Carta desde Botafuegos de Israel Clemente, sobre la situación en lo rural, y, ¿qué pasará cuando otra vez se visibilice Catalunya?.

Cartel dirección Israel Clemente.

Cartas desde prisión:

Israel Clemente López

Botafuegos. Algeciras. 15 de junio 2019

“…Es ya frecuente esto de las infecciones hospitalarias, agravadas por la proliferación de bacterias cada vez más resistentes a los antibióticos. Un problema creciente, ligado tanto al deterioro de los sistemas públicos de salud, como al uso masivo de antibióticos en la producción cárnica intensiva. Al final, todo esto acaba teniendo repercusiones muy negativas. En la base de todo ello se halla la búsqueda de mayores ganancias por parte de los capitalistas, sin entrar a considerar las repercusiones futuras de todo ello.

En cuanto al estado calamitoso de buena parte de las cosechas por la sequía y las altas temperaturas… Leyéndote me parece que el problema se agrava de año en año, y sin visos de solución.

No debe de ser sencillo el resistirse a la tendencia general a emigrar hacia las grandes urbes. La despoblación sigue agravándose y el envejecimiento de la población rural también.

He de reconocerte que he terminado con un cierto hastío hacia todo lo relacionado con la campaña electoral y el circo postelectoral subsiguiente. En todo caso, en mi opinión, lo relevante de esta legislatura de los socialfascistas en que en ella se vendrá a evidenciar la carencia por parte de los de Sánchez de un verdadero programa reformista de calado. La legislatura durará lo que tarde en visibilizarse esto en Catalunya.

Al margen de retrocesos tácticos por parte de los independentistas o escenificaciones diversas de “desescalada” en Catalunya, nada de ello podrá obviar un hecho objetivo de gran trascendencia futura: las aspiraciones democráticas del pueblo catalán no pueden encontrar cabida dentro de los estrechos marcos de la asfixiante legalidad del régimen.

Esto impide poner punto y final al “procés” con un acuerdo político dotado de grandes contenidos. Tan solo cabe la demagogia y las reformas raquíticas y mezquinas (nada de autodeterminación y si alguna “zanahoria” en forma de Estatut y poco más).

Cuando estas agoten su ciclo, ya sabemos lo que vendrá después: un relanzamiento en toda regla de la represión política. Da vergüenza ajena lo dispuestos y presurosos que se muestran bastantes por sostener a Sánchez (siguen agitando el espantajo de la “extrema derecha”). ERC no parece esperar más que una mínima excusa para emprender una retirada en toda la línea hacia las posiciones anteriores al “procés”. Hasta ahora ha venido siendo el núcleo en torno a Puigdemont el que ha mantenido posiciones menos propensas a la conciliación con el Estado.

Y a veremos cómo evoluciona todo cuando salga la sentencia del juicio en el Supremo.

Me despido ya por hoy. Cuídate mucho.

Recibe un fuerte abrazo cargado de Resistencia.

ICL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.