Israel Clemente desde la prisión de Botafuegos: ‘cada generación tiene sus características específicas en función del contexto político, social e histórico en el que crece y se desarrolla’.

«Israel Clemente. Escribámosle y rompamos el aislamiento» (y dirección cárcel).

Cartas desde prisión:

Israel Clemente López

Algeciras, 28 octubre 2018

«Releyendo tu carta, no puedo evitar hacer comparaciones entre lo que me cuentas acerca de la problemática del agro en su comarcar y lo que me dice mi madre acerca del paulatino abandono y lento, aunque imparable, declive de su pueblo leonés, Mansilla de la Mulas… Esto del interior hispano es sangrante en cuanto a su despoblación, desmoronamiento… de tantos ayuntamientos en vías de extinción… Me vienen a la mente los famosos sonetos de Quevedo («Miré los muros de la patria mía…»), tan lúgubres como contundentes.

Como tú dices, la juventud ya huyó en masa de los pueblos… El modelo de «desarrollo» de esta «potencia» imperialista de 2ª fila, tiene su fiel reflejo demográfico en el caso aragonés: Zaragoza es Aragón, más 4 pueblines en vías de abandono… A León y Castilla les acabará sucediendo lo mismo y en igual medida (aunque más tardiamente).

Por aquí sigo bien y con la rutina habitual. Ahora mismo estoy leyendo una recopilación de artículos de Marx y Engels titulados «Revolución en España», acerca de la evolución política aquí a lo largo del Siglo XIX.
Me está viniendo muy bien para hacerme con una visión de conjunto de esa enmarañada sucesión de luchas, guerras civiles, levantamiento, etc… El análisis de Marx sobre la guerra de Independencia y lo que supuso en el plano interno es magnífico. Nada que ver con el ininteligible embrollo que te servían estudiando BUP, que no te aclarabas de nada de nada…

Continúo dedicándole al estudio y a las traducciones al inglés. Ahora que entra el otoño (y las lluvias) me vuelvo más sedentario. Leo bastante de temática histórica y política. Ultimamente me oriento hacia biografías y autobiografías. Una sobre Lenin bastante interesante, de un historiador francés, Gerard Walter; las memorias del mariscal soviético Zhukov (todo un ejemplo de «memoria selectiva» y astucia), etc.

Me escribo con gente joven diversa con regularidad. Suelo insistirles en que cada generación tiene sus características específicas en función del contexto político, social e histórico en el que crece y se desarrolla.

Se puede decir que cada generación es «hija» de sus condiciones de vida, organización, lucha… y de su contexto estatal e internacional. No pienso que haya generaciones intrinsecamente más o menos combativas y huyo como de la peste de la idealización «generacional» en la que podemos caer, a menudo inconscientemente, los que nos aproximamos a la cincuentena al echar la vista atrás.

Hay que ser conscientes de que para la plena liberación de las energías combativas de cada generación de jóvenes trabajadores es preciso contar con un cauce organizativo adecuado, medios de lucha y organización acordes con el contexto y la etapa histórica, etc. Esto tiene mucha importancia para entender la situación actual en toda su complejidad. Y aclara mucho más que las «diferencias» generaciones… desde luego.

Recibe un fuerte abrazo cargado de Resistencia.

¡Por el comunismo! ¡Venceremos! ¡Larga vida al Rock and Roll!

I.C.L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.