Lo que Hollywood no cuenta: La URSS destruyó 607 Divisiones fascistas, los ‘aliados’ 176. La URSS eliminó 675.000 militares nipones, EEUU masacró civiles atómicamente…

Cartel soviético. Nazis marchan desfilando hacia la URSS. Vuelven desvencijados.

Luchas, derrotas, victorias… Antifascistas

Agenda

La URSS derrotó al fascismo

La propaganda imperialista se ha encargado de borrar de la memoria de los pueblos que la derrota del fascismo fue obra principalmente de la URSS y de los comunistas y antifascistas que lucharon en los ejércitos populares y en la Resistencia de todos los países.

Una propaganda que nos ha hecho creer que la derrota del fascismo fue obra del desembarco de Normandía por parte del ejército yanqui, cuando la batalla decisiva que cambiaría el rumbo de la historia, y que fue el principio del fin del ejército nazi, fue la batalla de Stalingrado.

Un dato que demuestra quien llevó el peso de la guerra: el 93% de las bajas del ejército alemán se produjeron en la URSS. La URSS destruyó o aniquiló durante toda la guerra a 506,5 Divisiones alemanas y 101 Divisiones de sus colaboradores fascistas, entre los que se encontraban tropas húngaras, rumanas, lituanas, letonas, estonias, eslovacas, croatas, ucranianas, francesas y, por supuesto, españolas.

Por su parte, los ejércitos de Gran Bretaña y EEUU destruyeron en Europa, Norte de África, Italia y el territorio ocupado por el Japón fascista, 176 divisiones.

Por si queda alguna duda, en mayo de 1945 y rendidos los nazis ante los soviéticos, EEUU decidió bombardear atómicamente Japón, que ocupaba –a nivel militar– tan solo ya una cuantas islas insignificantes. En agosto de 1945 los yanquis llevaron a cabo la masacre de civiles más cruel de la guerra. Esos mismos días, el Ejército Rojo causó la gran derrota del militarismo japonés al diezmar al ejército fascista de Kwantung, eliminando a 677.000 soldados y oficiales nipones.

Las cifras vienen a demostrar que fue la URSS la que más pérdidas sufrió: en total más de 26 millones de militares y civiles soviéticos. De ellos, 10.875.000 mujeres y 16.125.000 hombres. El 10% de las mujeres murieron en combate, o sea, cerca de dos millones. En cuanto a los hombres, un 60% en combate (casi 10 millones). Las muertes en combate fueron tanto en los frentes como en las guerrillas, el resto fueron víctimas civiles. Para los nazis la población de la URSS era un objetivo militar a exterminar. Solo en la batalla de Stalingrado, que duró seis meses, cayeron dos millones de soviéticos, una cifra que supera los muertos de Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y Holanda durante los cinco años de guerra.

Los nazi-fascistas destruyeron en su totalidad o parcialmente 15 grandes ciudades de la URSS, 1.710 ciudades y 70.089 pueblos. Incendiaron o destruyeron 6 millones de edificios y dejaron sin hogar a unos 25 millones de personas.

Destruyeron y saquearon hospitales y centros médicos, escuelas y facultades, bibliotecas públicas, teatros, museos, fábricas, estaciones de ferrocarril, oficinas de correos, teléfonos y telégrafos, puentes, centrales eléctricas, miles de km de vías férreas y carreteras, minas de carbón y pozos de petróleo, granjas colectivas y sovjoses, estaciones de maquinaria y tractores. Quemaron 110 millones de libros. Se llevaron a Alemania más de 14.000 calderas de vapor, 1.400 turbinas y 11.300 generadores eléctricos. Inutilizaron o se llevaron 16.000 locomotoras y 428.000 vagones.

La población de otros países como Yugoslavia, donde los comunistas y antifascistas crearon un Ejército Popular que se enfrentó al nazismo y a los colaboradores autóctonos, sufrieron un millón y medio de bajas, más que los ejércitos de las potencias imperialistas occidentales.

Sin olvidar la invasión de China por parte de Japón, donde más de 15 millones de chinos fueron exterminados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.