Lucio García Blanco, preso comunista en Topas: «Se junta el agravamiento de la crisis económica mundial ya crónica, con el coronavirus, y se ha reducido el comercio internacional a nivel de hace un siglo».

Foto. «Lucio García Blanco. Preso político PCE(r)»

Cartas desde prisión:

Lucio García Blanco

Topas, septiembre 2020

«…Ayer escuché por TV que Castilla y León perderá en los próximos años más de doscientos mil habitantes, y la poca industria que se mantiene también está en peligro de desaparecer. Pero algo parecido está pasando por el resto de las zonas rurales de toda España, así como en las industriales. Lo único que parece que crece un poco es el turismo rural, pero este sector da muy pocos puestos de trabajo.

No obstante, el problema principal en estos momentos es el coronavirus y su segunda ola de contagios, con España a la cabeza de Europa por sus 10.000 contagios diarios. Mas la realidad es que se va detrás del bicho en vez de adelantarse a él con medidas eficientes. La causa principal es que se pone por encima de la vida de los trabajadores, los intereses de las empresas capitalistas. Es significativo que, mientras hablan mucho de mascarillas y de que no se salga de casa, los metros de Madrid y los autobuses, tengan que ir abarrotados de trabajadores y no se haya parado la producción. En China hace mes y pico que ya no hay contagios porque si lo hicieron, y algo similar se puede decir de Cuba, Venezuela y algún otro país asiático.

Claro que en estos países también vienen demostrando que tienen una sanidad muy superior a la del resto del mundo, y que además es totalmente gratuita. Los cubanos han ofrecido médicos a muchos países, incluida Italia; los rusos y chinos han donado material sanitaria por bastantes zonas del mundo. Asimismo, es muy significativo que sean estos dos últimos países, los primeros que has conseguido la vacuna contra el bicho, y que la estén ofreciendo por todo el mundo, lo que les viene consolidando a nivel mundial tanto en el plano económico, comercial y político, como el bloque más fuerte; al tiempo que retroceden los EE.UU.
El tema es que se junta el agravamiento de la crisis económica mundial ya crónica, con el coronavirus, y se ha reducido el comercio internacional a nivel de hace un siglo, cayendo en picado el precio de las materias primas, así como el de las mercancías más elaboradas, lo que afecta a los países imperialistas, así como a los que están en vías de desarrollo, aunque estos últimos quedan en una situación mucho peor.
Muchas decenas de miles de millones de dólares han huido de México, Brasil, Sudáfrica, etc. Es muy probable que asistamos a una gran estampida de emigración hacia los países del Norte.

Los Estados también aprovechando para imponer todo tipo de medidas de control y de excepción a los trabajadores y las masas populares, como ha sido el propio Estado de alarma aquí. Y la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, puso en marcha el 1 de abril, un programa Datacovid para rastrear cuarenta millones de móviles, con la disculpa de controlar los contagios. Así mismo, la RENFE obligará a los pasajeros a dar su nombre y, su número de móvil para comprar un billete.
Otra cuestión es que, al tiempo que se toleran todas las manifestaciones de los fascistas; se reprimen bastantes de las que hacen los grupos antifascistas, o los barrios populares; como la que se realizó hace unos días en Vallecas -Madrid-, donde además se detuvieron a varias personas.

Por otra parte, asimismo cabe preguntarse porque el gobierno solicita en estos momentos el indulto de los presos políticos catalanes. Y parece evidente que se trata de una medida para que los dos partidos políticos catalanes más votados se inclinen a apoyar los próximos presupuestos del Estado que presente el gobierno, así que habrá que esperar a ver que ocurre. Mas no hay que descartar que ese indulto ya se haya negociado entre unos y otros, aunque a la prensa y la TV, los partidos catalanes le vengan remarcando que quieren la amnistía. De todas formas, eso ni mucho menos podrá frenar el desarrollo del procés catalán por su legítimo derecho a la autodeterminación, ya que hay un pueblo y otros partidos políticos y organizaciones como los CDR que seguirán luchando con todas las consecuencias.

Volviendo al coronavirus y la crisis económica, ni que decir tiene que la situación se está poniendo muy difícil para los trabajadores, y que a no muy tardar las luchas de estos y otros sectores populares se pueden generalizar y radicalizar bastante, creándose buenas condiciones para exigir la ruptura democrática, y desarrollar la lucha por el socialismo.

Pero a nivel internacional, la situación se puede poner realmente explosiva, sobre todo en Latinoamérica, en países como Colombia, Chile, Perú, etc.”

Lucio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.