Texto leído en marcha a Lannemezan por Georges Abdallah / Sahara: Presos políticos condenados a 12 y 2 años; juicio al Grupo Gdeim Izik, 4-N / La difusión del ateísmo anarquista en 1914 / Hitler en misa.

Foto. Frente a la cárcel, con pancartas y botes de humo.

Internacional:

Francia

-Carta leída frente a la prisión de Lannemezan

¡Victoria o victoria! ¡Libertad para Georges Abdallah!

Queridos camaradas y amigos,

Aquí estamos, por décimo año consecutivo, frente a este centro penitenciario de Lannemezan. Diez años ya en los que hemos denunciado aquí como en otros lugares la detención de nuestro compañero Georges Abdallah, exigimos la imperiosa necesidad de su liberación y reafirmamos nuestro apoyo incondicional al gran luchador de la resistencia que es y a las batallas que afrentó.

Ya diez años, pero también 36 años de prisión y toda una vida de lucha por esta conciencia inquebrantable que Georges Abdallah expresa con cada una de sus declaraciones -y que hacemos nuestras- de que otro mundo no solo es posible sino necesario.

Porque conocemos bien, escuchando o leyendo atentamente cada una de sus declaraciones -como se acaba de hacer hace un momento- luchar por Georges Abdallah y con Georges Abdallah, es, en esta guerra. clase contra clase: luchar contra el sistema capitalista, imperialista, colonialista y neocolonialista, sinónimo de ocupación, explotación y dominación, que ya no es -como dice nuestro propio compañero- sólo «barbarie», «destrucción de la humanidad» y“desperdicio de recursos”.

Georges está luchando por hacer rendir cuentas a los que creyeron y se creen intocables.

Está luchando junto a las masas y los barrios obreros que denuncian enérgica y resueltamente las injusticias, la violencia policial y la represión, la corrupción, el descuido de las autoridades y que luchan sin descanso, a veces en levantamientos casi insurreccionales, por sus logros y sus derechos.

Es luchar contra todas las formas de represión que al amparo de regímenes excepcionales votaron plenos poderes en la unión sagrada, estados de emergencia, leyes antiterroristas, leyes contra el llamado separatismo, toque de queda, órdenes permanentes, que destrozan nuestras libertades fundamentales y deja carta blanca a las fuerzas represivas policiales y judiciales.

Luchar por Georges Abdallah y con Georges Abdallah, también lo sabemos bien, es también oponerse a todas las formas de nacionalismo reaccionario y sus insinuaciones nauseabundas, particularmente notorias en los últimos días, un internacionalismo impecable.

Significa estar al lado de la gente en todas partes y apoyar, con total y completa solidaridad, sus luchas y su resistencia.

Significa luchar junto a la resistencia palestina, por la realización de todos los derechos del pueblo palestino, incluido el derecho al retorno de todos los «refugiados», en apoyo de la Intifada, de la juventud palestina, de los héroes de la resistencia cautivos en cárceles sionistas; es apoyar la revolución palestina y luchar contra la normalización y todas las formas de liquidación. Se trata claramente de posicionarse contra todas las formas de postergación, compromiso, negociaciones e ilusiones sin fin que solo tienen como objetivo liquidar el movimiento de liberación nacional palestino y reducirlo a una simple cuestión humanitaria. Significa apoyar la resistencia por todos los medios en beneficio de los intereses del pueblo palestino y de los pueblos de la región.

Por esta línea roja que traza con cada una de sus declaraciones y que debemos mantener imperativamente como un marcador de lo que es progresista y revolucionario y lo que no lo es, ¡Georges Abdallah es en verdad nuestro compañero! A través de esta afirmación plenamente aceptada de que si realmente existe un derecho justo y legítimo hoy en día, es el derecho a rebelarse, ¡Georges Abdallah es de hecho nuestro camarada!

Georges Abdallah, tus luchas son las nuestras y si hay una que cada vez más reivindicamos en toda Francia y en todo el mundo es la de la reivindicación de tu liberación. Mil iniciativas solidarias florecen por doquier para proclamar esta exigencia y recordar a la máxima cumbre del Estado esta imperiosa necesidad dirigida al Ministro del Interior de «debe firmar».

Armados con su conciencia, sabemos muy bien que es siempre, y en su caso en particular, a nivel de los cuerpos políticos donde todo se decide, lejos de un juego legal cargado, sobre todo al servicio de la clase dominante. Armados con su previsión, sabemos muy bien que la decisión de no dejarlo en libertad es una decisión política y por eso estamos luchando en el campo político.

Este camino hacia la liberación y la libertad es largo, lleno de escollos y contradicciones, pero allí nuevamente si hay una afirmación de nuestro compañero Georges Abdallah de que hacemos nuestro, es el de la imperiosa necesidad de la lucha y resistencia, en la diversidad de nuestras expresiones y la convergencia de nuestros compromisos para que la liberación de nuestro compañero se traduzca finalmente en acción y porque “es juntos y solo juntos que ganaremos”, “por la victoria o la victoria”.

Frente a la cárcel de Lannemezan, 24 de octubre de 2020. Campaña unitaria internacional.

Foto. Amaadour.

Sahara

-El preso político saharaui Lahoucine Amaadour (Husein Brahim) condenado a 12 años

El 21 de octubre, el preso político saharaui Lahoucine Amaadour fue condenado a 12 años.

