Juan García Martín desde Puerto III: se puede decir que hay materia prima para impulsar un buen movimiento antifascista y antimonopolista, y para hacerles ver que llevamos 80 años soportando a los Vox a cara descubierta o escondidos tras una corbata.

Foto de Juan García Martín, con el puño en alto.

Cartas desde prisión

Recogida en “Los presos políticos nos escriben y opinan”, n.º 10, abril 2019

Juan García Martín

Prisión de Puerto III. Enero 2019

Querido colega: ¿qué tal lleváis el frío por los madriles? Aquí, menos mal que tenemos el sol durante el día para, como los lagartos, calentarnos; por la noche, a partir de las 9,30 ponen la calefacción, pero por las tardes, como ahora, que estamos en el chabolo y da al norte, tenemos que estar con la manta encima y, de vez en cuando, pasear. Así que entre mi mala letra constitucional, la mala vista y el frío, ¡que os coja confesaos el tener que leerme! Lo de la vista (y lo del frío), hasta marzo, no hay nada que hacer… eso si cumplen lo que me dijeron en el hospital. Ahora que no está la Susanita, vete a saber… a lo mejor hasta funciona mejor por eso de que los del PPVox quieran causar buena impresión… en tanto no lo privaticen todo. A contracorriente (o sea, como siempre vamos la verdadera izquierda) te confieso que me ha gustado el resultado de las elecciones andaluzas. Más allá de la satisfacción personal de ver a la galosa Susanita fuera del gobierno, constato que la abstención de la izquierda más consciente es un hecho innegable, una izquierda que yo llamo antifascista, cuyo núcleo son los jóvenes veinteañeros que ya no se creen los discursos de feriantes de Podemos y están hartos de los recortes del PSOE; una juventud que, al día siguiente de su abstención sale a la calle a expresar esa conciencia antifascista, demostrando, así, que de apoliticismo nada de nada o que ayer, por la convocatoria de las mujeres, volvió a echarse a la calle. Por supuesto que no todo está hecho y muchos andan despistados con lo de Vox=FASCISMO, pero ahora se puede decir que hay materia prima para impulsar un buen movimiento antifascista y antimonopolista, y para hacerles ver que llevamos 80 años soportando a los Vox a cara descubierta o escondidos tras una corbata, es relativamente fácil. Me contaban, por ejemplo, que en los pueblos de la sierra gaditana, los jóvenes buscaban foros (plazas, asociaciones, casinos, etc.) donde reunirse y discutir la situación creada. Seguro que los comunistas tenemos mucho que leer y discutir con ellos.

(…) Para terminar, en la penúltima revista francesa de Democrite, venía un artículo de Lenin sobre la insurrección irlandesa de 1916 y es cojonudo para ver la interrelación de la crisis del capitalismo en Europa, los procesos de liberación de las naciones sometidas en Europa y el proceso revolucionario y el papel de la clase obrera. Ya lo leí hace tiempo, pero ahora he visto que está de plena actualidad.

Te lo recomiendo.

Y nada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.