Sangrienta Transición y guerra sucia: 37 muertos en 1979. (5 de 9)

Sobre dibujo revolucionaria muerta «Sangrienta Transición. 1979»

La transición sangrienta en 9 capítulos

(5 de 9)

-1979

*6 DE ENERO. GALDAMES (VIZCAYA)

Felipe Baz González (19 años). Militante de CC.OO. Día de Reyes. Felipe y cuatro amigos más circulan en un vehículo. Un control de carreteras de la Guardia Civil les para. Ellos obedecen. Les hacen bajar del coche y los separan, a punta de fusil y a gritos. Un agente amenaza con un culatazo, Felipe se tapa instintivamente la cara con las manos y, en respuesta, recibe dos disparos a bocajarro, uno en la cabeza y otro en el pecho. Muere en el acto. Ninguna consecuencia penal. Es sólo “un lamentable error”.

*25 de enero, en Tudela, el militante de ETA Juan Luis Etxebarria Agirre, de 25 años de edad, que había sido herido muy grave por la Guardia Civil seis días antes, muere a consecuencia de las torturas que la policía le realiza en el propio hospital.

*26 DE ENERO. BARCELONA

Martí Marcó Bardella (20 años). Independentista catalán, militante de Joventuts d’Esquerra Republicana de Catalunya, fundador de la Agrupació Unitària d’Esquerres (AUE), el Exèrcit d’Alliberament Català (EAC) y Terra Lliure. Fue herido por la Policía al intentar huir en un coche tras ser interceptado casualmente por un control policial en pleno centro del Ensanche. Murió en el hospital, dos días después.

*4 DE MARZO. PARLA (MADRID)

Ursino Gallego-Nicasio. 14 años. Pelotazo de goma en el pecho, disparado por la Policía en una manifestación vecinal que reclamaba abastecimiento de agua.

*9 de marzo, el militante del PCE(r) y de los CAA Goio Fernández Riaño “Aitor”, muere a consecuencia de un balazo dado a quemaropa por un policía municipal, en Muskiz (Bizkaia).

*20 DE ABRIL. MADRID

Juan Carlos Delgado de Codes. 29 años. Militante del PCE(r). Policías de la Brigada Central de Información dirigida por Roberto Conesa, le disparan a bocajarro por la espalda cuando sale, desarmado, de la estación de metro de Lavapiés.

*29 DE ABRIL. MADRID

Andrés García Fernández. 18 años. Asesinado con dos cuchilladas en el corazón, por un grupo de neonazis del Frente de la Juventud. Militante de las JC.

*6 DE MAYO. ANDOAIN (GUIPÚZCOA)

José Ramón Ansa Echevarría. 17 años. Secuestrado de madrugada mientras regresaba a pie a casa de unas fiestas. Apareció muerto por un balazo en la cabeza en una cuneta de la carretera entre Andoain y Urnieta. Su muerte fue reivindicada por la Triple A y el Batallón Vasco Español.

*12 DE MAYO. HENDAIA (FRANCIA)

Francisco Javier Larrañaga Juaristi. Refugiado político y presunto miembro de ETA. Murió en un hospital de Bayona (Francia) un día después de quedar en coma por un disparo en la frente tras un confuso incidente que se produjo en el edificio de las Escuelas Profesionales de Hendaya. Al parecer Larrañaga se escondió de un control policial en dicho centro, donde fue sorprendido por el vigilante nocturno. Un disparo pretendidamente intimidatorio del guarda acabó accidentalmente con la vida. El Informe sobre víctimas de Vulneraciones de Derechos Humanos derivados de Violencia de Motivación Política realizado por el Gobierno Vasco no incluye a Larrañaga en su listado, pero en cambio sí que figura en la lista de COVITE como víctima de la organización parapolicial Batallón Vasco Español.

*26 de mayo, en Rincón de Ademuz (Teruel), la Guardia Civil acaba con la vida de los militantes de los GRAPO Carmen López Sánchez, de 24 años de edad y Raúl Calero Arcones, de 25. En 1987, su madre, su hermana y un amigo fueron detenidos y encarcelados en Cuenca tras visitar su tumba.

