Desde Topas, Lucio García Blanco, preso comunista. Sobre la lucha pro-amnistía, situación en E.H. y Catalunya, y combates en Colombia y Francia.

Foto. «Lucio García Blanco. Preso político PCE(r)»

Cartas desde prisión:

Lucio García Blanco

Topas, 9-1-2020

(…) Me alegro de saber de nuevo de ti y poder leer tus reflexiones políticas, así que vaya por delante un fuerte abrazo. La cosa es que me dieron el sobre con la tarjeta, pero faltaban los tres folios, así que tuve que reclamarlos a través de una instancia y me los trajeron varios días después. O sea, que el correo por aquí va de mal a peor, y no hace mucho que me dieron dos cartas con más de un mes de tardanza.

Respecto al asentamiento y cierto avance de la lucha por la Amnistía en Madrid cabe remarcar que se debe, en parte, a un largo y acertado trabajo político por los diversos barrios madrileños, las periódicas jornadas por la amnistía, la clara denuncia de la represión y el terrorismo de Estado y, en su última etapa, a su consecuente solidaridad con la situación y la lucha que se está viviendo en Catalunya, por su legítimo derecho a la autodeterminación. Y todo ello impulsado por el MAR, con el apoyo de otras varias organizaciones antifascistas y también de nuestro Partido.

Claro que, por otra parte, también es necesario subrayar que la consecuente y radical respuesta que se dio en Catalunya a las injustas condenas que el T.S. impuso a los presos políticos catalanes, así mismo ha contribuido en buena medida a desarrollar la conciencia antifascista, la solidaridad con los presos políticos del conjunto del Estado y la lucha por la amnistía.

Me parece normal que en Euskal Herria las cosas en ese sentido vayan lentas por la “dejación de los principios por parte del MLNV” que tú señalas, y que ha supuesto un abandono de la lucha contra el régimen fascista y una plena adaptación a su legalidad; por lo que es lógico que en estos momentos se esté dando una amplia confusión política y bastante desmoralización. De ahí que me hayan parecido importantes los artículos políticos que viene desarrollando nuestro Partido por esas tierras vascas; y no me cabe duda de que poco a poco el pueblo vasco terminará dando la espalda a Bildu y apoyando y apoyando a los que ya vienen apostando por un programa de ruptura y la amnistía total.

Por otra parte, me parece normal que en estos momentos haya cierta dispersión y abundancia de siglas con pequeñas organizaciones que se van sumando a la lucha; pero no me cabe duda de que eso se irá corrigiendo a medio plazo y volverá a surgir un nuevo movimiento, similar al anterior de Gestoras de 1976, pero mucho más esclarecido y fuerte en lo político, que es la base fundamental.

En este sentido me ha parecido muy interesante una entrevista de seis de octubre pasado al abogado Miguel Castells (defensor en el Proceso de Burgos 1970), en la que remarca muy acertadamente la necesidad de que se vuelva a reivindicar la amnistía. Entre otras cosas, señala: “El régimen político vigente, llamado, por razón de la Constitución, régimen del 78, no rompe con el franquismo, sino que consensúa con él. Se mantuvo y ascendió a sus jueces…”. Por su prestigio, supongo se le debería hacer caso por allí.

Asimismo me parece importante que la mayoría de las nuevas organizaciones estén recurriendo al marxismo para poder orientarse. Sobre esas bases se pueden encontrar la línea política y los programas necesarios y adaptados a las condiciones concretas actuales, para poder avanzar en la lucha.

