M.P.M. «Arenas». Descarga Poemario (recopilación) Poemas nacidos de la Resistencia, que vienen de la lucha y a la lucha van para humildemente servir a la más hermosa y bella causa de la humanidad.

«Poemario MPM Arenas». (sobre su foto puño alzado)

Descarga de libros de Manuel Pérez Martínez ‘Camarada Arenas’

Poemario. Recopilación de poemas.

De la presentación:

Damos a conocer una selección de poemas de Manuel Pérez Martínez, “Arenas”, escritos, sufridos y gozados, la mayoría de ellos, a caballo entre sus años de cárcel y sus años de clandestinidad, una vida entera puesta por completo al servicio de la causa del socialismo.

Por eso mismo, en la poesía de “Arenas” no se puede disociar el sentir del pensar, la lucha de la obra, la emoción de su vivir y respirar en comunista. Una poesía que hace de la defensa de los que hoy nada son y mañana todo han de ser, su función más primordial y esencial.

En los poemas de “Arenas”, la única muerte aceptada es aquella que se ofrenda en la lucha por la vida. En su lírica, siempre al lado del odio marcha el amor, al lado del dolor la alegría, al lado de la tristeza la risa, al lado del sufrimiento la esperanza, al lado del viejo mundo decrépito que agoniza el mundo nuevo que ya palpita y respira, al lado de la oscuridad “el rayo que a la sombra siempre deja vencida”.

Poemas que recogen con elocuente sencillez la heroica y anónima grandeza de los humildes. Poesía de urgencia, incisiva y mordientemente irónica, clara, explícita, que va directamente a su objetivo sin necesidad de apoyarse en las muletas de enrevesadas metáforas, de las bellas frases o de las grandes palabras. Una poesía concebida desde y para la inmediatez de la lucha, donde la lírica toma partido y milita en el bando de los oprimidos para, al margen de todo corsé literario, aguijonear conciencias con el ariete de la emoción y despertar al dormido, darle al ciego ojos nuevos y nueva luz al caído; y al postrado, ansias de alas, ansias de vuelo. Una poesía que gusta de herirse en los grandes padecimientos de los hombres para compartirlos fraternalmente y sentirlos como propios y desde ahí, estremecidamente conmovida, elevarse y llamar a amartillar la pasión de aniquilar a los verdugos que le niegan lo humano al hombre, que lo animalizan, que lo sepultan de cadenas, que lo degüellan con la daga atroz de la desesperanza.

Porque una poesía que confiesa su propósito de avivar el soplo de la vida, de una vida que emocionalmente mana a chorro desde la abierta garganta de los oprimidos, no requiere de los istmos vanguardistas, ni de los barroquismos, ni de las complejas metáforas sólo aptas para los iluminados de la No realidad.

Muy al contrario, la poesía que conscientemente quiera servir a la causa de la libertad y del socialismo, requiere de la autenticidad de la emoción desnuda y sin máscaras, una emoción amartillada a ráfaga y que, aún atropelladamente, dé testimonio de la verdad histórica, de esa historia que en primera persona escriben los pueblos burlándose de las tristes cárceles de las palabras y de las encorsertadas formas, como se burló y gritó su verdad el pueblo español, en 1936, en la pluma de Cesar Vallejo: “(…) ¡Viban los compañeros! (…) ¡Abisa a todos los compañeros pronto! (…) Lo han matado, obligándole a morir (…) Su cadáver estaba lleno de mundo”.

Desde luego, estos no son poemas para ser leídos en los sepulcros de los doctos orfeones de las academias. Son poemas para ser declamados en el fragor de las barricadas, versos con que prender la frente de los combatientes con racimos de fértiles esperanzas. Son poemas nacidos de la Resistencia, que vienen de la lucha y a la lucha van para humildemente servir a la más hermosa y bella causa de la humanidad.

Descarga recopilación de poemas de M.P.M.

https://drive.google.com/file/d/18BFkHQpvvOzZj6KGVr4ljQYwTUkRF5P0/view

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.