*3 DE JUNIO. TUDELA (NAVARRA)

Gladys del Estal Ferreño. 23 años. El movimiento ecologista había convocado ese día la Jornada Internacional contra la Energía Nuclear. Se organizó una concentración en Tudela (Navarra) para protestar contra el Plan Energético Nacional, solicitar la paralización de la central de Lemóniz y protestar contra el Polígono de tiro de las Bardenas, cercano al lugar de la convocatoria. La concentración estaba autorizada y participaban en ella miles de personas pacíficamente cuando se produjo una violentísima carga de los antidisturbios, que expulsó a los concentrados al otro lado del puente sobre el Ebro. Eso era ya territorio de la Guardia Civil. Un grupo de jóvenes comenzó una sentada en el extremo del puente. Varios guardias civiles se acercaron y uno de ellos, José Martínez Sala, disparó un tiro en la nuca de Gladys a bocajarro.

El guardia civil autor del disparo mortal fue juzgado en diciembre de 1981 en Pamplona y condenado a dieciocho meses de prisión. El tribunal entendió probado que al guardia se le disparó el subfusil de “forma no intencionada”.

*10 DE JUNIO. RENTERÍA (GUIPÚZCOA)

Vicente Vadillo Santamaría “Francis”. 32 años. Travesti. En la madrugada del 10 de junio de 1979, Antonio Caba Laguna, policía nacional fuera de servicio, entró en el club Apolo de Rentería en estado de notoria embriaguez. De repente, el policía sacó su arma reglamentaria y mató a Vicente Vadillo Santamaría, conocido en el ambiente como ‘Francis’, de un disparo en la cara.

Al día siguiente, la prensa local hizo mutis sobre el asesinato y algún periódico como el ‘ABC’ tituló ‘Travesti muerto en un club por el disparo de un policía’. En el texto se daba a entender que el policía disparó accidentalmente su arma, si bien en el juicio celebrado cuatro años más tarde, en 1983, los testigos aseguraron que el agente amenazó al encargado del club, momento en el que ‘Francis’ dijo «¿Y por qué no me disparas a mí?», momento en el cual, Antonio Caba se volvió y disparó a la cara de Vicente, que cayó muerto al instante.

La muerte de “Francis” supuso el nacimiento de las primeras manifestaciones a cara descubierta del colectivo de gays y lesbianas de Guipúzcoa. Al día siguiente del asesinato, se organiza una manifestación de protesta que llega hasta el cuartel de la Policía Nacional en Rentería. La protesta es disuelta a pelotazos y porrazos, pero se ha perdido el miedo. El día 12 de junio se organiza una gran manifestación en San Sebastián, la primera que visibiliza al colectivo de gays y lesbianas agrupado en torno a EHGAM en Guipúzcoa y consolida la presencia de EHGAM en el País Vasco.

El asesino fue sentenciado a nueve meses, pero nunca entró en prisión.

*22 DE JUNIO. BASAURI (VIZCAYA)

Diego Alfaro Orihuela. 50 años. Agente comercial, en circunstancias poco claras fue alcanzado en la cabeza por un disparo, a las once de la noche del viernes, cuando circulaba en coche por las inmediaciones del cuartel de la policía de Basauri, junto con otros dos compañeros.

*25 DE JUNIO. BAIONA (FRANCIA)

Enrique Gómez Álvarez. 25 años. Frente al restaurante Udalaltz, en Bayona, varios individuos le ametrallaron desde un automóvil de matrícula francesa, que se dio a la fuga de inmediato. Gómez Alvarez se había refugiado en Francia en 1974, estaba casado, y su mujer se encontraba embarazada de ocho meses en el momento del atentado.

*26 DE JUNIO. VALENCIA

Valentín González Ramírez. 20 años. 20 años. Trabajador en la carga y descarga del Mercado de Abastos, afiliado al Sindicato de Transporte de CNT. Se convoca una huelga legal y pacífica, seguida masivamente, entre los asentadores del Mercado. De repente, la policía carga brutalmente con botes de humo y porras. Entre los apaleados está el padre de Valentín. Al ver esto, el joven se giró y dijo “ya está bien de pegar a mi padre”. Entonces, un policía le disparó a bocajarro una pelota de goma directa al pecho, que le reventó el corazón. Tendido en el suelo, y según los testigos, aun le pegaron con una porra. La conclusión de la autopsia fue que había muerto de “parada cardiaca”.

