Ali Osman Köse, preso político turco, 37 años encarcelado, enfermo / Sahara: Aislamiento prolongado a los presos políticos, protestas y ayunos; juicios a periodistas; control a ISACOM.

Cartel ‘Freiheit für Ali Osman Köse’

Internacional

Turquía

-El preso político Ali Osman Köse lleva 37 años en prisión en dos etapas

Instituciones democráticas exigen la liberación de un preso político enfermo. Es uno de cientos de presos enfermos cuya liberación se ha solicitado reiteradamente.

Ali Osman Köse lleva 26 años cumpliendo una cadena perpetua. De hecho, su cautiverio no se limita a estos 26 años.

Entre 1980 y 1990, volvió a pasar 10 años en la cárcel.

En otras palabras, si no se tienen en cuenta sus detenciones de corto plazo, Ali Osman Köse ha pasado un total de 37 años de cárcel hasta ahora.

Sigue defendiendo firmemente su ideología e ideales como el día de su entrada en la cárcel como revolucionario.

A pesar de su larga resistencia, Ali Osman Köse, de 63 años de cárcel, tras 37 años de cárcel y 26 años en aislamiento, está gravemente enfermo. Su celda mide menos de 10 metros cuadrados.

En julio de este año, Ali Osman Köse ya sufrió una pérdida de conciencia y no ha podido recuperarse totalmente desde entonces y actualmente tiene presión arterial muy alta.

Queremos que Ali Osman Köse viva.

No dejemos que el fascismo de ACP mate a Ali Osman Köse después de hacerlo con Helin Bölek, Mustafa Koçak, Ibrahim Gökçek y Ebru Timtik!

Pedimos la liberación inmediata de ALI OSMAN KÖSE!

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=3349254881778071&id=1272604129443167

Foto. Sidahmed Lemjeyid.

Sahara

-Aislamiento prolongado a los presos políticos

Sidahmed Lemjeyid, preso político saharaui del grupo Gdeim Izik, permanece en régimen de aislamiento prolongado en la prisión marroquí de Ait Melloul.

Según información de la familia Lemjeyid, no obtuvo ningún tratamiento médico a pesar del estado de salud sumamente preocupante.

Lemjeyid fue condenado a cadena perpetua y permanece como el resto de este grupo a la espera de la decisión de la Corte Suprema sobre el último juicio que no cumplió con los requisitos básicos de un procedimiento justo y equitativo.

A pesar de solicitar un traslado a Bouzakarn hace más de un año, Lemjeyid permanece en Ait Melloul.

El aislamiento prolongado al que son sometidos la mayoría de los presos de Gdeim Izik se considera una de las formas más crueles de tortura.

Foto. Brahim Ismaili.

-Protestas y ayunos contra incomunicación

El preso político saharaui Brahim Ismaili, del grupo Gdeim Izik, realizó un ayuno de 24 horas en protesta por los constantes malos tratos que ha sufrido y el hecho de que se le haya impedido contactar con su familia por teléfono desde hace varios días.

Durante la pandemia de Covid 19, el contacto telefónico es la única forma de que la familia esté informada sobre el estado de salud de los presos. La retirada arbitraria del derecho a comunicarse con la familia constituye una grave violación de los derechos de los presos en virtud del derecho internacional y el derecho marroquí.

Brahim Ismaili fue condenado a cadena perpetua y permanece como el resto de este grupo a la espera de la decisión del Tribunal Supremo de Marruecos sobre el último juicio que no cumplió con los requisitos básicos de un procedimiento justo y equitativo.

Actualmente detenido en la prisión de Ait Melloul en Marruecos, Ismaili ha estado en régimen de aislamiento desde su traslado en 2017.

Foto. Brahim Amrikli.

-Juicios aplazados por falta de garantías de defensa a periodista

El tribunal de las autoridades marroquíes de ocupación de El Aaiun (capital de los territorios ocupados del Sahara Occidental) ha aplazado el juicio del periodista saharaui, del medio de comunicación NUSHATTA, Brahim Amrikli.

