Repasando la turbia historia de los premios Nobel. Hoy, Nobel de Física.

Historias desconocidas en los Nobel.

Repasando la historia:

Los premios Nobel. Política imperialista detrás de las bambalinas. Y alguno merecido, negado.

-Nobel de Física.

*Año 1905. Al alemán P.E.A. von Lenard. Por experimentos con rayos catódicos.

Profundamente anti-judío, llevaba una guerra particular contra Einstein. Desde 1915 impidió por sus presiones como Nobel que no le otorgaran el premio a Einstein. Decía que la teoría de la relatividad era inútil y que ni era un descubrimiento. Cuando Albert fue galardonado por fin en 1921, Lenard estalló en rabia y escribió a la Academia de Ciencias sueca en señal de protesta. Defensor de la ‘Ciencia aria’ y nazi declarado, recibió galardones fascistas en 1933 y 1942.

*Año 1944. A Isidor Isaac Rabi. Estadounidense. Por propiedades magnéticas de los núcleos atómicos.

Uno de los elaboradores de la bomba de hidrógeno. Posteriormente, asesor técnico de la OTAN.

*Año 1948. Al británico Patrick Blackett. Descubrimientos sobre física nuclear y rayos cósmicos.

Semanas antes de recibir el premio, este físico publicó un libro sobre el derecho de la URSS a rechazar el plan atómico de EE.UU. porque se vería claramente perjudicada. El Foreign Office comunicó a las Naciones Unidas su repudio por Blackett.

Foto. Sockley.

*Año 1956. A William B. Sockley, por el desarrollo del transistor. EE.UU.

En 1963, y catedrático de ciencia de la ingeniería en Stanford, empezó a publicar su visión sobre la herencia. Era partidario de la esterilización voluntaria de toda persona con coeficiente intelectual bajo. Situaba a los negros con menos puntuación que los blancos en temas de inteligencia. Palabra del KKK camuflada en genética falsa.

*Año 1959. A Segrè y Chamberlain, EE.UU., por el descubrimiento del antiprotón.

Oreste Piccioni, profesor de física en San Diego, presentó demanda judicial, justificando que él era el iniciador de aquel descubrimiento. No había sido autorizado a trabajar en Berkeley (lugar del descubrimiento) por razones de seguridad. No estaba nacionalizado y había militado en el socialismo en Italia. Presentó la idea a ambos Nobel, pidiéndoles que realizaran el experimento. Lo hicieron y ganaron dicho premio. Parece ser que prometieron a Oreste favores a cambio del silencio. No debieron cumplir, y esta fue la primera demanda judicial contra dos premios Nobel.

*Año 1964. A Charle H. Townes, EE.UU., y a los soviéticos Nikolai G. Basov y Aleksandr M. Prochorov. Por fundamentos sobre la electrónica cuántica.

Nadie entendía que los soviéticos hubiesen llegado a las mismas conclusiones que el estadounidense, con la abismal diferencia de los medios con que contaron para descubrir el principio maser-laser.

Townes, con un equipo complejísimo y caro. Basov y Prochorov, con instrumentos primarios. Tanto, que el presidente del Nobel de Física dijo “los descubrimientos a través de instrumentos primitivos deben ser compensados igual que los logrados con ‘la pulsación de teclas de instrumentos costosísimos’”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.