Organizar la solidaridad es nuestra mejor arma / Terrorismo, el patronal y judicial / ‘No son como los chinos, son como ratas’ / Situación en las cárceles / No olvidemos: Aparicio, Kuadra, Abalde, Ortín…

Cartel. Texto sobre recortes de ERTEs, recortes sanitarios…

Muro de solidaridad y denuncia:

-Cartel del Moviment Pro Amnistia de Catalunya

“No oblidem! Organitzar la solidaritat és la nostra millor arma”.

Foto. Obras del centro Amazon.

Terrorismo es esto:

-Tras numerosos positivos, la obra de Amazon en Sevilla, es un foco de contagio que se niegan a cerrar

Se exige la paralización de la construcción en Dos Hermanas, pero las empresas se niegan y se limitan a poner un control en la puerta para enviar a casa a los que tengan fiebre.

La obra de la plataforma logística de Amazon en Dos Hermanas (Sevilla) se ha convertido en un foco de coronavirus dentro de la provincia. Hay 600 trabajadores que cada día acuden a esta construcción faraónica y que después se desplazan a sus domicilios, en muchos puntos de Andalucía. No solo hay trabajadores de esta comunidad sino también de otros puntos de España. Se han registrado ya cinco positivos en Covid19 (a fecha 24 marzo) y hay «un número de sospechosos aislados que la empresa no da a conocer».

https://www.elconfidencial.com/espana/andalucia/2020-03-23/positivos-obra-amazon-dos-hermanas-foco-contagio-coronavirus_2513883/?utm_campaign=BotoneraWebapp&utm_source=whatsapp&utm_medium=social

Dibujo. Capitalistas estrujando a obreros.

-Una juez rechaza que la empresa tenga que dar mascarillas a todos los trabajadores en riesgo

Una magistrada de Santa Cruz de Tenerife ha desestimado la petición formulada por UGT para que se aseguraran mascarillas de inmediato a todos los trabajadores de la empresa de ayuda a domicilio que presta servicio al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

Así, lo informa el Consejo General del Poder Judicial en una nota en la que explica que la autoridad judicial entiende que no se puede obligar a la empresa ni al Ayuntamiento «a cumplir una orden que resulta materialmente imposible según las leyes de la lógica y la realidad».

Para tanquetas, fusiles de asalto e impunidad empresarial ya tienen sacas de dinero público… Si un solo trabajador del SAD muere a consecuencia de ello ¿podrá ser encarcelada la juez por ‘omisión del delito’?

https://www.eleconomista.es/legislacion/amp/10437889/Crisis-del-coronavirus

Dibujo (mujer controlada con manos en la cabeza, el policía armado es un esqueleto)

-“No somos como los chinos”

Era una simple gripe, aunque un poco más violenta y contagiosa. Los chinos eran unos exagerados, y era de esperar, porque son una dictadura, e imponían sobre la población medidas que coartaban los derechos humanos. Nosotros, democracias consolidadas, no podíamos hacer nada así, de modo que nos quedamos mirando las noticias y riéndonos de los asiáticos que, como siempre, estaban metidos en problemas. Cuando preguntábamos, sacaban pecho: nuestra sanidad está preparada. Pues vale.

Y mira tú por donde, de un día para otro, las democracias escrupulosas con los derechos, acabaron “cediendo” e imponiendo medidas muy parecidas a la asiáticas. Ojo, he dicho parecidas, no he dicho iguales. Luego os explico esto.

De modo que ya tenemos confinamiento y prohibición de salir a tomar el aire. En un abrir y cerrar de ojos, todo lo que de bueno tiene la vida nos ha sido negado: pasear, estar con los amigos, estar con nuestros padres y madres, beber una cerveza, ir al cine, al teatro, al monte, a la playa, visitar un librería o una biblioteca… vicios y perversiones del pueblo.

Hemos construido la cárcel más grande imaginable, y nos hemos convertido en nuestros propios carceleros, hasta el punto de insultar y delatar al vecino que, harto de tanto encierro, cede a la tentación y se va a dar un paseo o a echar un pitillo debajo de casa. ¡Criminales!, les decimos, y aplaudimos a la policía que, como no podía ser de otra manera, actúa contra la población con la brutalidad adquirida en los últimos años, a sopapos y empujones, a multas, detenciones y amenazas. Y todo esto por qué? Pues porque no somos como la dictadura china que, mira tú por donde, sin transmitir violencia, estaba pertrechada con medios inimaginables por estos lares: tenía mascarillas, respiradores, camas y medicinas como para exportar.

De hecho, estas democracias occidentales que presumen defender los derechos de los ciudadanos, se han atrevido a algo que no hizo China: a obedecer a los poderes económicos que obligan a las autoridades a continuar con la actividad económica, sabiendo que toda la gente que asiste a sus trabajos va a ser contaminada en mayor o en menor medida. Es decir, se plantea, claramente, que una parte de la población, aquella que no pertenece a lo mundano, como las cervezas o el cine, son gente sacrificable, gente que se puede mandar, literalmente, al matadero. Una política criminal e infame por parte de aquellos que, en comparación con china, decían defender los derechos de las personas.

