La Resistencia antifascista en Albania: 70.000 guerrilleros contra 700.000 soldados nazis y fascistas. La liberaron en noviembre de 1944.

Foto 1944. Partisanos a la entrada de Tirana.

Luchas, derrotas, victorias… Antifascistas

Agenda

La Resistencia en Albania

Albania fue invadida por Italia en 1939. Cien mil soldados italianos y once mil colonos se establecieron en el país.

La resistencia ya había comenzado en 1940 con la formación de pequeñas unidades guerrilleras, pero sería a partir de 1941, tras la fundación del Partido Comunista de Albania, cuando se impulsó la creación de un Frente Popular y de un Ejército de Liberación Nacional que fue el artífice de la liberación de Albania.

En 1943, con el derrocamiento del régimen fascista de Benito Mussolini en Italia, también cayó el régimen colaboracionista albanés y los guerrilleros se hicieron con el control de las ciudades más importantes del país. Pero esta situación no duraría mucho; en septiembre de 1943 Albania fue ocupada nuevamente, en esta ocasión por el ejército fascista alemán. Las ciudades volverían a ser tomadas por los fascistas. Los guerrilleros se refugiaron en las montañas desde donde continuaron la lucha contra los invasores.

Un Ejército de Liberación Nacional que fue creciendo; en octubre de 1944, contaba con setenta mil guerrilleros, organizados en brigadas, divisiones y cuerpos de ejército que consiguieron inmovilizar, dentro de su territorio, a 15 divisiones italianas y alemanas, causando al enemigo considerables daños.

Las invasiones italiana y alemana arrasaron el territorio albanés. Más de 700.000 soldados fascistas llevaron una de las mayores campañas represivas contra un pueblo que solo contaba con un millón de habitantes, de ellos cerca de 30.000 cayeron en la lucha, el 7,3% de la población quedó mutilada por la guerra. Decenas de miles de personas fueron encarceladas o recluidas en los campos de concentración en Alemania y en distintos países ocupados por ella. El 21% de las casas en aldeas y ciudades fueron incendiadas o destruidas; más de una tercera parte del ganado fue aniquilado por los ejércitos ocupantes. En el otoño de 1944, en plena retirada, el ejército alemán destruyó los principales puentes del país y numerosas infraestructuras.

El 17 de noviembre de 1944, los partisanos entraron en Tirana, tras una batalla que duró veinte días; doce días más tarde toda Albania fue liberada de los ejércitos fascistas.

Una de las características de la lucha partisana en Albania, es su carácter internacionalista. Hubo soldados italianos que habían desertado del ejército fascista y se habían unido a los partisanos, y también partisanos albaneses que lucharon en el Ejército Popular de Yugoslavia y participaron en la liberación de Kosovo, Montenegro y el sur de Bosnia y Herzegovina. Una característica que fue común a todos los grupos de la resistencia y Ejércitos Populares, donde confluyeron antifascistas de diversas nacionalidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.