El aplazamiento fue marcado para el próximo 16 de noviembre a petición del abogado defensor para preparar la defensa. Amrikli espera juicio en libertad.

Brahim es miembro de la Fundación Nushatta creada en 2013, una organización saharaui que monitorea la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental y difunde noticias en las redes sociales rompiendo el silencio impuesto en los territorios ocupados.

Brahim Amrikli cubrió manifestaciones y también trabajó en documentales, como un informe sobre la mina de fosfato de Bou Craa en los territorios ocupados del Sahara Occidental.

El fiscal del tribunal marroquí de primera instancia de ocupación de El-Aaiun acusó, el 17 de mayo, al periodista saharaui Amrikli de violar el reglamento de emergencia sanitaria vigente durante la pandemia del Covid 19, en virtud del decreto-ley sobre emergencias sanitarias aprobado en marzo de 2020, y también fue acusado de haber proferido “insultos a funcionarios públicos”, en los términos del artículo 263 del Código Penal. En su primera audiencia el 7 de septiembre, el Tribunal de Primera Instancia de El-Aaiun decidió aplazar el juicio hasta el 28 de septiembre. Tras el suspenso, pasa al 16 de noviembre.

Brahim fue detenido por cuatro policías en la ciudad ocupada de El-Aaiun, quienes lo obligaron a subir a un vehículo policial, con el pretexto de haber violado el estado de emergencia impuesto por la propagación del “Coronavirus”.

El periodista fue detenido “a pesar de tener autorización de viaje” e “incluso sufrió abusos mientras estuvo detenido en la comisaría”.

Otra detención, la del periodista saharaui Essabi Yahdih, fundador de los medios de comunicación Algargarat, el 1 de julio de 2020 en la ciudad ocupada de El-Aaiun, confirmando que él también había sido detenido por sus actividades en la comunicacion social.

Fotos vigilacia policial a Isacom.

-Activistas bajo ataque de las autoridades de ocupación marroquíes

ISACOM, la ONG saharaui recién fundada en los territorios ocupados del Sahara Occidental, es blanco del Reino de Marruecos, varios de sus miembros tienen sus casas sitiadas.

El 20 de septiembre, ISACOM celebró su asamblea fundacional y eligió a los miembros de la junta que incluyen a Aminetou Haidar como presidenta, entre otros reconocidos defensores de los derechos humanos saharauis de alto nivel. La mayoría de los miembros son ex presos políticos, víctimas de tortura y conocidos por su continua resistencia no violenta.

La Fiscalía marroquí abrió una investigación judicial contra la nueva asociación saharaui “Instancia saharaui contra la ocupación marroquí” (ISACOM), en El Aaiún (capital del Sahara Occidental), por “atentado a la integridad nacional”.

La agencia de noticias española EFE informó que la Fiscalía General de la Corte de Apelaciones de El Aaiún dijo que el congreso constituyente de la nueva ONG contenía “una clara incitación a cometer actos contrarios al Código Penal.”

Para Marruecos, incluso pronunciar o escribir “Sáhara Occidental” se considera un ataque a la “integridad territorial del Reino”.

Según el Fiscal General de la Corte de Apelaciones de El Aaiún, se tomarán medidas “adecuadas” para preservar el orden público, así como “sanciones legales” adecuadas al delito de atentado contra la integridad territorial de Marruecos.

En su declaración constitutiva, ISACOM llamó a la población saharaui a “cumplir con su deber de luchar mediante una intensa participación en todas las formas de militancia que exigen el fin de la ocupación, la liberación de la tierra y del individuo saharaui y la protección de todos sus derechos”.

Marruecos parece temblar ante la unidad de resistencia saharaui que ha estado llevando a cabo acciones no violentas desde el alto el fuego de 1991.

Marruecos teme a las palabras, las declaraciones, las reuniones, los lemas, las asambleas y la publicación de noticias.

El Reino teme a las mujeres y los hombres que hablan sobre el derecho internacional, el derecho humanitario y las resoluciones de la ONU.

Y como un animal herido, Marruecos solo conoce un curso de acción: la violencia

Más información sobre la lucha de pueblo saharaui:

https://porunsaharalibre.org/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.