El preso político vasco Asier Aginako en libertad tras la suspensión de condena, por enfermedad grave.

Cartel. «Libertad presos políticos enfermos. Les quieren dejar morir. SRI».

Presos políticos enfermos y la suspensión de condena:

Suspenden la condena al preso político vasco Asier Aginako por enfermedad grave

El preso políticio de Durango Asier Aginako quedó el 31 de enero en libertad al decretar la Audiencia Nacional la suspensión de su condena, reclamada por la defensa, ha informado Etxerat. El pasado 16 de enero sufrió una compleja intervención quirúrgica a causa de una dolencia manifestada en diciembre. Tras ser devuelto a prisión a la espera de los resultados, se ha determinado su excarcelación.

Asier Aginako Etxenagusia, preso político natural de Durango de 43 años de edad y con 15 ya en prisión, ha sido excarcelado desde Picassent (Valencia) a consecuencia de una enfermedad grave. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha accedido a la suspensión de condena reclamada por la defensa ya dos días antes de la intervención quirúrgica que sufrió hace un par de semanas.

El día 23 de enero, había sido devuelto a la cárcel para continuar allí con su recuperación a la espera de los resultados exactos de la operación. La suspensión de condena se ha determinado con la conformidad de la Fiscalía y en una sala presidida por la jueza Ángela Murillo, en base a un informe médico.

La defensa ya alertaba en su solicitud del 14 de enero de que la situación del preso hacía preceptiva su puesta en libertad, fuera cual fuera el resultado de la operación.

A Aginako únicamente le resta un año para concluir su condena. Detenido en 2004 en Coulaine, localidad del Departamento francés de Sharte (Le Mans), pasó ocho años preso político en el Estado francés y desde 2012 lo estaba en el español. En 2013 su madre y una prima sufrieron un accidente al acudir a visitarle. Y en 2017 fue padre de un niño junto a su compañera y también presa vasca, Aitziber Coello. Los tres han compartido cárcel en Picassent hasta la fecha.

Foto de Asier Aginako en un juicio en la A.N.

La suspensión de condena es una medida legal para estos casos, aunque aplicada a cuentagotas a las y los prisioneros políticos.

En el Estado español se le concedió al hernaniarra Jesus Mari Maiezkurrena en junio de 2017, y que falleció el 6 de enero de 2019 y dos meses antes el Estado francés había hecho otro tanto con el gasteiztarra Oier Gómez, fallecido el pasado 26 de enero en Baiona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.