Dos días después, el 27 de junio, fue su entierro. Se convocó una huelga general, seguida en todo Valencia. Desde el Hospital Clínico hasta el cementerio, un recorrido de unos 10 kilómetros, entre 200.000 y 400.000 personas acompañaron el féretro del joven anarquista.

Así lo contó la periodista Rosa Solbes, para la revista “Valencia Semanal”: “Se forma la capilla ardiente en el túmulo A del depósito. La familia de Valentín está allí y raras veces pierde la serenidad. Por el velatorio pasan, durante la mañana, cientos de personas. Es un continuo desfile de compañeros y coronas con cinta negra. La huelga ha empezado y las calles están vacías de autobuses. Algunos comercios cierran. Igualmente, las empresas del metal, construcción, madera, químicas,…Torrent queda paralizado. En el ayuntamiento los políticos mantienen una oficina permanente y los funcionarios no trabajan. Los carteros no reparten correspondencia. La televisión apenas dices nada y lo poco que dice lo hace después de noticias de fútbol, ajedrez y moto-cross.

A las 15:30 el furgón negro empieza a andar. El padre y la hermana andarán tras el féretro los 10 kilómetros que conducen hasta el cementerio. Al pasar por Viveros, las obras de los pisos están paradas y los albañiles están abajo. La comitiva no se desvía hacia gobierno civil y sigue por la Alameda. Los vidrios de Las Provincias quedan hechos añicos. Cien mil valencianos recorren el puente y hay algunas banderas: rojas, rojinegras, cuatribarradas y algunas con el escudo del consell. El presidente se ha sumado como uno más, así como el presidente de la diputación, a la manifestación de duelo. El alcalde también está y dirigentes de izquierda y uniformados de la S.A.L.T.U.V. y agricultores de Unió.

Frente a los juzgados, tremendo abucheo a la policía y esta desaparece. Gobierno militar está herméticamente cerrado. Las campanas no tocan a muerto, pero, a las 15:00, las sirenas de los barcos del puerto habían sonado 3 veces.

En el cementerio, el féretro con la bandera de la CNT entró en volandas sobre manos acostumbradas a cargar y el silencio queda roto a partir de ese momento. Al fondo del todo, a la izquierda, está el nicho reservado para Valentín. La capa de cemento fue cubierta por decenas de coronas. Se llevan a la familia y la manifestación se disuelve. Durante muchas horas más la ciudad permanece de luto. Al oscurecer, la lluvia borra los trazos de tiza sobre el suelo del mercado.”

Foto. Una republicana Popular, en un balcón.

*28 DE JUNIO. PARÍS (FRANCIA)

Francisco Javier Martín Eizaguirre. 42 años. Dirigente del PCE(r). Asesinado de cinco disparos por la espalda mientras comía en un restaurante por el Batallón Vasco Español. Sus familiares interpusieron una querella en París para conocer las circunstancias del asesinato, pero la policía francesa no investigó nada y los jueces cerraron el caso.

Después se supo que sus asesinos fueron Jean Pierre Cherid y Mohamed Talbi, pied noirs, antiguos mercenarios de la OAS acogidos por los servicios secretos españoles después de la liberación de Argelia y, tras la victoria del PSOE en 1982, sicarios de los GAL.

*29 DE JUNIO. PARÍS (FRANCIA)

Aurelio Fernández Cario. 28 años. Militante del PCE(r) e impulsor de Socorro Rojo. Tiroteado delante de su domicilio por los mismos asesinos de Francisco Javier Martín Eizaguirre, y también bajo las siglas del Batallón Vasco Español.

*29 DE JUNIO. RENTERÍA (GUIPÚZCOA)

Teodora Sánchez Ofretorio. 78 años. Atropellada por un coche de la Policía Nacional que circulaba a toda velocidad por las calles del centro, y en sentido contrario.

*15 DE JULIO. MADRID

Salomé Alonso Varela. 28 años. El populoso barrio madrileño de Malasaña está repleto de jóvenes. Poco después de la medianoche, una tremenda explosión. Una bomba con varios kilos de Goma 2, colocada en un contenedor en el número 23 de la calle San Andrés, junto al bar El Parnasillo, frecuentado por abogados de CC.OO., estalla y mata a Salomé Alonso. Su marido, Jesús Cañedo, abogado laboralista, resulta herido de gravedad. Otras diez personas sufren lesiones a causa la explosión. Decenas de locales y edificios quedan afectados, incluido el Teatro Maravillas.

