Paco Cela Seoane, mañana en libertad. Aún le sigue enamorando aquel invencible grito.

Portada «Aún me sigue enamorando aquel invencible grito»

Paco Cela Seoane

Cuaderno de relatos

“Aún me sigue enamorando aquel invencible grito”

Capítulo III

No obstante, no vayas a pensar que era un movimiento en continua línea ascendente. No, no, era un movimiento, por decirlo así, que se desarrollaba por oleadas. A períodos de agudización de la lucha de clases, le sucedían otros de aparente regreso a la normalidad y la calma, que el Régimen aprovechaba para exacerbar la represión y extender el terror.

En esos períodos, se incrementaba la actividad de la Brigada Político Social contra Organizaciones clandestinas de la oposición antifranquista, con decenas y hasta centenares de detenidos, de brutales torturas y encarcelamientos indiscriminados.

Lo cual se combinaba con la actuación abierta de grupos falangistas y parapoliciales como los Guerrilleros de Cristo Rey, la Triple A o el Batallón Vasco Español, que lo mismo mataban a tiros a unos jóvenes activistas por hacer una simple pintada, que colocaban una bomba en la revista satírica El Papus o entraban en cines, teatros, bares, etc., y obligaban a la gente a cantar el “Cara el Sol” brazo en alto.

Hasta que todas las condiciones maduraron y, entonces ¡¡BOOM!! Las sucesivas oleadas de la lucha de clases, poco a poco, paso a paso, fueron socavando y minando las agrietadas paredes de la represa del Régimen hasta que, de pronto, saltó por los aires y una gigantesca Riada de Lucha de Clases anegó España de Este a Oeste, de Norte a Sur.

Eso sí que fue una… ¡FIESTA! Como un volcán que entra en erupción, todo lo subterráneo emergió a la superficie, todo lo dormido despertó, todo lo que había estado parado se puso en movimiento. Las calles se inundaron de gente y más gente, riadas de gente. Ardían las fábricas y ardían las universidades y ardían los barrios obreros y populares.

Sin duda alguna, fueron momentos en que se toca y se palpa cómo se produce el punto de inflexión y no es ya que el movimiento desborde los cauces establecidos, es que… ¡literalmente le pasa el Régimen por encima! Momentos de efervescencia, de ebullición, de ilusión y entusiasmo revolucionario, de despertares y descubrimientos, de movimientos contraculturales que no dejaban piedra sobre piedra de la ideología, de la cultura y de la putrefacta moral de la sociedad burguesa, de pasiones y urgencias por ponernos manos a la obra a edificar el mundo y el hombre nuevo. Era como estar saboreando en todo su esplendor la belleza de sentir que estabas haciendo trizas las cadenas que te oprimían y esclavizaban, de respirar los nuevos vientos de Libertad, de forma que todo te olía a nuevo, a estreno.

Continuará…

Cartel recibibimiento a Paco el 28 abril en Picassent y actos en Castelló.

Mañana, 28 de abril, salida de Paco Cela Seoane de la prisión de Picassent.

Será recibido por solidarias y solidarios desplazados a Valencia desde Galiza, Euskal Herria, Catalunya, Madrid, Andalucía…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.