Lucio García Blanco, desde la cárcel de Topas, sobre las elecciones, y sobre el papel de Rusia y China en África.

Foto. «Lucio García Blanco. Preso político PCE(r)».

Cartas desde prisión:

Lucio García Blanco

Cárcel de Topas, 9 de junio 2019

“…Pues sí, los médicos del hospital del Salamanca y sobre todo la neumóloga, me están mirando bien y, el pasado lunes, me sacaron a esta última y al TAC. Sobre la flema no han visto nada concreto, aunque respecto al pulmón me dicen que tengo cierta resistencia al aire por haber inhalado gases, que pueden ser de los coches por mi etapa de mecánico, aunque en Avilés la Ensidesa también contaminaba lo suyo.

Sobre la última pantomima electoral municipal, autonómica y europea, cabe lamentar que haya ido bastante gente a votar; seguramente que por el miedo al triunfo de la derecha, que ya empezó a sembrar el PSOE en las del 28 A. Mas es preciso tener claro que no ha habido ninguna ruptura con el franquismo y que todos los partidos políticos vienen colaborando en la vuelta del régimen a sus orígenes más negros, para hacer frente a la crisis del Estado que sufren. Hay que recordar que fueron los pesoistas los que nos metieron en la OTAN, impusieron los GAL, las reconversiones, las primeras reformas laborales, etc.

Creo que lo más significativo ha sido el absoluto hundimiento de Podemos, y que muchos de los que no le han votado se habrán quedado en casa, y se han desengañado del régimen.

En cuanto a Cataluña, es bastante positivo el 50% de los votos, quedando Esquerra por delante de Junts per Catalunya.

También es bastante significativo que Vox haya perdido la mitad del electorado que le había votado en las anteriores elecciones, a pesar de que los medios de propaganda le han dado una gran publicidad.

Al PP, bien se puede decir que le ha salvado el resultado que obtuvo en Madrid, pero en general, ha bajado y también se puede afirmar que están en un proceso de controversia interna e incluso de cierta descomposición, que se puede agravar con el comienzo del juicio a Bárcenas en los próximos días. Y los de Ciudadanos no solo no recogen parte del naufragio de los peperos sino también han perdido bastante apoyo.

En términos generales creo que todo ello refleja cierto agravamiento de la crisis del Estado, que puede ir favoreciendo el desarrollo de las luchas ya perfiladas, como la del procés catalán y la lucha por la amnistía, así como la del conjunto del pueblo: jubilados, trabajadores, desahuciados, etc.

Como las políticas concretas ya están marcadas por la oligarquía financiera, en estos momentos estamos asistiendo en un mero mercadeo por las distintas alianzas y cargos concretos, con los sueldazos y las prevendas determinadas y el espacio para todo tipo de chanchullos.

«Cartas desde prisión» (puño saca carta por encima alambradas)

Los artículos que me has enviado sobre las relaciones comerciales y las inversiones del Rusia en África son bastante interesantes para pode entender la situación mundial que estamos vivienda, caracterizada por el desarrollo de un marco económico multipolar que viene enfrentando desde tiempo atrás al bloque imperialista liderado por los EE.UU., con el que encabezan China y Rusia en torno a los BRICS.

La cosa es que Rusia ya heredó bastantes relaciones en el continente africano por el apoyo que había dado la URSS a la descolonización de allí. Además de prestarles una gran ayuda militar y económica, más de 50.000 estudiantes africanos pudieron estudiar gratuitamente en las universidades soviéticas. Con la imposición del capitalismo en Rusia mediante un golpe de Estado, hubo un considerable retroceso de las relaciones ruso-africanas; pero posteriormente fueron recuperadas.

En los artículos mencionados queda claro que el comercio y las inversiones rusas en África tienen como eje principal la exportación de armas y equipos militares, así como los servicios de carácter militar a través de fuerzas oficiales y también privadas. Es significativo que el número de las primeras que participan en misiones de paz, supere a los efectivos franceses, británicos y estadounidenses en su conjunto. Mas esas relaciones también les sirven para ampliar su comercio general, así como la colaboración nuclear con dieciséis países. En 2020 se inaugurará la primera planta nuclear en Egipto. Y, por otra parte, los rusos vienen comprando allí, bastantes materias primas y minerales para su industria en general y militar. Así, la inversión directa rusa en el continente creció un 185% entre 2005 y 2015, y en 2017 ya subió a un 25%. Lo que se debió principalmente a la entrada de Sudáfrica en 2010 en los BRICS, que encabezan la propia Rusia y China. En ese sentido es necesario tener en cuenta que estos dos países están coordinando en términos generales su comercio allí y en otras zonas. Pero los chinos vienen desarrollando unas relaciones comerciales y económicas aún más amplias que los rusos en suelo africano.

Mas con el desarrollo de la Ruta de la Seda por ferrocarril desde China pasando por Rusia hasta Europa y África, también se está extendiendo su influencia comercial, económica y política; y ya son dieciséis países europeos los que han declarado su adhesión, entre los que cabe destacar a Italia.

La cuestión es que Rusia y China como países capitalistas emergentes, que aún no han llegado a la etapa imperialista (para no tener que someterse a los abusos de los EE.UU) vienen impulsando un nuevo marco de relaciones económicas, comerciales y financieras con los países en vías de desarrollo que no se basan en el ley del valor, sino en precios y réditos más reducidos. En un intercambio realmente justo y equitativo para favorecer un avance económico mutuo. De ahí que esas nuevas relaciones ya vengan desplazando a los norteamericanos y europeos de buena parte de África, Asia y América Latina; así como al propio dólar como moneda de reserva e intercambio mundial, por el Yuan Chino.

Sin embargo, la reacción del imperialismo no se ha hecho esperar. El documento “la estrategia de Seguridad” que Trump presentó once meses después de su llegada a la presidencia, define a Rusia y China como “potencias revisionistas que quieren revisar el orden establecido, y buscan erosionar la prosperidad americana creando un mundo en las antípodas de los valores americanos”. Una evidente amenaza que, además, viene acompañada por el aumento de su presupuesto militar en un 23%, así como por el apoyo a los dos intentos de golpe de estado en Venezuela (que fue uno de los primeros países que exigió que le pagasen su petróleo en yuanes), y la advertencia de que puede ser invadido militarmente. Lo que también vienen haciendo con Irán. Así que el peligro que pueda darse una nueva guerra mundial es cada vez mayor.

Por otra parte, el panorama mundial continúa calentándose políticamente de un año para acá, por la guerra comercial que está impulsando Trump imponiendo altos aranceles al aluminio, el acero etc., de Alemania, Francia, China, Rusia, Turquía, Canadá… y últimamente el amenazado ha sido México.

Y es necesario tener presente que ya tenemos encima una nueva recesión económica, dentro de la crisis económica ya crónica, de agotamiento del sistema capitalista.

Bueno, ya está bien por el momento, je, je.

Lucio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.