Los responsables del atentado son un grupo fascista vinculado a Fuerza Nueva. Posteriormente se supo que habían sido responsables también de una serie de atentados con bomba a resultas de los cuales resultó muerta otra persona.

*2 DE AGOSTO. BIARRIZ (FRANCIA)

Jon Lopategi Carrasco. 36 años. El 20 de enero de 1972 fue detenido por organizar una huelga en la empresa donde trabajaba, Tarabusi, y fue despedido de ella. Posteriormente se vio forzado a exiliarse en Iparralde. En enero de 1979 es confinado en Valensole por el gobierno francés y se le prohíbe permanecer en los departamentos fronterizos. Jon rompe esa prohibición. El 2 de agosto se dirigía en coche a la playa junto a dos compañeros. Observaron que estaban siendo seguidos por otro coche. No pudieron despistarlo y fueron ametrallados. Jon Lopategi murió en el acto por un disparo en la cabeza.

*13 DE AGOSTO. MONFORTE DE LEMOS (LUGO)

Emilio Fernández Castro. 36 años. Durante las fiestas patronales de Monforte se producen unos incidentes entre unas docenas de jóvenes y miembros de la Policía Nacional. Según algunos testigos, Emilio fue golpeado por varios policías, pese a ser ajeno a los enfrentamientos. Según la madre del fallecido, su cuerpo presentaba fuertes hematomas en espalda, brazos y cabeza. La versión oficial, sostenida por el alcalde de UCD, al que se hacía responsable de los incidentes, fue que la causa de la muerte fue la rotura de una válvula artificial que Emilio Fernández tenía implantada en su corazón.

*14 DE AGOSTO. EL ESCORIAL (MADRID)

Pedro Tabanera Pérez. 20 años. Militante de los GRAPO. La Policía Nacional le tiende una emboscada en la estación de El Escorial. No se sabe con exactitud qué ocurrió allí, pero se produjo un tiroteo en el que Pedro Tabanera resultó muerto. Presentaba herida con orificio en el omoplato derecho y orificio en el pectoral del mismo lado. En el hospital de La Alcaldesa, de San Lorenzo del Escorial, donde fue ingresado, manifestaron que “no podían facilitar el parte facultativo” que aclarase cuál de los dos orificios era el de entrada, es decir, si le habían disparado de frente o por la espalda.

*25 DE AGOSTO. GASTEIZ (ÁLAVA)

Justo López Zubirian. 43 años. Félix Minguela Sanz. El policía nacional Antonio Macías Benítez, de paisano y borracho, provoca una riña en el restaurante Las Vegas, situado en el barrio industrial de Zaramaga. El encargado del local, Justo López, echa del establecimiento al grupo de alborotadores. El policía vuelve pasados unos minutos y pide una copa de whisky. Justo se niega a servirle alcohol. Acaba sirviéndole una tónica, que Antonio Macías consume en un extremo de la barra. Le dice a un camarero: “vete de aquí porque a las ocho a ése y a ése les va a pasar algo gordo”, señalando a Justo y otro empleado del restaurante. A continuación, sale del local, toma un taxi, se dirige a recoger su pistola y vuelve a Las Vegas. Allí dispara sobre Justo López y un cliente habitual, Félix Minguela, repartidor de butano, matando a los dos.

*31 DE AGOSTO. ARGANDA DEL REY (MADRID)

José Prudencio García. 44 años. El día 19 de agosto se produjo un enfrentamiento entre un grupo de jóvenes que lucían símbolos fascistas y algunos chicos del pueblo. Desde ese día, el grupo fascista volvía todas las noches al pueblo en actitud provocadora: conducir coches por la avenida central a toda velocidad y amagando con atropellar a los viandantes, insultar y agredir a vecinos, romper una botella de coca-cola en la boca a un joven… El día 31, un grupo de argandeños, decididos a acabar con esas provocaciones diarias, identifica a los fascistas en el centro del pueblo y comienza a perseguirles. Uno de los perseguidos saca una pistola y dispara. Más vecinos se suman a la persecución. El de la pistola y otro que le acompaña roban un coche. Unas 30 personas les rodean y logran detener a Francisco Molina. El otro sigue disparando y huye. José Prudencio García resulta alcanzado por los disparos y muere.

