Desde Argentina, poemas de lucha obrera y charla sobre la lucha de los trabajadores.

Dibujo. Puño cerrado.

Argentina

-Grupo Cultural Letras al porvenir, Marzo 2020.

-«Letras contra la traición del Comunismo Argentino antiobrero»

Los comunistas argentinos
son servilones kirchneristas;
le aplauden todo al peronismo
del vil poder capitalista.
Los comunistas argentinos
perdieron rumbo en la ruindad,
cedieron todo socialismo,
cedieron toda dignidad.
Se despidieron de sus dogmas
y se acercaron al burgués
para obtener dinero y coimas
y asegurarse su vejez.
La renta de unos ricachones
les tirará algunas migajas,
mientras engañan a los pobres
y al pueblo obrero que trabaja.

Javier Souto Rodríguez, obrero y cantor comunista,
ex-militante del PC (peronista y kirchnerista) de Argentina

-«Letras contra el Anarko-Trosko-Kirchnerismo»

Desde hace añares, una mafia
que dice ser «muy combativa»
usa a las masas proletarias
y las traiciona y las castiga.
Les mienten a los luchadores
que enfrentan al gran capital;
los venden a los represores
contra la lucha popular.
No es popular esa mentira,
son populistas esos falsos;
son demagogos, son la ruina
de cada pobre proletario.
Anarko-trosko-kirchneristas
se han disfrazado de «rebeldes»
y, hoy, sirven a la oligarquía
que ataca a los humildes, siempre!

Nicolás Andrés Getulio

-«Los traidores Trosko-Jruschevistas»

La Unión Soviética no ha muerto;
se la apropiaron los traidores,
con ambición, sin miramientos,
por mezquindad de tres señores.
Traidores trosko-jruschevistas
se han infiltrado en el poder:
trepando, en nítidas conquistas,
trepando, cual un ruin burgués.
Los crueles trosko-jruschevistas,
tras rapiñar las Rojas Glorias,
se hicieron ricos y golpistas,
contra la Gente Laboriosa.
Se hicieron ricos y golpistas,
valiéndose de servilones,
volviéndose capitalistas,
robando a los Trabajadores.
Traidores trosko-Jruschevistas
se entronizaron en la cumbre
de la miseria imperialista…
¡Capitalismo es podredumbre!
La Unión Soviética no ha muerto;
la voz de Lénin clama, en pie:
¡la unión de cada PUEBLO OBRERO
ya tumbará al poder burgués!

Raúl Arnaldo Rodas

-«Partidos Comunistas Anti-Leninistas»

Mafias trosko-jruschevistas
se adueñaron de los Sóviets,
dando a los capitalistas
el poder, con oro y bronces.
A obreros, contra obreros,
los hicieron combatir,
confundiendo a tantos pueblos,
tal cual lo hace un rico vil.
Tránsfugas y oportunistas
que treparon a gobiernos,
usurparon las consignas
del Bolcheviquismo Obrero.
Rancia propiedad privada
le impusieron a los pobres;
privilegios de una casta
que, hoy, es otro imperio enorme.
Ya le llegará la cuenta
al traidor más demencial,
al oportunista en venta
que mintió con su disfraz.
Porque esto, así, no queda:
gremios y cooperativas,
sindicato y masa obrera:
¡siguen siendo Socialistas!

Gregorio Pàrkzeniucz

Dibujo. Asamblea en un tajo.

«El gremialismo socialista y progresista crece en la Argentina»

Charla con los trabajadores Diego Fernando Saldivia y Fernando Adrián Zapata

*¿Cómo consideran la situación y las problemáticas de los trabajadores de Argentina, hoy? ¿Qué cuestiones señalan como opciones, alternativas y posibilidades, hoy, acerca de ello?

Diego: Y, mirá, la situación que afrontamos los trabajadores no es casi nada distinta de lo que viene ocurriendo desde hace añares, desde la última dictadura cívico-militar y la última Recuperación Democrática de 1983, hasta hoy.

Fernando: Después del alfonsinismo y, principalmente, desde el menemismo en adelante, los diferentes gobiernos han variado en sus discursos y en algunas medidas políticas y económicas «en la superficie» pero, en líneas generales, el menemismo surgió y sigue, casi intacto, en sus continuadores menemistas kirchneristas y menemistas macristas, un poco más populistas, un poco más liberaloides, pero son menemistas, al fin y al cabo.

Diego: Sí, sí. Éramos bastante, bastante jovencitos los de nuestra generación en aquellos días, pero no me olvido, me acuerdo muy bien de todo eso; fue muy, muy jodido y muy complicado. De hecho, las gestiones de kirchneristas y de macristas, con sus particularidades, han ido generando desigualdades, pobreza, explotación y marginación, usando paliativos y parches, además de represión antiobrera y antisocial como el «gatillo fácil» menemista y la nefasta Ley Antiterrorista kirchnerista, que atacaba a trabajadores disidentes y que, lamentablemente, la pueden volver a aplicar.

