Teresa de Calcuta, la Santa ángel de la muerte. Pudiendo crear clínicas, creó morgues.

Dibujo. Teresa ‘Angel of Hell’ (rodeada de cadáveres)

Repasando la historia:

Santa Madre Teresa de Calcuta

Un ángel enviado del infierno

Todo lo que la gente cree que sabe de la Madre Teresa es mentira. Ella no era amiga de los pobres; ella era amiga de la pobreza. Solía decir que el sufrimiento era un regalo divino para la purificación. Pero al mismo tiempo siempre buscó los mejores médicos y mejores tratamientos para tratar su propia salud.

La verdad sobre la madre Teresa (llamada por los que la conocieron de cerca como «Ángel de la muerte»), sus casas para enfermos eran llamadas por médicos de la organización mundial de salud ‘Morgues’. Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) recibió de donantes cientos de millones de dólares para sus hospitales -los cuales ella llamaba «Casas para enfermos»-, pero la mayor parte de ese importe estaba destinado a las arcas del Vaticano, dejando a los pacientes en estado precario, sin remedios y cuidados. Muchos eran simplemente amontonados en el suelo esperando que la muerte llegara.

Médicos calificaron estos lugares de «Casas de la muerte» o de «morgue». en el marco de la OMS (organización mundial de la salud) hubo denuncias de que las «Casas» eran lugares de epidemias de toda suerte de enfermedades. Una ex voluntaria escribió que faltaba todo para aliviar el dolor de los enfermos. En India todos conocen la versión real de la historia donde ella secuestraba enfermos a la fuerza del medio de la calle y llevaba a lugares (que ella había invadido) donde sus voluntarios (ex pacientes que no murieron) trataban a estas personas, Mientras ella hacía lavados cerebrales para convertirlos al catolicismo, amenazando con el infierno y condenación eterna.

Estas son algunas de las revelaciones del estudio «el lado oscuro de la madre Teresa» hecho por Serge Larivee, Carole Senechal y Geneviève Chenard, de la universidad de Montreal, Canadá. La imagen de una viejita frágil al cuidado de enfermos de otra religión en un país devastado por el hambre y la miseria era una excelente mujer-propaganda para políticos y religiosos influyentes.

En 1979, fue premiada con el Nobel de la paz y en 2003 beatificada por la iglesia católica y luego declarada santa. La misionera ya se había convertido en un símbolo de la caridad cristiana. Pero los investigadores canadienses, después de examinar más de 500 documentos, comprobaron que los presuntos altruismo y generosidad de la madre Teresa no pasaban de fantasía, vendida como verdad por la prensa internacional.

De rigor, ella fue «inventada» por el periodista Malcolm Muggeridge, de la BBC, que le dedicó en 1969 el documental «Algo bonito para Dios», presentando al mundo la figura frágil de una misionera que se dedicaba a los pobres y enfermos de la India. En 1971, el periodista publicó un libro con el mismo título.

La Misionera abrió cientos de «Casas de enfermos» en varios países, pero no las convertía en hospitales de hecho, a punto de que los pacientes se mantienen en agonía en esteras en el suelo. Fotos en la prensa de estos enfermos ayudaron a Teresa de Calcuta a recaudar millones, incluso de dictadores sanguinarios, como François Duvalier y el papa doc de Haití, además del contacto directo con la mafia italiana.

Para Larivee, la madre Teresa ha puesto en práctica su convicción de que el sufrimiento humano es fundamental para la salvación. Ella creía que los enfermos estaban más cerca del cielo y de Cristo. El periodista británico radicado en los estados unidos Christopher Hitchens (1949-2011) ya había denunciado la estafa que era Teresa al publicar en 1995 el libro «La intocable madre Teresa de Calcuta».

Dice un extracto del libro: «Tengan en cuenta que la receta global de la madre Teresa es más que suficiente para equipar varias clínicas de primera clase. La decisión de no hacerlo […] es deliberada. La cuestión no es el alivio honesto del sufrimiento humano, sino la promulgación de un culto oscuro basado en la muerte y el sufrimiento y el sometimiento.»

La madre luchaba severamente contra el sexo sin fines reproductivos y contra los métodos anticonceptivos, lo que en la práctica quiere decir perpetuación de la pobreza y esclavitud de mujeres reproductoras de niños. En la época, Hitchens fue «crucificado» por los católicos por haber criticado a la «buena y santa viejita». Un hecho poco conocido es que la misionera encubrió a un sacerdote pedófilo, el ex jesuita Donald Mcguire. En 1993, el sacerdote, que era amigo de Teresa, terminó lejos de sus actividades por abusar de otro chico. La Misionera usó su influencia para que Mcguire volviera a la activa. En los años siguientes, otras ocho reclamaciones de pedofilia fueron presentadas por fieles a la iglesia y a las autoridades. Y Mcguire terminó condenado a 25 años de prisión.

Ella, así como la gran mayoría de los «Santos» católicos, tiene una historia negra que fue meticulosamente oculta con fines oscuros. La información de la historia sombría del pasado de la iglesia católica está masivamente disponible en internet para aquellos que quieren saber de la verdad: Cruzadas, Santa Inquisición, caza de brujas, caballeros templarios, pena de muerte en la fogata, tortura etc. Fuera, la red de pedofilia de curas, tráfico de influencia, corrupción y lavado de dinero que están siendo expuestas casi diariamente. A poco, las mentiras sostenidas por la iglesia van cayendo. Los católicos sólo existen hoy porque en el pasado la iglesia torturó y asesinó a quien no lo fuera.

«La iglesia no acepta nada, pero perdona todo. El mundo lo acepta todo, pero no perdona nada» – G k Chesterton.

En: Universo Mentes Abiertas en facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.