Otros 3 accidentes por la dispersión penitenciaria / El C.S. Octubre inicia campaña por Manuel Arango / Los GAL ‘enfermos’ en la calle, los presos políticos, muriéndose / Sobre el posible encarcelamiento de Pablo Hasel / Solidaridad por la amnistía.

Pancarta en un puente ‘Dispertsioa hiltzailea’ (La dispersión asesina).

Muro de solidaridad y denuncias:

Tres accidentes de tráfico provocados en una semana por la política de dispersión penitenciaria del Estado español:

Los sufridos por familiares de los presos políticos vascos Jesús Mari Etxeberria (en Puerto III), Jon Mirena San Pedro (en Herrera de la Mancha) y Luis Mariñelarena (en Curtis).

Son 18 los familiares de presos y presas políticas (16 de vascos y 2 de gallegos) que han muerto como consecuencia de la dispersión penitenciaria y que, como demuestran tres accidentes ocurridos durante una sola semana, el riesgo de que mueran familiares y solidarios perdurará.

Explicación ‘1. ¿Quién es Manuel Arango Riego?’

-El Centro Social Octubre, de Guadalajara, también denuncia la situación de Manuel Arango Riego, preso político comunista gravemente enfermo en la cárcel de Herrera de la Mancha.

https://www.facebook.com/Centro-Social-Octubre-131477263629781/

‘2. ¿En qué situación se encuentra Manuel Arango?’
‘3. ¿Se puede visitar a Manuel Arango?’
‘4. ¿Hay prevista alguna visita colectiva?’.

*Información sobre quién es Manuel Arango Riego, su situación como preso político gravemente enfermo y las iniciativas de potenciar las visitas a Herrera de la Mancha, escribirle…

Cartel “Presos políticos enfermos S.O.S. a la calle ya” (la republicana Popular al viento).

El Estado cuida y excarceló a los GAL, pero no a los presos políticos gravemente enfermos

El ex general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo consiguió ser excarcelado en 2004 por ‘motivos de salud’. 14 años después, la ETB vasca sacó su imagen, luciendo una espléndida salud en sus paseitos por Zaragoza. Lo mismo ocurrió con el gobernador civil de Gipuzkoa, Julen Elgorriaga y con el ex secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera. A todos ellos les facilitó cambios de grado por motivos de salud y después sus excarcelaciones. A todos ellos les une las mismas siglas de terrorismo de Estado y multitud de asesinatos: los GAL.

El Estado no aplicó contra ellos ninguna de las medidas penitenciarias de excepción que sí utiliza contra los presos políticos gravemente enfermos, que como sería necesario recordar, se va cobrando ya varios asesinados en prisión o al poquísimo de salir a la calle.

Queremos incidir en esta idea. Por ejemplo, la presión popular, la excelente labor del abogado, las campañas de denuncia en varias ciudades… consiguieron que la presa política comunista Arantza Díaz Villar sería excarcelada. Pero jamás deberíamos olvidar que en última instancia II.PP. la liberó (sabiendo muy bien su situación de máxima gravedad) para que no muriera en prisión. La prueba es que a los pocos días y ya en un hospital civil fue operada a vida o muerte. Actualmente Arantza se ha podido recuperar en gran medida de todo ello, pero las y los solidarios no debieran olvidar la lección.

O presionamos por la libertad INMEDIATA de los presos políticos enfermos o ya será demasiado tarde para evitar la muerte de otro prisionero político en prisión, o en ‘suspensión’ de condena, como el 26 de enero pasó con el represaliado político vasco Oier Gómez, que falleció en Baiona sin ni siquiera poder volver al Estado español a morir.

Pancarta en una universidad. “Solo la solidaridad puede evitar que sea encarcelado por opinar. Pablo Hasel libertad. PSOE y Podemos culpables”.

-Comunicado sobre el posible encarcelamiento de Pablo Hasel

Recientemente hemos conocido que la fiscalía está presionando al Tribunal Supremo para que ratifique la condena contra Pablo Hasel y sea, definitivamente, encarcelado. Eso quiere decir que en cuestión de poco tiempo, si la solidaridad no lo evita, nuestro compañero ingresará en prisión por denunciar en sus canciones y tuits la cruda realidad del fascismo del Estado español, camuflada bajo el nombre de democracia.

Ante este inminente golpe represivo, a las organizaciones, colectivos y personas a título individual verdaderamente demócratas y antifascistas, se nos plantea la necesidad de iniciar una campaña para exigir la libertad de nuestro compañero, artista y activo militante por los derechos y libertades democráticas que nos niegan día a día. El Estado se ha ensañado con él porque está organizado y, mediante su arte, ejerce una importante labor de concienciación pero tenemos que asumir que este ataque va dirigido hacia todos nosotros, el conjunto de los trabajadores y demás sectores populares, con un mensaje muy claro: ”os arruinaremos la vida y tenéis prohibido protestar por ello”.

Somos realistas y no nos creamos falsas esperanzas. Es una situación compleja y sabemos que es difícil evitar su ingreso en prisión pero no es imposible y ahí es donde nos aferramos para luchar por su libertad. De hecho, es posible porque a lo largo de la historia existen múltiples ejemplos que demuestran cómo la solidaridad puede conseguir victorias. El último, por poner solo uno, es el caso de Jorge, que iba a entrar en prisión por intentar impedir un desahucio y gracias a ésta se ha conseguido que suspendieran la sentencia.

Pintada en Pamplona. “Pablo Hasel askatu”.

Con un potente movimiento solidario, organizado en torno a unos principios mínimos como la amnistía total, se podrían evitar muchos de los atropellos y reveses que el movimiento popular estamos recibiendo o, por lo menos, hacer que éstos no quedaran impunes. Pero éste ha de ser un movimiento real y que sea capaz de movilizar a la gente. No es suficiente con la solidaridad virtual, aunque no está de más, pero sabemos que el apoyo o la frustración expresados en las redes sociales no cambia ni cambiará nada. Lo único que evitará su ingreso en prisión es la presión en las calles, haciendo saber al régimen que encerrarlo les saldrá más caro que si está fuera de la cárcel. Y ese es el único lenguaje que los opresores entienden. De nosotros y nosotras depende.

Por eso, desde la Plataforma Libertad Pablo Hasel hacemos un llamamiento a la movilización contra el posible encarcelamiento de Pablo y animamos a utilizar todos aquellos medios y herramientas para denunciar el caso, difundirlo entre nuestra gente y tratar de impedir esta nueva condena. Finalmente, también informamos de que la Plataforma organizaremos una reunión el día 15 de febrero a las 20h en el Alberg Sant Anastasi (Lleida) para abordar los pasos a seguir de aquí en adelante.

¡Sólo la solidaridad llevada a los hechos es efectiva! ¡Libertad Pablo Hasel! ¡Amnistía total!

Plataforma Llibertat Pablo Hasel.

Concentración con pancarta por la amnistía.

Concentración semanal por la amnistía. Bilbo. Alde Zaharra.

Concentración con pancarta “Gudariak direlako amnistia”.

-Concentración por la amnistía. Elgoibar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.