El papá de los Boy Scouts, un genocida de zulúes, ashantis y ndebeles / Göring padre, y sus campos de exterminio en Namibia / Ejecutivos de la GM, asesinos con la gasolina.

Caricatura de Baden-Powell, exprimiendo niños.

Repasando la historia

De Eduardo Galeano

-El papá de los Boy Scouts

Arthur Conan Doyle recibió el título de sir, y no fue por los méritos de Sherlock. El escritor ingresó a la nobleza por las obras de propaganda que había escrito al servicio de la causa imperial.

Uno de sus héroes era el coronel Baden-PoweII, el fundador de los Boy Scouts. Él lo había conocido combatiendo contra los salvajes africanos:

-Siempre había algo de deportista en su aguda apreciación de la guerra -decía sir Arthur.

Habilidoso en el arte de rastrear huellas ajenas y borrar las propias, Baden-PoweII había practicado exitosamente el deporte de la cacería de leones, jabalíes, venados, zulúes, ashantis y ndebeles.

Contra los ndebeles había librado una dura batalla en África del Sur. Murieron doscientos nueve negros y un inglés.

El coronel se llevó de recuerdo el cuerno que el enemigo soplaba para dar la voz de alarma. Y ese cuerno en espiral, del antílope kudu, fue incorporado a las costumbres de los Boy Scouts, y pasó a ser símbolo de los muchachos que aman la vida sana.

Formación tropas que exterminaron a los hereros.

-Fundación de los campos de concentración

Cuando Namibia conquistó la independencia, en 1990, se siguió llamando Göring la principal avenida de su capital. No por Hermann, el célebre jefe nazi, sino en homenaje a su papá, Heinrich Göring, que fue uno de los autores del primer genocidio del siglo veinte.

Aquel Göring, representante del imperio alemán en ese país africano, había tenido la bondad de confirmar, en 1904, la orden de exterminio dictada por el general Lothar von Trotta.

Los hereros, negros pastores, se habían alzado en rebelión. El poder colonial los expulsó a todos, y advirtió que mataría a los hereros que encontrara en Namibia, hombres, mujeres o niños, armados o desarmados.

De cada cuatro hereros, murieron tres. Los abatieron los cañones o los soles del desierto adonde fueron arrojados.

Los sobrevivientes de la carnicería fueron a parar a los campos de concentración, que Göring programó. Entonces, el canciller Von Bülow tuvo el honor de pronunciar por primera vez la palabra Konzentrationslager.

Los campos, inspirados en el antecedente británico de África del Sur, combinaban el encierro, el trabajo forzado y la experimentación científica. Los prisioneros, que extenuaban la vida en las minas de oro y diamantes, eran también cobayos humanos para la investigación de las razas inferiores. En esos laboratorios trabajaban Theodor Mollison y Eugen Fischer, que fueron maestros de Joseph Mengele.

Mengele pudo desarrollar sus enseñanzas a partir de 1933. Ese año, Göring hijo fundó los primeros campos de concentración en Alemania, siguiendo el modelo que su papá había ensayado en África.

Edificio actual de la multinacional GM.

-Marketing

A fines de los años veinte, la publicidad difundió esta maravillosa novedad, a tambor batiente: ¡Usted puede volar! La gasolina con plomo corría más, y quien más corría triunfaba en la vida. Los anuncios mostraban a un niño avergonzado, en un coche que andaba a paso de tortuga: ¡Ay, Papi, te están pasando todos!

La gasolina con plomo agregado fue inventada en los Estados Unidos, y desde los Estados Unidos el bombardeo de la publicidad la impuso en el mundo. En 1986, cuando por fin el gobierno de ese país decidió prohibirla, eran incalculables las víctimas de envenenamiento en el planeta entero. Se sabía, eso sí, que la gasolina con plomo estaba matando adultos estadounidenses a un ritmo de cinco mil por año, y que durante sesenta años había provocado daños al sistema nervioso y al nivel mental de muchos millones de niños.

Los principales autores del crimen fueron dos ejecutivos de la General Motors, Charles Kettering y Alfred Sloan. Ellos han pasado a la historia como benefactores de la humanidad, porque fundaron un gran hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.