Fernando: Sí, sí, esas gestiones políticas y económicas han ido variando, entre ajustes tremendos a los sectores productivos y, especialmente, a los jubilados y a gran parte de las mayorías trabajadoras, mientras siguen enriqueciendo los mismos oportunistas del dinero y los especuladores de antaño, perpetuando la pobreza y las inequidades, la corrupción y el ajuste contínuo, burlándose de las instituciones y usando todo para sus propios privilegios; casi nada de todo eso ha cambiado hasta hoy.

Diego: ¡Claro!Y por eso es que siguen tan «clavadas», en nuestra vida obrera, la pobreza, la explotación humana, el extractivismo ambiental, la corrupción, la violencia antisocial y tantas otras consecuencias brutales de la desigualdad.

Fernando: Exactamente, es así, muy difícil pero, totalmente, cierto. Las CGTs siempre suelen estar bastante acomodadas a los gobiernos peronistas, las CTAs antes cuestionaban ese modelo y se le solían oponer, incluso en las calles, pero el macrismo fue tan, tan agresivo contra el conjunto del Movimiento Obrero, que se agolparon y se impusieron esas direcciones que, años antes, …hubiera sido impensable que se juntaran entre ellos. Sin embargo, poco a poco, los trabajadores que no somos ni kirchneristas ni macristas, a pesar de no haber logrado aún hegemonizar las máximas direcciones ni las cúpulas gremiales y sindicales centrales, …nosotros, los trabajadores disidentes y combativos, socialistas y progresistas en general, también hemos ido ganado algunos espacios de participación y de representatividad; logrando, incluso, algunas reivindicaciones, es cierto, pero aún falta, falta mucho.

Diego: Y sí. Ahora, tanto las cúpulas de las CGTs como de las CTAs van a transar en ese mal llamado «Pacto Social», van a buscar recibir su tajada y son capaces de violentar y de atacar a los trabajadores disidentes y díscolos que les cuestionen esa dirección tan cerrada y tan autoritaria, tan burocrática, tan verticalista y transera. Nada de eso nos va a servir a los trabajadores en general. Es por eso que, muchos trabajadores y, principalmente, los trabajadores que no somos ni kirchneristas ni macristas, dentro de esas estructuras o en otras, venimos buscando crear otros nuevos tipos de espacios de participación y de representación, de reflexión y de lucha social y cultural, en el nuevo movimiento obrero argentino que se viene.

Fernando: El unicato de las 3 CGTs y las 2 CTAs, alineadas al retorno del gobierno kirchnerista, es una gran dificultad que nos ha ido dejando afuera de muchos lugares, es cierto. Sin embargo, eso no ha impedido que, de a poco, empiecen a aparecer otros miembros, delegados y cuadros gremiales que no son ni kirchneristas ni macristas, que quieren participar en el sindicalismo y disputar espacios de poder real, en favor de los trabajadores. Poco a poco, aparecen nuevos militantes de la Clase Trabajadora, en los lugares de trabajo, en el sindicalismo y en la lucha obrera y popular, que se definen como socialistas y progresistas, de centroizquierda o de izquierdas, o peronistas disidentes, o radicales disidentes, o anarcoides, o independientes en lo ideológico pero que simpatizan y que se identifican mucho más con nosotros y que también se suman a nuestras causas y aportan ideas y acciones. Todo esto es muy, muy cierto y es muy importante para todo lo que se viene.

Diego: Sí, es muy importante todo ese avance, ese recambio en la militancia trabajadora. Por eso somos socialistas y progresistas en general, porque consideramos que los trabajadores somos quienes producimos y, por lo tanto, somos los trabajadores quienes vamos a desarrollar las tareas de unidad y de liberación total para nuestra clase y para todo nuestra población,con nuestra autonomía pero sin sectarismos, con amplitud y con solidaridad activa, con pluralismo y con participación real.

Fernando: Y, bueno, los trabajadores progresistas y socialistas lo vamos a lograr con nuestra autonomía y con nuestra solidaridad, contando con nuestros hermanos de clase, con nuestros aliados, con nuestros vecinos del campo y de la ciudad, con los movimientos populares, con sectores medios de identidad progresista y no reaccionaria, con peronistas disidentes, con radicales disidentes, con militantes de la más variada identidad social, popular y democrática, dispuestos a avanzar en favor del bienestar común de todo nuestro Pueblo Trabajador de Argentina.

Fernando Adrián Zapata, profesor, gremialista y escritor; Diego Fernando Saldivia, trabajador gastronómico, miembros de la Corriente Gremial de Unidad «Democracia Sindical» en el Bloque Socialista, Popular y Revolucionario (M-L-M). Primera quincena de marzo 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.