Lucio García Blanco desde Topas: ‘a raíz del surgimiento del covid-19 se viene tratando de minimizar y ocultar la crisis general capitalista anterior’

Foto. «Lucio García Blanco. Preso político PCE(r)».

Cartas desde prisión:

Lucio García Blanco

Topas. 16-05-2020

“Aupa: … La cosa es que en estos momentos, como el correo está tardando más o menos la mitad del tiempo, y la gente nos está escribiendo algo más por la situación general que vivimos, se me vienen acumulando las cartas, lo que no es nada malo.

Por aquí también se hace la vida un poco más agobiante, pero estamos más acostumbrados que vosotros y no hay muchos problemas. Como hay más gente que se queda voluntariamente en las celdas, aquí en el patio y la biblioteca se está un poco mejor. Claro que en este sentido también está influyendo bastante la lluvia.

Por cierto, que no está mal que el coronavirus se haya llevado por delante a Billy El Niño; aunque es muy significativo que no le hubiesen quitado antes las medallas que consiguió torturando.

Entrando ya en el tema del coronavirus, creo que no es casual que haya aparecido poco después de que se agravase la crisis económica mundial, que además ya tiene un carácter crónico, de agotamiento del sistema capitalista. En este sentido, en un artículo que hice en agosto de 2019 y se publicó en “El Otro País” remarcaba: “A principios de junio, el FMI rebajaba la previsión de crecimiento mundial al 3,2% señalando que Europa solo crecería al 1,3%. Alemania lo haría al 0.5% -la mitad de lo que se preveía- e Italia se quedaría en el 0.1%. Las previsiones para España son de un crecimiento del 2.3%…” Todo ello fue haciendo muy difícil la reproducción del capital y creando una burbuja financiera mayor que la que se dio en 2008.

Sin embargo, oficialmente a nivel de los Estados monopolistas, a raíz del surgimiento del covid-19 se viene tratando de minimizar y ocultar esta fuerte recesión, para culpabilizar de ella al virus. Así que todo apunta a que estamos ante la creación y extensión de este, para encubrir la gravedad de la crisis económica y justificar una rápida y fuerte intervención de ajuste económico y financiero; con numerosas regulaciones de empleo a nivel mundial así como con el saneamiento y cierre de gran cantidad de empresas. Mas con la excusa de esta grave enfermedad pretenden evitar que pueda surgir un fuerte movimiento de resistencia popular como se daría sin ella, aunque a medio plazo es de suponer que esto cambie y se lie una gorda.

Como los indicios señalan y denuncian los chinos, el coronavirus pudo ser “creado” por los EE.UU. y diseminado por su ejército en la región de Wuhan, donde participó en unas olimpiadas militares del 18 al 27 de octubre del 2019. Allí se dieron los primeros muertos. Pero en este país el virus fue combatido de forma rápida y eficiente causando sobre 3.400 muertos, y aunque pueda causar alguno más, es evidente que lo tienen controlado. No viene mal recordar que en España van cerca de 28.000.

Llegados aquí es preciso tener en cuenta que si bien China dejó de ser un país socialista, su Estado capitalista actual mantiene algunos rasgos o características de aquel sistema, como el control estatal de las grandes empresas industriales y del capital financiero. De ahí que defendiesen claramente a los trabajadores parando toda la producción no esencial de la zona más afectada a las pocas semanas de aparecer el virus, durante más de dos meses y confinando a la población en sus casas.

«Cartas desde prisión».

El contraste con España, Italia etc., donde está impuesto el interés particular de las grandes empresas capitalistas y la Banca, ha sido patente. Aquí el sector de la industria y la construcción aún seguían trabajando con normalidad a mediados de marzo, después de haberse decretado el Estado de Alarma. En los dos países se dieron numerosas huelgas y protestas en las grandes industrias para obligar a parar la producción. Finalmente el gobierno paró esos sectores en nuestro país; pero a los pocos días les mandaron de nuevo al trabajo.

La cuestión es que las previsiones oficiales señalan que se producirá el mayor desplome económico mundial desde el Crack de 1929, y el más fuerte de España desde la guerra civil.

Entrando ya en el plano de la sanidad, las diferencias también han sido muy claras. Los chinos, junto con los cubanos, cuentan con las mejores asistencias sanitarias del mundo. La construcción en Wuhan de un gran hospital en tan solo 10 días, para tratar a los enfermos de coronavirus ha sido un buen ejemplo de ello. Esto contrasta con la realidad de nuestro país, que es el penúltimo de Europa en plazas sanitarias; por lo que han tenido que improvisar todo tipo de hospitales de campaña o acondicionar IFEMA en Madrid. Además, allí también se ha venido privatizando la sanidad pública desde años atrás, como aquí en Castilla y León; lo que ha supuesto el recorte de camas y servicios. No es casual que sean las provincias donde más muertos por covid-19 se vienen dando.

El Estado de Alarma lo están aprovechando a tope para controlar a la población, y que la policía y el ejército puedan tomar las calles y estar presentes en las ruedas de prensa del gobierno. Lo que en realidad supone un ensayo para acostumbrar al pueblo de cara al futuro, e imponer el Estado de excepción o de Sitio cuando las cosas se pongan peor y la lucha de los trabajadores se desarrolle y se radicalice. Es muy significativo que estén agudizando el control y el cierre de páginas de Internet, como recientemente han hecho con alguna del M.A.R. y otras.

Por otra parte, tampoco parece muy casual que el coronavirus haya coincidido con el desarrollo de las maniobras militares más importantes de Europa desde la II guerra mundial, impulsadas por la OTAN y con la participación de 30.000 soldados norteamericanos; orientados a atacar e invadir Rusia. Una cuestión que pone en evidencia el peligro de una nueva guerra mundial y la necesidad de desarrollar el movimiento antiimperialista.

Los fachas están aprovechando la situación de estos días para hacer un poco de ruido. Por el carácter un tanto revuelto y confuso de la situación es de suponer que las masas populares aún tarden un poco en reaccionar; pero no me cabe duda de que lo harán con bastante contundencia; y predisposición a escuchar las orientaciones, de nuestro Partido y del conjunto del movimiento de Resistencia.

Las condiciones objetivas y subjetivas se irán poniendo cada vez más favorables para poder desarrollar la lucha por una sociedad socialista».

Lucio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.