Carta de Lucio García desde Topas: ‘En las luchas, introducir objetivos políticos estratégicos, pues ya es evidente que los problemas que tenemos se derivan de la crisis general, ya crónica, del sistema capitalista’.

Foto. “Lucio García Blanco. Preso político PCE(r)”.

Cartas desde prisión

Lucio García Blanco

Topas. 18-12-2018

Con esta contesto a la tuya del 4-11, que me llegó el 24, y en la que me has enviado un buen artículo sobre la situación del pueblo palestino que continúa oprimido por Israel. Lo malo es que además están bastante divididos entre ellos y no tienen muchos apoyos del resto de los países árabes. Y ya iremos viendo como evolucionan esos países en la medida en que el petróleo vaya perdiendo importancia en la economía mundial.

Bueno, la situación política está realmente movida pues, como ya se viene reconociendo en la prensa y los sectores oficiales del régimen, el Estado está sufriendo su crisis más grave desde que se inició la Reforma. Un buen reflejo de ello lo hemos tenido en la última farsa electoral andaluza donde, por encima de los resultados concretos y la irrupción de Vox, creo que cabe destacar la amplia abstención de más del 41% del electorado que se ha dado, lo que ha supuesto que dos millones seiscientos mil personas le hayan dado la espalda a la urnas; cinco puntos más que en las anteriores llevadas a cabo en el 2015. Además, todo apunta a que se ha tratado de una abstención bastante consciente, por la ausencia de libertades democráticas y el aumento de la represión política que está encarcelando a sindicalistas, twiteros, raperos, etc., en los últimos tiempos.

Desde el punto de vista de los resultados concretos ha sido positivo que los oportunistas de Podemos hayan sufrido un considerable retroceso, ya que por su anterior ligazón con el 15M vienen intentando insuflar algo de credibilidad democrática en el régimen, difundiendo entre las masas
populares la falsa idea de que es posible ensanchar las libertades y derechos sociales desde estas instituciones que Franco dejó bien atadas.
La irrupción del nuevo partido Vox en el parlamento andaluz se debe fundamentalmente a un trasvase de votos el P.P. -que ha perdido siete escaños- con algunos apoyos más del rancio falangismo, aunque tratan de presentarlo como un gran avance. También es una ridiculez que nos lo quieran presentar como una nueva extrema derecha cuando sus maestros han sido los Fraga Iribarne, Martín Villa, etc; y su propio secretario general no hace mucho tiempo que era militante del P.P. Se trata unicamente de un reparto de papeles entre los tres partidos fascistas, que no afecta a su carácter político; y todo apunta a que muy pronto llegarán a un pacto entre ellos para gobernar en Andalucía. Mas la construcción de Vox, que viene de hace un tiempo, tiene toda la pinta de ser una operación dirigida y financiada por la oligarquía financiera para tratar de apuntalar al régimen, por si los graves problemas que está teniendo el PP con la corrupción le pudiesen debilitar gravemente.
Y claro que también es un buen pilar para reforzar la vuelta que está llevando a cabo el Estado hacia sus orígenes más negros.

“cartas desde prisión” (papel, boli y goma).

Otro reflejo de la grave crisis y hasta cierta descomposición que se está dando en el seno del Estado es la agudización de las contradicciones y las peleas que se vienen dando entre los distintos sectores de la oligarquía financiera, así como entre los partidos políticos, que está sacando a la luz a través de los papeles de Villarejo y otros las maniobras y corruptelas de las cloacas estatales para controlar las instituciones. En ese sentido son bien significativos los comentarios de Cosidó -portavoz del PP en el Senado-jactándose de que tenía bien controlados a los jueces del CGPJ. O la llamada operación KITCHEN para robar los papeles de Bárcenas sobre la financiación irregular del PP. Un oscuro panorama que agrava la crisis política y el aislamiento del régimen y favorece el desarrollo de la lucha de los trabajadores y el movimiento antifascista.

Por otra parte, bien se puede afirmar que ha sido la lucha del pueblo catalán por su legítimo derecho a la autodeterminación lo que más ha contribuido en los últimos tiempos a desenmascarar y debilitar políticamente al Estado, incluso a nivel europeo y mundial. A pesar de las vacilaciones y flaquezas políticas que ha venido mostrando la burguesía catalana, no cabe duda que el procés se ha ido reforzando a través de la organización y la actividad de los CDR, y creo que la jornada de movilización convocada para el próximo día 21 contra el consejo de ministros que Sánchez quiere celebrar en Barcelona, supondrá un nuevo salto adelante.

Mas a nivel estatal también se viene dando cierto desarrollo de la lucha social, a través de las movilizaciones de los pensionistas y de otros colectivos; y asimismo un avance del movimiento por la amnistía que, por lo que representa de denuncia del régimen fascista y de lucha por la libertades políticas fundamentales, puede contribuir en buena medida a impulsar la unidad de todos los colectivos antifascistas en el conjunto del Estado, lo que supondría un paso decisivo para poder hacerles retroceder.

Ya en el ámbito internacional, el llamado movimiento de los chalecos amarillos francés viene dando un buen ejemplo de lucha, organizándose de forma independiente fuera del control de los sindicatos y los partidos políticos institucionales, que como en todos los países monopolistas e imperialistas están controlados y vendidos a la oligarquía financiera. En función de esa independencia han podido desarrollar unos métodos de lucha bastante radicales y efectivos para contrarrestar la presión de la policía y mantener las calles tomadas bastante tiempo, lo que ha puesto en muchos apuros a Macrón.
Aunque desde la distancia es difícil sacar conclusiones sobre su composición e ideología, si parece que se trata de un movimiento con mayoría de obreros y trabajadores. En principio parece ser que sus reivindicaciones son meramente económicas, pero si el movimiento se consolida lo normal es que introduzca objetivos políticos estratégicos, pues ya es evidente que los problemas que tenemos se derivan de la crisis general, ya crónica, del sistema capitalista.

Lucio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.