Charlas con Paco Cela Seoane, un éxito / Escribir a los presos políticos. Taller en Zaragoza / Humor cáustico ayuda a entender la realidad / «No me llames extranjero».

Foto. Charla en Barcelona de Paco Cela.

Muro de solidaridad y denuncias:

-Charlas de Paco Cela Seoane, expreso político, aún de criminalizadas

Foto de la charla celebrada en Barcelona.

Cartel. Taller de carteo a presos políticos. En Zaragoza.

-Escribir a los presos políticos:

*El sábado 22 de febrero a las 18h tendrá lugar un taller de carteo a presos políticos en la asociación del Cantero de Torrero (C/Ateca n36). Zaragoza

¡Rompamos con su aislamiento! ¡No les dejemos solos!

https://twitter.com/Soli_Antifa_Zgz

Foto de la carta de Charles a un solidario.

*Después de que a muchos les hayan devuelto cartas para los presos de @Detingudes23S, enviadas mucho antes que salieran de prisión, hoy me llega respuesta de Charles, un joven de 26 años detenido el 18 de octubre en Barcelona y encarcelado en Brians I desde hace casi 4 meses.

Lo dice un burgués a otros dos, ante un mar de gruas.

Humor cáustico ayuda a entender la vida…

Insertamos 4 viñetas aparecidas en la revista de humor TMEO.

* “¡Adoro el olor del cemento fresco por la mañana!”

Viñeta de Paco Carrión.

Lo pregunta un señor a un niño.

* “-Y tú que quieres ser de mayor? -Miembro de la Junta Electoral Central. Y si no hay vacantes, sinvergüenza a secas.”

Viñeta de Sik.

Lo dice un obispo.

* “Bendice señor, estos terrenos que la Iglesia tenía destinados a edificios de labor social, y que ha vendido por un pastón al ayuntamiento para que construyan un bloque de apartamentos con un casino de lujo. ¡Amén!”.

Viñeta de Paco Carrión.

Lo dice a uno que ha pintado en la casa de la Iglesia «Cura hijo puta».

* “Cuando te dije que marcases la casilla de la Iglesia no me refería a esto”.

Viñeta de Mauro.

Foto de Rafael y letra de «No me llames extranjero»

-Música combativa. En Memoria

No me llames extranjero

Rafael Amor

5-11-1948 / 23-12-2019

No me llames extranjero porque haya nacido lejos, o porque tenga otro nombre la tierra de donde vengo. No me llames extranjero porque fue distinto el seno o porque acunó mí infancia otro idioma de los cuentos. No me llames extranjero si en el amor de una madre tuvimos la misma luz en el canto y en el beso con que nos sueñan iguales las madres contra su pecho.

No me llames extranjero, ni pienses de dónde vengo, mejor saber dónde vamos, adónde nos lleva el tiempo. No me llames extranjero porque tu pan y tu fuego calmen mi hambre y mi frío, y me cobije tu techo. No me llames extranjero, tu trigo es como mi trigo, tu mano como la mía, tu fuego como mi fuego, y el hambre no avisa nunca, vive cambiando de dueño.

Y me llamas extranjero porque me trajo un camino, porque nací en otro pueblo, porque conozco otros mares, y un día zarpé de otro puerto, si siempre quedan iguales en el adiós los pañuelos y las pupilas borrosas de los que dejamos lejos, y los amigos que nos nombran y son iguales los rezos y el amor de la que sueña con el día del regreso.

No, no me llames extranjero, traemos el mismo grito, el mismo cansancio viejo que viene arrastrando el hombre desde el fondo de los tiempos, cuando no existían fronteras, antes que vinieran ellos, los que dividen y matan, los que roban, los que mienten, los que venden nuestros sueños, ellos son, ellos son los que inventaron esta palabra: extranjero.

No me llames extranjero, que es una palabra triste, que es una palabra helada, huele a olvido y a destierro. No me llames extranjero, mira tu niño y el mío cómo corren de la mano hasta el final del sendero, no los llames extranjeros, ellos no saben de idiomas, de límites, ni banderas, míralos, se van al cielo por una risa paloma que los reúne en el vuelo.

No me llames extranjero, piensa en tu hermano y el mío, el cuerpo lleno de balas besando de muerte el suelo, ellos no eran extranjeros, se conocían de siempre por la libertad eterna e igual de libres murieron. No me llames extranjero, mírame bien a los ojos, mucho más allá del odio, del egoísmo y el miedo, y verás que soy un hombre, no puedo ser extranjero.

*Imagen: Publicada en la revista ‘El Karma’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.