El fascismo y su exterminio de los marinos republicanos. Nombres a dignificar / Identifican a fusilado tras la fuga de presos del fuerte de San Cristóbal en 1938.

Bandera de la marina republicana. (bandera republicana con un ancla)

Memoria histórica imprescindible:

-La mortal venganza franquista contra los integrantes de la flota republicana española

La mitad de la tripulación del buque Republicano mercante Mar Cantábrico fue fusilada en la Punta del Martillo de Ferrol. El maquinista del acorazado “España”, Pedro López Amor fue acusado de un delito de sedición y ejecutado. Fue procesado y después fusilado el capitán honorario de Infantería de Marina, José López Bouza, presidente de la Diputación de Ferrol. Sumando a los Consejos de Guerra de Cartagena las actuaciones en otras plazas, en total se ejecutaron entre 1936 y 1939 al menos a 17 jefes y oficiales de la Armada por oponerse a la sublevación ordenada en apoyo del golpe de estado:

Contralmirante Camilo Molins Carreras. Jefe Base Naval de Cartagena. Fusilado en 1939.

Contralmirante Antonio Azarola Gresillón, jefe de la Base Naval de Ferrol, fusilado en Ferrol en 1936.

Capitán de navío Juan Sandalio Sánchez Ferragut. Comandante del «Almirante Cervera». Fusilado en Ferrol en 1936.

Coronel médico Luis Pérez Carballa, fusilado por los militares franquistas en Ferrol en 1937.

Capitán de fragata Tomás Azcárate García de Lomas. 2º Comandante del «República». Fusilado en Cádiz en 1936.

Capitán de fragata Manuel Guimerá Bosch. Disponible forzoso en Larache, fusilado en 1936.

Capitán de corbeta Francisco Biondi Honrubia. Comandante del «Lauria», fusilado en1936.

Teniente de navío Carlos Soto Romero. Comandante del tropedero T-17, fusilado en 1936.

Teniente de navío Luis Sánchez Pinzón. Fusilado en 1936.

Teniente Coronel Benito Sacaluga Rodríguez. Jefe de los Servicios de Máquinas de la Flota, fusilado en Cartagena en 1939.

Comandante Manuel Sancha Morales de Infantería de Marina en Cádiz. Fusilado en 1936 sin actuación judicial.

Capitán Enrique Paz Pinacho. Infantería de Marina en Cádiz. Fusilado en 1936 sin actuacion judicial.

Comandante Diego Baeza Soto. Infantería de Marina en Cartagena. Fusilado en Cartagena en 1939.

Comandante de Intendencia de la Armada Antonio García Moles. Asesinado extrajudicialmente en San Fernando en 1936.

Teniente del Cuerpo de Sanidad de la Armada Antonio Martin Yarza del «Lauria». Fusilado en San Fernando en 1936.

General auditor del Cuerpo Jurídico Fernando Berenguer de las Cagigas, fusilado en el Camp de la Bota, Barcelona,en 1939.

Capitán de corbeta Horacio Pérez y Pérez. Jefe del Estado Mayor de la Flota Republicana. Fusilado en Valencia en 1939.

El 6 de marzo de 1939, la Flota Republicana partió de Cartagena hasta Bizerta (Túnez). Las dotaciones tenían 2 caminos, un terrible exilio, o entregarse prisioneros a los franquistas. El 26 de marzo el almirante franquista Salvador Moreno salió en el destructor “Ciscar” rumbo a Bizerta, donde el día 30 le fueron entregados los buques Republicanos. La inmensa mayoría de los 55 miembros del Cuerpo General, así como más de la mitad de los 4.200 marinos que habían partido con la flota Republicana a Bizerta eligieron el exilio.

*Los franquistas realizaron 176 fusilamientos en Cartagena entre abril de 1939 y enero de 1945

En 1939, la auditoría militar franquista de Cartagena informaba de más de 450 procesos a jefes, oficiales, suboficiales y auxiliares de la Armada Republicana. Los consejos de guerra se nutrían de delaciones, a menudo por revanchismo, uno de los instrumentos del terror franquista. Los franquistas realizaron 176 fusilamientos en Cartagena entre abril de 1939 y enero de 1945, de los cuales 2 terceras partes fueron marinos, oficiales y suboficiales de los Cuerpos Patentados y Auxiliares y marineros; la otra tercera parte eran civiles, trabajadores, profesionales y funcionarios. Las ejecuciones se realizaban inmediatamente, sin posibilidad alguna de apelación, sin informar a la familia del condenado; los asesinados iban a parar a una fosa común del Cementerio de los Remedios de Cartagena.

Seis oficiales fueron condenados a cadena perpetua y 51 a otras penas de prisión. Las condenas a muerte y prisión eran por los delitos de “rebelión militar” y “alta traición”, paradójicamente dictadas y ejecutadas por los únicos que se rebelaron y traicionaron a España. No menos de 1.733 jefes, oficiales y suboficiales del Ejército y la Marina y las Fuerzas de Seguridad, profesionales (616) y no profesionales (1.117) fueron expulsados de las Fuerzas Armadas después de la guerra, la mayoría de ellos exiliados o en paradero desconocido.

https://www.lavozdelarepublica.es/2020/07/la-mortal-venganza-franquista-contra.html?m=1

Fotos de Leoncio De la Fuente, y de Paula.

Recuperando asesinados por el fascismo

Paula, de 89 años, encuentra por fin a su padre, fusilado tras la histórica fuga de presos del fuerte de San Cristóbal en 1938

El Instituto Navarro de la Memoria consigue identificar, gracias a la prueba de ADN, a Leoncio De la Fuente Ramos, uno de los 795 presos que protagonizó la fuga del fuerte de San Cristóbal en 1938. Otra mujer, de 92 años, resultó clave al revelar el emplazamiento de la fosa.

«Me volví loca de alegría. Loca. Poder enterrar dignamente a mi padre, por fin, es lo más feliz que puede haber en este mundo». Estas son las palabras de Paula De la Fuente.

https://www.publico.es/politica/paula-89-anos-encuentra-padre-fusilado-historica-fuga-presos-fuerte-san-cristobal-1938.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.