Brigadas Internacionales, derramaron la sangre en España en el mejor ejemplo de Internacionalismo Proletario.

Cartel B.I. 1936 «¡No pasarán! Alerta-antifascista»

Luchas,derrotas, victorias… Antifascistas

Agenda

Las Brigadas Internacionales, un ejemplo de Internacionalismo Proletario

Proletarios de todos los

/ países

celebrad la gloria de la

solidaridad,

pues ella es la mejor arma,

la que ningún enemigo puede

resistir.

Adelante y no olvidéis

en dónde se funda

nuestra fuerza;

en el hambre y en la

saciedad,

adelante, no olvidéis

la solidaridad.

“Solidaridad”

Bertolt Brecht

La lucha antifascista está ligada indisolublemente al internacionalismo proletario y fue durante la guerra civil revolucionaria de España donde, tras el golpe fascista, se dio una de las mayores movilizaciones internacionalistas en apoyo alFrente Popular; el Estado español se convirtió en la primera trinchera contra el ascenso del fascismo en Europa.

Desde los primeros momentos, nada más conocerse el golpe militar fascista, la Internacional Comunistas hizo un llamamiento para apoyar a la República española. Se crearon miles de comités de apoyo en todo el mundo para recoger ayuda para la República; también se abrieron oficinas de reclutamiento para venir a combatir con las armas al fascismo.

El primer contingente, con 500 voluntarios llegaron a Albacete, base de las Brigadas Internacionales, el 14 de octubre de 1936, en meses posteriores seguirían llegando otros miles de brigadistas provenientes de todos los rincones del mundo.

En noviembre, cuando Madrid estaba cercada por las tropas fascistas, fue la primera vez que los Brigadistas entraron en combate junto a la clase obrera de Madrid y los destacamentos llegados desde Catalunya y otras zonas del Estado.

Las Brigadas Internacionales estuvieron compuestas por hombres y mujeres de 52 nacionalidades diferentes. Experimentados en mil combates de clase, disciplinados, entusiastas, sabían sostener el fusil con aplomo y aguantar las posiciones cuando los obuses llovían sobre las trincheras y la tierra temblaba bajo sus pies. Muy lejos de sus casas, apátridas muchos de ellos, eran militantes con un pasado lleno de lucha y con la confianza total en la causa por la que podían dar su vida.

Habían llegado a Madrid justamente a eso: a morir luchando contra el fascismo. Más de 20.000 brigadistas dejaron sus vidas en los campos de batalla, un tercio del total de combatientes. Para los que sobrevivieron la lucha continuó en los campos de batalla de la URSS y de Europa hasta vencer al nazifascismo.

Foto. Miguel Hernández dirigiéndose a los soldados.

-Al Soldado Internacional caído en España

Si hay hombres que contienen un alma sin fronteras,

una esparcida frente de mundiales cabellos,

cubierta de horizontes, barcos y cordilleras,

con arena y con nieve, tú eres uno de aquellos.

Las patrias te llamaron con todas sus banderas,

que tu aliento llenara de movimientos bellos.

Quisiste apaciguar la sed de las panteras,

y flameaste henchido contra sus atropellos.

Con un sabor a todos los soles y los mares,

España te recoge porque en ella realices

tu majestad de árbol que abarca un continente.

A través de tus huesos irán los olivares

desplegando en la tierra sus más férreas raíces,

abrazando a los hombres universal, fielmente.

Miguel Hernández -1937

-Ceniciento Mussolini

(…) Pueblo de Italia, un hombre te destroza:

repudia su dictamen con un gesto infinito.

Sangre unánime viertes que ni roza,

ni da en su corazón de teatro y granito.

Tus muertos callan clamorosamente

y te indican un grito

liberador, valiente.

Dictador de patíbulos, morirás bajo el diente

de tu pueblo y de miles. (…)

Miguel Hernández, 1936-37

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.