a la administración USA se le acaba la paciencia con un socio que resulta incómodo.

Seis meses después un comando armado por la CIA tiende una emboscada a Rafael Leónidas Trujillo y lo deja hecho un colador. Los autores del atentado, militares dominicanos, serán eliminados en las siguientes semanas por orden de Ramfis Trujillo, hijo del dictador y nuevo hombre fuerte del país por una temporada antes de derrumbarse definitivamente el régimen Trujillo en noviembre de 1962.

En 2007, la provincia de Salcedo pasó a llamarse Hermanas Mirabal, y en 1981, el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe en Bogotá decide declarar el 25 de noviembre como el Día Internacional de No Violencia contra las Mujeres en honor de las hermanas Mirabal y en denuncia de esa dictadura permanente en la que perviven los Trujillos de matar por casa.

Por cierto. En junio de 1962 se juzga a los autores materiales e intelectuales del asesinato de las Mirabal, condenados a 20 y 30 años de cárcel. Ninguno cumplirá condena. El SIM les proporciona pasaportes y una puerta abierta para irse de rositas al extranjero. En diciembre de 1962, un hombre bueno y sabio, Juan Bosch, gana las elecciones democráticas y empieza a redistribuir tierra y nacionalizar empresas. En septiembre de 1963 la CIA financia un golpe militar que derroca a Bosch e impone un gobierno títere. Manolo Tavárez, el marido de Minerva, se echa al monte con la guerrilla. En diciembre es capturado y fusilado con sus compañeros.

De Toni Alvaro

https://www.facebook.com/100003869931998/posts/1882861278519518

Cartel de La Cheka. Mahir Çayan.

Turquía

-Mahir Çayan.

«No leemos y aprendemos marxismo para hacer parloteo intelectual ni ser policías de tránsito del movimiento revolucionario mundial. Leemos y aprendemos marxismo para cambiar el mundo”.

Mahir Çayan: Comunista turco dirigente del marxista-leninista Partido/Frente Popular de Liberación. THKP-C, asesinado, junto con otros 9 camaradas por soldados turcos el 30 de marzo de 1972.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.