Amaadour fue llevado al Tribunal de Apelación en Marrakech, Marruecos. El joven saharaui compareció ante el tribunal vestido con un daraa (traje tradicional saharaui) entonando canciones y alegatos apelando al derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y la independencia.

Amaadour negó todas las acusaciones reafirmando que su detención fue debido a su activismo no violento a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui y que todo el proceso tiene motivaciones políticas.

Amaadour, que se encuentra en la prisión de Oudaya, Marrakech, ha visto pospuesto su juicio al menos por seis veces desde el inicio de la pandemia de Covid, a pesar de la prisa del poder judicial marroquí por realizar el juicio, para que no pudiera estar presente ningún observador internacional.

https://porunsaharalibre.org/2020/10/22/el-preso-politico-saharaui-lahoucine-amaadour-husein-brahim-condenado-a-12-anos/

Fotos. Bouzin y Bega.

-Los jóvenes presos políticos saharauis Mansour Othman Bouzid Al-Moussaui y Salek Bega fueron condenados a dos años de prisión condicional

Los dos presos políticos fueron detenidos tras las celebraciones de la victoria argelina en la Copa Africana de Fútbol de 2019 y tuvieron varios aplazamientos de audiencias. Fueron víctimas de acusaciones falsas no probadas y condenados a un año. El tribunal de apelaciones de El Aaiún ha decidido el 20 de octubre condenarles a una sentencia condicional de dos años.

Foto en juicio a presos políticos Grupo Gdeim Izik

-Los presos políticos del Grupo Gdeim Izik, juicio el 4 de noviembre

Recordamos que el último juicio de los presos de Gdeim Izik finalizó en julio de 2017 y el Tribunal de Casación hasta ahora no ha tenido una audiencia sobre la validez del caso.

El Tribunal Militar de 2013 fue revocado tras una decisión del Tribunal Supremo Federal en 2016 que remitió el caso a un tribunal civil.

Ambos juicios carecen de los principios más básicos de un juicio justo y la solicitud de los presos de una investigación independiente sobre la tortura, que denunciaron continuamente, no se realizó en ninguno de los procesos.

Su abogada no espera nada, ya que el tribunal de casación no se ocupó de la investigación de la tortura, pero que era hora de que Marruecos respetara las medidas provisionales dictadas por el Comité contra la Tortura.

Portada libro de Faure

Un poco de historia del movimiento obrero

Ateísmo anarquista

Francia

-Las ‘Doce pruebas de la inexistencia de Dios’: un folleto muy popular también en España hasta 1939

Obra del pedagogo, escritor, divulgador y filósofo anarquista francés Sébastien Faure (Saint-Étienne, 1858 – Royan, 1942), las Doce pruebas de la inexistencia de Dios es una conferencia publicada en Francia en 1914, y que en España se leyó muchísimo hasta la Guerra Civil.

Los temas elegidos en sus conferencias estaban destinados al público en general, muchas veces vinculados a la actualidad, y entre éstos ocupó un lugar destacado la propaganda antirreligiosa. Le gustaban sobre todo los discursos sobre la no existencia de Dios, y era habitual que en sus giras un sacerdote local fuera invitado para la réplica. El 12 de enero de 1906, por ejemplo, dio una importante conferencia en París sobre la quiebra del catolicismo, invitando a los abades Viollet, Garnier y Naudet, así como al periodista y político Marc Sangnier, creador del movimiento Le Sillon y promotor del catolicismo democrático y progresista. No es raro, pues, que en 1912 encontremos ya impreso un folleto de respuesta a las tesis de nuestro protagonista.

El desarrollo de un tema en diferentes conferencias con frecuencia daba lugar a la publicación de un folleto. Es el caso de las Doce pruebas de la inexistencia de Dios, que sintetiza los argumentos antirreligiosos de Faure desde 1908 aproximadamente, completados más tarde en La impostura religiosa (1923). Un argumentario que parte de las características de Dios tal y como lo definen los propios creyentes, a su idea y concepto de Dios, para desarrollar después una serie de razonamientos que una y otra vez llevan a la conclusión de que Dios no existe. Un argumentario, pues, que se aleja tanto de la tradición atea centrada en los ataques al clero (Faure sólo lo hace como remate al final del opúsculo) como también del marxismo (la religión es el opio del pueblo)y del cientifismo positivista.

En España se publicó en 1916 en la Biblioteca Tierra y Libertad. Más tarde aparecerían tres ediciones más en la misma colección, así como otras en El Obrero Moderno, Acracia, Vértice, El Sembrador, La Revista Blanca y, de nuevo, Tierra y Libertad, que durante la Guerra Civil reeditó el texto en sus Cuadernos de Educación Social. También hay que destacar la edición en castellano de la Librería Internacional de París (1927).

Por su carácter científico, profundamente racionalista, y su original despiece de la doctrina cristiana, las Doce pruebas de la inexistencia de Dios fueron muy apreciadas por los lectores obreros e intelectuales de todo pelaje, por lo que el libro fue uno de los títulos más populares de todo el movimiento editorial libertario francés, y también del hispano, alcanzando la descomunal cifra de al menos 300.000 ejemplares vendidos hasta el año 1939.

Foto Hitler saliendo de misa.

-Imágenes históricas

El nazi Adolf Hitler, saliendo de una Iglesia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.