*1 DE SEPTIEMBRE. SAN SEBASTIÁN (GUIPÚZCOA)

Iñaki Kijera Zelarain. 18 años. Las Gestoras pro Amnistía convocaban unas jornadas de apoyo a los refugiados políticos vascos. El día anterior, más de 40 cargos electos se habían encerrado en la Diputación de Guipúzcoa con ese mismo objetivo.

La policía antidisturbios disuelve a los manifestantes en el Boulevard de San Sebastián. Iñaki trata de alcanzar los jardines de Alderdi Eder cuando un policía, a menos de 10 metros, le dispara con fusil. La bala le atraviesa de parte a parte, le perfora el pulmón y le fractura las costillas. Los policías impiden, con golpes y pelotas de goma, acercarse a las personas que tratan de auxiliar a Iñaki, entre ellos un médico y dos enfermeros de la Cruz Roja que se identificaron como personal sanitario. Cuando pudieron atender al herido, su situación era ya irreversible.

El autor del disparo, Salvador Méndez Villatoro, fue acusado de un delito de homicidio por imprudencia y tuvo una petición fiscal de 1 año. Su versión fue que ignoraba que hubiera un proyectil de fuego real entre los cartuchos con los que él mismo había cargado el arma.

*13 DE SEPTIEMBRE. MADRID

José Luis Alcazo. 25 años. Seis terroristas de extrema derecha asaltaban a un joven en el madrileño parque del Retiro y le partían la cabeza con bates de béisbol. Horas más tarde, fallecía camino del hospital, con el parietal roto y un profundo derrame cerebral.

Los ultras procesados por matar al joven, llamados “Los Bateadores”, declararon que querían limpiar el Retiro de “gente sucia” y convertirlo en “zona nacional”. Asimismo, reconocieron que habían atacado a José Luis porque llevaba “melenas y barbas”. Todos los agresores eran hijos de militares de alta graduación. Entre ellos estaba Fernando Pita da Veiga y Corral, sobrino de Gabriel Pita da Veiga, almirante y ex ministro de Marina desde junio de 1973 hasta abril de 1977.

En el juicio se calificó el asesinato como “homicidio sólo con intención de lesionar”. Excepto dos, todos los acusados quedaron en libertad tras el juicio, puesto que se les impusieron penas menores.

*20 DE SEPTIEMBRE. OVIEDO (ASTURIAS)

Valeriano Martínez Pérez. 44 años. Camionero. Formaba parte de un piquete en la huelga de transporte convocada en Asturias. La Guardia Civil interviene para disolverlos y, en el enfrentamiento, el cabo al mando dispara en el pecho a Valeriano Martínez. Tras su muerte los autobuses de Gijón y Oviedo pararon en señal de luto y los camioneros convocaron dos jornadas de paro como protesta.

*5 de octubre, en Baiona, el BVE asesina a Justo Elizaran Sarasola “Periko”, de 25 años de edad, militante de ETA.

-8 de octubre, en San Sebastián, la policía mata al militante de ETA, Juan Ignacio Erdozia Larraza, de 26 años de edad.

-17 octubre, en Izaskun (Tolosa), la Guardia Civil mata a Francisco Aldanondo Badiola, de 30 años de edad y militante de los CAA. Fue el último preso de ETA que salió en la falsa amnistía de 1977.

-11 noviembre, en Lakuntza (Nafarroa), Mikel Arregi Marín, concejal de HB, asesinado por la G.C. en control de carretera en Etxarri. Tenía 32 años.

-8 de diciembre, un denominado Grupo Antimarxista incendia la sede del Movimiento Comunista en Valladolid, resultando muertos dos ancianos, Manuel Álvarez Blanco, de 69 años y Victoria Arranz, de 64.

-13 de diciembre en Madrid, tras una manifestación estudiantil contra la LAU, mueren a consecuencia de los disparos efectuados por la policía, los estudiantes José Luis Montañés Gil y Emilio Martínez Menéndez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.