«Cartas desde prisión» (mano saca carta sobre alambradas)

Sobre lo que me comentas sobre Colombia, tengo bastante información y conozco la vuelta a las armas de los grupos disidentes que señalas. Pero la realidad es que continúan anclados en una visión política espontaneista y reformista aunque practiquen la lucha armada contra la dura y criminal dictadura; así que es lógico que sigan estancados pues las carencias son similares a (por seguir con temas de la carta) las del MLNV. Como bien dices es un “tremendo desatino político” que los que siguen con las armas estén pidiendo un ‘Gran Acuerdo Nacional’ para dejarlas; cuando el Estado terrorista colombiano no respetó el anterior acuerdo que se negoció en Cuba y sigue asesinando a cientos de líderes sociales y excombatientes. La cuestión fundamental es que en este país no hay partido comunista; ni tampoco son marxistas-leninistas esos grupos armados que hablan de ello en términos abstractos, sin concretarlo en una línea y programa estratégico concreto.

Sin embargo, allí, al igual que en otros países latinoamericanos, en los últimos años se han instalado numerosa fábricas, desarrollándose considerablemente el sistema capitalista y el proletariado. Así que es urgente la formación de un Partido Comunista que pueda desarrollar lo antes posible un programa de lucha por el socialismo y dirigir allí la lucha política, sindical, armada, etc. Sólo sobre esas bases podrán acabar con la actual división y dispersión de la lucha, así como con el movimiento por el movimiento y el reformismo; y asimismo avanzar en la vía revolucionaria poniendo en apuros a la dictadura colombiana. Me pareció pues importante la huelga general que se hizo allí el 21 de noviembre, que refleja un profundo descontento y cierta organización. Y como se ha visto en Chile, Ecuador, etc, responde a un nuevo ciclo de desarrollo de la lucha en Latinoamérica y a nivel mundial, por el agravamiento de la crisis general y crónica del capitalismo.

Por otra parte, como bien señalas, los franceses no han perdido su tradición de lucha obrera y popular, y lo vienen demostrando con la larga huelga de transporte, y de otros sectores de trabajadores afectados, apoyada por los ‘Chalecos amarillos’ y que se viene desarrollando a nivel de calle con enfrentamientos con la policía y gran combatividad. Hoy se celebra la cuarta huelga general en el plazo de un mes. Si CGT, oficialmente, venía llamando a la lucha que han venido desarrollando desde hace tiempo los huelguistas… se debe al descontento sindical y social que hay en ese Estado, pero también en buena medida a la lucha radical de los ‘Chalecos amarillos’. Mas es importante tener en cuenta que la combatividad de estos se debe, sobre todo, a la utilización de unos métodos de organización y de lucha subterráneos y semiclandestinos, al margen de la legalidad sindical estatal. Han sido esas bases las que les han permitido impulsar la lucha combativa en la calle y enfrentarse a la violencia policial. Se trata (salvando las distancias) de una organización social parecida a la que venimos proponiendo nosotros aquí a través de los ‘Círculos Obreros’, y a la que hay que prestar atención pues también podría evolucionar positivamente en lo político.

En cuanto al “teatro” parlamentario español que hemos podido ver por la TV, sólo señalar que ha estado bastante crispado por la crisis de Estado que sufren, y aunque han logrado investir a Sánchez, les va a resultar muy difícil poder “gobernar”, por el poco margen de apoyo frente a la ‘derechona cavernícola’, y las contradicciones entre la propia oligarquía. Hay que criticar duramente el papel que ha jugado ERC facilitando las cosas al PSOE y al Estado a cambio de nada, y creo que el pueblo se lo hará pagar en las próximas elecciones catalanas. Mientras, el Procés va a continuar ‘radicalizándose’ y tirando hacia ‘adelante’.

Aún no se sabe sobre el acuerdo de PSOE – U.Podemos. En qué quedará esa supuesta derogación de la Ley Mordaza y los aspectos de la Reforma Laboral. En nada. Pero si se produjera, la intención será para imponer otros recortes a los trabajadores, pues la nueva recesión económica ya está apretando con algunas consecuencias.

Venga, pongo el freno hasta la próxima. Un fortísimo abrazo, salud y lucha para este nuevo año.

¡Hai qu’ armala!

Lucio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.