Más palestinos asesinados por las ordas sionistas / Yemen: el imperialismo, culpable / Eslovaquia, nazis contra el Pueblo gitano / Semilla de libertad: Erdal Eren.

Foto. (niños palestinos con bufanda de su bandera, alzada entre manos)

Internacional:

Palestina

-Más palestinos asesinados indiscriminadamente

Ali Al-Ashqar, de 17 años fue asesinado en la Franja de Gaza de un balazo en el cuello el 6 de septiembre. Otro joven fue asesinado de un balazo en el estómago en la ciudad de Gaza. Numerosos heridos en varias localidades por la represión sionista.

Europa sigue callando. Europa sigue siendo cómplice…

Foto. Tras bombardeo en Yemen, socorriendo heridos.

Yemen

-La propia ONU responsabiliza a EE.UU, Reino Unido y Francia de los crímenes de guerra en Yemen

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU criticó a los Estados Unidos, el Reino Unido y Francia por su complicidad en presuntos crímenes de guerra en Yemen por parte de la coalición liderada por Arabia Saudita, advirtiendo que alentar tales crímenes vendiendo armas u otra ayuda también es ilegal.

https://insurgente.org/la-propia-onu-responsabiliza-a-ee-uu-reino-unido-y-francia-de-los-crimenes-de-guerra-en-yemen/

Sobre cartelón antirracista, pintadas nazis.

Eslovaquia

-Los nazis contra el pueblo gitano

Cartel antirracista en Eslovaquia, donde un bebé de piel morena, aparece esposado, con la frase: “condenado por el color de la piel”, boicoteado con pintadas de la esvástica y las frases “Sieg Heil” y “Muerte a los gitanos”. Esta es la realidad que vive el Pueblo gitano en Europa.

Cartel de La Cheka sobre Erdal Eren.

Turquía

-Erdal Eren, semilla de libertad

Nació el 25 de septiembre de 1964 en Şebinkarahisar, Giresun. Estudiaba en un colegio vocacional de Ankara, fue condenado a la horca por oficiales militares que lideraron el golpe de estado del 12 de septiembre de 1980, a pesar de que sólo tenía 17 años. La acusación era de que supuestamente había asesinado a un oficial de la policía militar antes del golpe.

Antecedentes: Sinan Suner, miembro de la Asociación Patriótica Juvenil Revolucionaria y estudiante de la Universidad Técnica de Medio Oriente, fue asesinado a tiros el 30 de enero de 1980 por Süleyman Ezendemir, el guardaespaldas del Ministro del Partido del Movimiento Nacionalista Cengiz Gökçek.

El 2 de febrero del mismo año, los estudiantes salieron a protestar por el asesinato de Suner, Erdal Eren fue arrestado junto a otras 24 personas, y lo imputaron por el asesinato de Zekeriya Önge, quien murió en un enfrentamiento durante la manifestación. Lo juzgaron y condenaron a muerte el 19 de marzo de 1980. La decisión, que fue aprobada por el Consejo de Seguridad Nacional, fue ejecutada el 13 de diciembre de 1980 en la Prisión Central de Ankara.

Los periodistas Savaş Ay y Emin Çlaşan, que lo visitaron 16 horas antes de la ejecución de Erdal Eren, dijeron que “su abogado no lo había contactado, que quería ser ejecutado a pesar de que tenía menos de 18 años, que la solicitud de una prueba ósea que determinaría que su edad era menos de 18 años no fue aceptada. Dijo que había disparado contra el soldado de la gendarmería muy lejos, pero en la autopsia dijeron que había muerto cerca de donde estaba Erdal, que lo colgarían como ejemplo y que no temía a la muerte».

Su hermano Erkan Eren, declaró que Erdal fue testigo, durante su detención en la prisión militar de Mamak, de las torturas que allí se cometían. Erkan Eren, también afirmó que Erdal Eren tenía menos de 18 años en la fecha de su ejecución.

*La última carta de Erdal Eren, escrita a su familia.

«Mi querida madre, padre y hermanos. ¡Amor de corazón y respeto a todos! No he podido escribirte una bonita carta hasta ahora. Además, tampoco tuvimos mucho tiempo para hablar. No nos habíamos hablado mutuamente de manera comprensiva mientras yo no estaba encarcelado. (En este sentido, actué bastante mal con ustedes, pero no quiero que piensen que esto fue porque no los respeté).

Entonces, tengo mucho de qué hablar y decirles, pero eso no es posible ahora. Intentaré explicar mis pensamientos con esta carta. Puedo imaginar cómo se sentirán ahora mismo. Pero lo digo muy claramente: mi moral es muy buena y no temo a la muerte. Sé muy bien que este caso probablemente resultará en mi muerte. Sin embargo, no me siento temeroso, desesperanzado o pesimista y me siento honrado de ser un revolucionario y de haber participado en la lucha. Pienso y actúo así porque creo en el pueblo y en la Revolución.

Cuando digo que no tengo miedo de morir, no se debe entender que estoy cansado de vivir o que no quiero vivir. Por supuesto, deseo vivir y continuar en la lucha. Sin embargo, si la muerte está ante mí, no debo temerla y enfrentarla con coraje.

Como saben, este castigo no se otorga por el delito que presuntamente cometí. El objetivo principal aquí es prevenir la lucha y crear intimidación con esto. Por esta razón, dieron este castigo sabiendo que en realidad están violando sus propias leyes, como ustedes también saben.

En la cárcel, (supongo que aprendería en detalle lo que sucedió) estamos bajo una crueldad inhumana. He visto cosas tan viles y brutales que vivir en estos días se ha convertido en una tortura en sí misma. En esas circunstancias, la muerte no se ha convertido en una fuente de temor, sino en algo que se desea, como salvación. En tal situación, uno puede fácilmente suicidarse. Pero estoy usando mi voluntad, pase lo que pase, para seguir viviendo: e, incluso sabiendo que me matarán con el tiempo.

Les digo esto porque no quiero que me malinterpreten y piensen que no me doy cuenta de la gravedad del asunto. Todo esto me enfureció mil veces y alimentó mi ambición de luchar. No pudo destruir mi fe por la Revolución y el pueblo. No tengo otro propósito que no sea creer en el pueblo y levantar y llevar a cabo la lucha de la mejor manera posible.

El tema no es tan complejo desde mi punto de vista. Pero sé que es diferente y más difícil para ustedes. El amor entre la madre, el padre y sus hijos es realmente fuerte y no se pierde fácilmente. Y, sé cómo se sienten perdiendo un hijo. Pero no importa lo difícil que sea, quiero que dejen de lado los aspectos emocionales. Quiero que sepan y acepten que tienen miles de hijos. Muchos más de ellos serán asesinados pero no se disiparán. La lucha continuará y seguirán viviendo dentro de esa lucha. Quiero que lo sepan así y que se esfuercen en comprenderlo mejor.

Si lloran detrás de mí, como si fuera una persona miserable e impotente, eso me hará daño. Cuanto más poderoso y valiente sean sobre esto, más feliz me harán. Les deseo a todos una vida libre y feliz.

Saludos revolucionarios, su hijo ERDAL»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.