Palestina: El S.G. del FPLP Ahmad Sa’adat lleva 17 años secuestrado y preso, primero por Arafat y desde 2006 por Israel.

Foto. Portando pancarta «Free Ahmad Sa’adat».

Palestina:

Ahmad Sa’adat, 17 años secuestrado

Secretario General del FPLP. Detenido en 2002 por orden de Arafat, fue secuestrado de la cárcel por fuerzas sionistas en 2006 y condenado en Israel a 30 años de prisión.

Tras un nuevo fracaso de las negociaciones de paz en septiembre de 2000 entre Israel y la OLP los militantes palestinos decidieron comenzar de nuevo la lucha armada contra Israel. Todos los grupos armados, Fatah, Hamas, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) atacaron objetivos militares israelíes con coches bomba en ciudades israelíes como Jerusalén, Or Yehuda, Yehud y Haifa.

Abu Ali Mustafa, el jefe del FPLP decidió asaltar objetivos más allá de la “línea verde” entre “Israel” y Cisjordania, y llamó al pueblo a liberar toda la tierra histórica de Palestina. El 27 de agosto, 2001, fue asesinado en su oficina en Ramala por un helicóptero de la aéronautica israelí.

Su sucesor fue Ahmad Sa’adat, que ordenó la ejecución del ministro de turismo israelí Rehavam Ze’evi el 17 de octubre de 2001 por venganza de la muerte de Abu Ali Mustafa. Se refugió en la Mukata, un recinto buen defendido en Ramala donde se encontraban los edificios de gobierno como la oficina de Arafat. Los guerrilleros se refugiaron en la Basílica de la Natividad en Belén. Los israelíes cercaron el barrio y lo destruyeron por fases hasta que el jefe de la inteligencia de Arafat, el general Tawfik al Tayraoui acordó detener a Sa’adat en Jericó, el 15 de enero de 2002, bajo la observación de carceleros británicos y estadounidenses.

El 14 de marzo de 2006, fuerzas especiales del ejército israelí secuestraron a Sa’adat y a sus compañeros que desde entonces permanecen en cárceles israelíes.

Su organización y otros solidarios lanzaron una campaña de solidaridad con el líder Ahmad Saadat a finales de enero, coincidiendo con el decimoséptimo aniversario de este secuestro. La campaña continúa con estos puntos:

Dibujo. Ahmad saliendo de la celda israelí con una cometa con la bandera palestina).

1. Este crimen es una puñalada traidora y envenenada para la resistencia palestina que desvela la naturaleza de la función de seguridad del regimen débil impuesto en los acuerdos de Oslo y esta autoridad decrépita.

2. Este crimen quedará grabado en la memoria del pueblo Palestino e imprescriptible y no se borrará con el paso del tiempo. Es la maldición del oprimido persiguiendo al cobarde criminal hasta llegar el día de juzgarlo y castigarlo, el día que se enderece la balanza revolucionaria.

3. Bajo el mando del general Tawfik al Tayraoui los servicios secretos palestinos, y en la sombra, otros mandos de seguridad han cometido un crimen político y ético sin precedente en la historia Palestina. El intento de estos últimos de escapar de la responsabilidad o hacerse un lavado de cara, va a ser en vano ya que se les han caído las mascaras.

4. Este crimen, es un espectáculo intenso de las actitudes y prácticas de los servicios de seguridad del estado y su expediente negro que sigue envolviendo con sus nubes negras toda la ribera. Siguen los secuestros y las persecuciones de la resistencia. Y no solo esto, sino que el liderazgo de la autoridad se enorgullecen de su colaboración con la ocupación.

5. Esta campaña encomia a Ahmad Saadat, que se quedará para siempre como un gran minarete, y este crimen y las prácticas de la ocupación ni lo van a romper ni frustrar, Ahmad Saadat ha convertido las celdas de arresto en campos de resistencia continua.

6. Se encomia también a todas las fuerzas, partidos y personalidades que han participado en la semana de solidaridad Internacional con el líder Ahmad Saadat del 21 al 28 de enero.

7. Toda solidaridad con nuestras y nuestros valientes cautivos, en las cárceles de la ocupación, y aquellos que sufren ataques rabiosos israelitas sin precedentes, situación que exige hacer frente a estos ataques y no solo con una solidaridad formal o estacional, sino a través de un programa eficaz y constante, y con métodos revolucionarios nuevos presionando a la ocupación y a la comunidad internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.