Lucha de Resistencia antifascista en Polonia: Agosto 1944, 40.000 insurgentes -4.000 mujeres incluidas- contra el terror nazi.

Foto. 1944. Resistente polaco, con un arma, protegido tras un árbol.

Luchas, derrotas, victorias… Antifascistas

Agenda

Lucha de Resistencia en Polonia

Uno de los actos más destacados de la resistencia durante la Segunda Guerra Mundial fue el levantamiento de Varsovia. En el quinto año de la ocupación nazi en esa ciudad, los antifascistas polacos llamaron a la insurrección y se enfrentaron a los curtidos soldados alemanes durante 63 días.

Foto. Insurgentes en Varsovia los días del levantamiento.

El 1 de agosto de 1944, los 40.000 insurgentes, que incluían 4.000 mujeres, con tan solo armamento para 2.500 combatientes, atacaron, de manera muy planificada, posiciones alemanas estratégicas. Los insurgentes contaban con limitado apoyo del Ejército Rojo y casi ninguno por parte de las tropas aliadas. No obstante, los rebeldes no desmayaron y continuaron con su lucha calle por calle, sin ningún refuerzo de blindados, artillería, rifles o municiones y sufriendo importantes bajas en cada bombardeo aéreo alemán. En el primer día de los enfrentamientos, los insurgentes perdieron 2.000 combatientes y los alemanes 500.

Los nazis no tenían escrúpulos para devolver los golpes recibidos. La población civil, niños y mujeres incluidos, fueron usados como escudos humanos atados a los tanques alemanes que avanzaban para contener a los insurgentes polacos. Como parte de la “operación de limpieza”, los hospitales fueron arrasados con los pacientes, médicos y enfermeras dentro. Siguiendo órdenes de Heinrich Himmler, jefe de la SS y la Gestapo, los oficiales nazis allanaron cada vivienda en los distritos recapturados y ejecutaron cada habitante que encontraron a su paso. La mano derecha de Hitler expresó que ningún ciudadano de Varsovia debía ser dejado con vida.

El 1 de octubre de 1944, la resistencia debió rendirse, más de la mitad de la población civil fueron enviados a campos de concentración, mientras que alrededor de 250.000 personas habían muerto; los soldados de la SS se ocuparon de que ningún polaco quedara en Varsovia para, a continuación, saquear todas las posesiones de valor que encontraron –33.000 vagones repletos del pillaje–, el resto de la ciudad fue dinamitada y reducida a cenizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.