No olvidar los crímenes de Queipo de Llano. Recuerdo desde Extremadura / Rafael Alberti: ‘Atención! Radio Sevilla, Queipo de Llano es quien habla, quien muge, quien gargajea. Quien rebuzna a cuatro patas’

Foto. Entre fascistas llevan sangrando a una niña rapada.

Memoria histórica muy actual

Asesino y sus hazañas

-“Esto se hizo a las mujeres de mi tierra extremeña y andaluza así como demás pueblos de nuestros hermanos obreros y jornaleros por venganza a las ocupaciones del 25 de marzo del 36 sobre las tierras de los Grandes de España. Queipo de Llano desde Sevilla mandó la orden de violar y represaliar duramente a las mujeres de esos hombres que defendieron la libertad, hace poco las mujeres de jornaleros andaluces actuales taconearon encima de la tumba de ese cerdo fascista que con su orden destrozó a sus abuelas, ahí debajo esas mujeres abuelas que sufrieron y las nietas taconeando en su honor. Jara S.

Foto. Taconeo sobre tumba de Queipo.

Sobre el general Gonzalo Queipo de Llano escribió durante la guerra el poeta Rafael Alberti estos versos:

“Atención! Radio Sevilla, Queipo de Llano es quien habla, quien muge, quien gargajea. Quien rebuzna a cuatro patas. ¡Radio Sevilla! Señores: Aquí un salvador de España. ¡Viva el vino, viva el vómito!. Esta noche tomo Málaga;/el lunes, tomé Jerez;/ martes Montilla y Cazalla;/ miércoles, Chinchón, y el jueves,/ borracho y por la mañana,/ todas las caballerizas/ de Madrid, todas las cuadras,/ mullendo los cagajones,/ me darán su blanda cama./ ¿Oh, que delicia dormir/ teniendo por almohada/ y al alcance del hocico/ dos pesebres de alfalfa./ ¡Qué honor ir al herradero/ del ronzal! ¡Que insigne gracia / recibir en mis pezuñas,/ clavadas con alcayatas,/ las herraduras que Franco/ ganó por arrojo en África!/ Ya se me atiranta el lomo,/ ya se me empinan las ancas,/ ya las orejas me crecen,/ ya los dientes se me alargan,/ la cincha me viene corta,/ las riendas se me desmandan,/ galopo, galopo…al paso./ Estaré en Madrid mañana,/ que los colegios se cierren,/ que las tabernas se abran,/ nada de Universidades,/ de Institutos, nada, nada,/que el vino corra al encuentro/ de un libertador de España./ -¡Atención! Radio Sevilla. / El general de esta plaza, / tonto berrendo en idiota, / Queipo de Llano, se calla”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.