Todos los gobiernos occidentales han obrado igual. Todos. Porque no son la dictadura del pueblo, son la dictadura del capital, esa misma que obliga a los trabajadores a trabajar mientras elimina de las calles a los paseantes a sopapos y a patadas. El problema es que tarde o temprano acabarán cediendo, porque el numero de contagios es escandaloso, y lo harán como los italianos, obligados, tarde y mal. Mientras tanto los muertos son gente que, simplemente, ha tenido “la mala suerte” de contagiarse, cuando nuestros gobernantes saben de sobra que son carne de cañón.

En esto tampoco somos diferentes los vascos, que tenemos a nuestro Bolsonaro, nuestro Johnson o nuestro Macron particular, ese que con cara de cemento aparece en los medios a defender lo indefendible, a quedar como un mísero criminal para la historia. Se llama Urkullu, y no os preocupéis por él: la historia lo juzgará, y el se reirá de todos en un sillón de Endesa o Iberdrola, en una de esas fábricas que él ayudó a seguir funcionando mientras la gente se su pueblo agonizaba en hospitales carentes de todos los medios, sin mascarillas, sin camas y sin respiradores. Nosotros no somos como los chinos, decían, como si no lo supiéramos. No son como los chinos, son como ratas.

Texto de: Lander Garro

Cartel «No estáis solas. Trenquem l’aïllament».

-Muere en el hospital una presa de Estremera, la primera víctima de Covid-19 entre la población prisionera

El fallecimiento se comunicó el 24, pero ocurrió el 20 de marzo, en el hospital de Arganda del Rey, a donde fue trasladada la presa de 78 años. En concreto, su ingreso estuvo motivado por insuficiencia respiratoria.

Varios presos han dado positivos por coronavirus, dos en Estremera, en Brians 2, en la de mujeres de Wad-ras y uno más en Zaballa (Álava), que ya ha sido dado de alta.

Más de 350 personas relacionadas con la institución penitenciaria española están aislados. De ellas, 225 son carceleros que se encuentran en sus casas aislados y 125 son presos igualmente confinados en sus celdas con medidas de seguridad reforzadas. En Cataluña hasta el momento hay 117 personas presas aisladas de forma preventiva.

Entre los carceleros, había 38 positivos el día 24, entre ellos el jefe de servicios de la prisión de Teruel, que se encuentra ingresado en la uci.

-Actualización de la lucha en las prisiones con motivo de la criminalización con el coronavirus

*Huelga de hambre de protesta en Málaga II y Wad-ras

*Protestas en las cárceles de Quatre Camins (Barcelona), Mas de Enric (Tarragona), Fontcalent (Alicante), Sangonera (Murcia), o Zuera (Zaragoza).

*Escritos exigiendo medidas efectivas.

http://tokata.info/

Cartel homenaje a Isabel Aparicio, exterminada en prisión.

¿Queremos más presos exterminados en prisión?

-Isabel Aparicio Sánchez, 6 años de su muerte en prisión por desasistencia sanitaria total

Obrera, militante comunista, presa política en varias etapas. Detenida en 2007, falleció el 1 de abril de 2014 en la prisión de Zuera, por enfermedades largamente desatendidas.

Estos días, numerosos presos políticos enfermos corren riesgo de fallecer si el coronavirus se extiende por las cárceles. Manuel Arango, militante comunista preso. Manuel Pérez Martínez, dirigente comunista preso, M.ª Jośe Baños Andujar, militante antifascista presa…

Isabel, El mejor homenaje, continuar la lucha.

Boletín con nombres y año de caída.

Listado de militantes de los GRAPO muertos por la policía, caídos en combate, por torturas o por desatención sanitaria en las cárceles:

Boletín de la Célula Antifascista Ramón Mercader

-José Vicente Artigues (1976) por la Policía. -Pedro Tabanera Pérez (1979) por la Guardia Civil. -Raúl Calero Arcones (1979) por la Guardia Civil. -Carmen López Sánchez (1979) por la Guardia Civil. -Abelardo Collazo Araujo (1980) por la Policía Nacional. -Josefa Jiménez Zamora (1980) por torturas policiales cuando estaba hospitalizada. -Roberto Liñeira Oliveira (1981) por la Guardia Civil. -Antonio Cabezas Bella (1981) por la Guardia Civil. -Dolores Castro Saa (1981) torturada y muerta por la G.C. -Albino Gabriel López (1981) torturado y muerto por la G.C. -Enrique Cerdán Calixto (1981) por la Policía Nacional. -Juan Martín Luna (1982) por la Policía Nacional. -Luis Rodríguez Martínez (1983) (ex-militante), llevado al suicidio tras años de aislamiento total en Herrera de la Mancha. -Juan García Rueda (1984) por la Policía Nacional. -José Manuel Sevillano Martín (1990) en huelga de hambre luchando contra el exterminio. -José María Sánchez Casas (2001) por desatención sanitaria, tras salir de prisión. -José Ortín Martínez (21 marzo 2009) muerto en la prisión de Fontcalent, tras más de 25 años de cárcel. -Iñaki Kuadra Etxeandia (2010) muerto por enfermedades, a los pocos meses de terminal su libertad provisional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.