Crónica charla “Represión y resistencia”, en Errekaleor. Unidad, organización y lucha. La situación en E.H. y Catalunya…

Foto. Cine de Errekaleor, lleno.

Crónica:

Charla ‘Resistencia y Lucha’

En el barrio ocupado de Errekaleor. Aún de día de lluvia, unas 110 personas en la charla en el cine del barrio. Gente de más de 50 años. Mucha gente joven. Numerosas preguntas tras las intervenciones.

¿Hace falta narrar detenidamente de dónde venimos?

Sentados para dirigirse al cine, dieron buena cuenta de ello un expreso político vasco que sobre todo dio un buen repaso a la situación que se atraviesa tras ‘la traición de la IA oficial’, un rapero represaliado y criminalizado y un compañero del SRI que estuvo preso político por la criminalización de los comités en 2008.

Nos han pasado un guión de una de las intervención, que luego volcamos, por eso nos vamos a centrar en las intervenciones de Jon Iurrebaso y Pablo Hasel.

El expreso político vasco partió de la situación de dónde venimos, la opresión nacional y social de Euskal Herria, la lucha organizada contra ello, y las consecuencias de presos políticos, exiliados, deportados, torturas, guerra sucia… Y la situación actual, dando cuenta necesaria de las trampas habidas en el no debate y en las conclusiones derivadas al colectivo de presos políticos vascos. La situación hoy, donde las condiciones para seguir la línea del sector oficial, es dejar de ser Colectivo, para centrarse cada preso en su caso. Y la necesidad de seguir luchando siempre, hasta las últimas consecuencias, si algún día queremos ver esa Euskal Herria libre y socialista. Y la necesidad de la amnistía total.

Varias preguntas de las y los asistentes fueron dirigidas en torno a este asunto de los debates trampeados, y Jon aclaró incluso con datos cual había sido el desarrollo de ese proceso que ha acabado con la claudicación de la IA oficial. La verdad, muy clarificador, pues la preopinión decía que habría sido una decisión democrática y mayoritaria, pero no. Y los paganos, las y los presos, exiliados y deportados políticos.

La primera frase de Pablo fue muy clara “Mi caso represivo ya lo conocéis pues es muy mediático, y no voy a hablar de él, sino el de otros muchos casos, silenciados y mucho más graves y urgentes”. Dio un repaso general de la situación en Catalunya. El fracaso de la política buenista, pacifista de los dirigentes independentistas, la situación y debates sobre los CDR, la falta de radicalidad (que viene de ir a la raíz), el aumento de la represión y la necesidad de que la respuesta sea en la calle, desde criterios de lucha consecuente. Los silenciamientos sangrantes de represaliados como el S.G. del PCE(r) M.P.M. ‘Arenas’, presos enfermos, torturas, desalojos, represión a raperos, periodistas…

Y el compromiso de no rendirse, de seguir denunciando a través de sus canciones, sea dentro o fuera de la cárcel, la brutal situación de la clase obrera, la represión, el fascismo, el recuerdo a los luchadores…

Como decimos, las preguntas e intervenciones desde el público fueron de una decena. Sobre la situación en E.H., los debates trampa, el papel del PNV. O las dirigidas sobre qué ejemplos recientes se pudieran poner como camino de unidad, organización y lucha -se habló de la manifestación proamnistía de Madrid del 20-O, o los avances en el movimiento antifascista organizado-, la situación en los centros de trabajo, cómo poder incidir en la lucha obrera, y más siendo gente joven…

A la entrada del cine, había una mesa del SRI con materiales muy variados, de solidaridad con las y los presos políticos. Nos dicen que se vendieron todas las tazas solidarias y ‘cabezones’ (estatuillas de Marx, Lenin…), libros y documentos variados…

De ahí se pasó al gaztetxe del barrio ocupado a disfrutar del concierto de Pablo Hasel y dos grupos más de gente muy joven. El rap combativo avanza.

Como hecho precioso, una representante del barrio, nos dio una charlita itinerareo antes de la charla sobre la historia de este combativo barrio de Vitoria. De barrio de emigrantes del sur de España sin recurso alguno para 1.000 personas obreras, a que la luche lograse autobús, comercio, cine, frontón… De Erreka es uno de los 5 asesinados el 3 de marzo de 1976 por la policía, y su padre un militante del barrio eterno. De ahí a un proyecto especulativo por parte del ayuntamiento. Querían construir casitas de lujo a las afueras de la ciudad. Se van muchos vecinos, otros quedan. Y llega hace casi 6 años la ilusión que ha levantado de nuevo el barrio, la ocupación, arreglo, mejora, el dar casa a 150 personas. Les han cortado la luz (funcionan con una red de paneles solares), han ejercido represión contra ellos y ellas. Pero ahí siguen, haciendo posible jornadas como la de “Represión y resistencia”. La tarde de lluvia solo permitió que unos cuantos diéramos una vuelta por los preciosos murales que decoran los laterales de los edificios. Impresionantes obras de arte popular.

Mesa con materiales solidaridad pres@s polític@s.

Guión de intervención “Represión y resistencia”

-Venimos de un golpe de Estado fascista:

Centenares de miles de muertos, centenares de miles de presos políticos, exiliados. Aún en 2018, cerca de 120.000 cuneteados aún en cientos de fosas comunes nos deberían recordar quién ganó la guerra, y cómo no están dispuestos a que lo olvidemos. 40 años de fusilamientos, de brutal represión. Pocos días antes de morir el genocida, 5 militantes revolucionarios fueron fusilados.

Pero la resistencia siempre estuvo presente en todos esos años. Primero en la guerra contra el fascismo, luego en la guerrilla antifascista, en las huelgas obreras y el cerco al régimen asesino.

Franco murió, y dejó todo atado y bien atado: Su sucesor en Juan Carlos, el ladrón campechano. La misma policía y Ejército. La misma judicatura, del TOP se pasó a la A.N. en un día. Los mismos banqueros y grandes empresarios que mantuvieron económicamente al fascismo en tiempos de Franco. Sí, el fascismo español tiene desde 1939, 1975 y 2018 muchos padres y madres.

Para no hacer eterno este capítulo, un sólo ejemplo resumen:

Pepe Balmón, en plena ‘democracia’, ha estado 24 años en las cárceles por militancia comunista, y contaba en una charla, en qué consistía el famoso cambio del fascismo al fascismo: El penal de Puerto de Santa María, en Cádiz, sirvió de cárcel de la Inquisición. En 1931, cuando detuvieron a Lluís Companys, President de Catalunya, lo llevaron prisionero a este penal. Tras la guerra y la entrega de la Gestapo, Companys fue fusilado en 1940.

También en Puerto de Santa María estuvo preso Joan Comorera, dirigente comunista catalán. Tras la guerra, y tras años en prisión, murió en la de Burgos en 1958.

Pepe Balmón estuvo a inicios de los 80 preso en dicho Penal, en una galería a la que llamaban “Telón de acero”…

¿En qué consistió el cambio pues?. Pues que en 1981 se cerró una cárcel, el viejo penal, para abrir 3 nuevas cárceles: Puerto I, II y III.

-La llamada TRANSICIÓN del fascismo al fascismo maquillado:

Para constatar que nada había cambiado, en Gasteiz tenemos el mejor ejemplo, cuando el 3 M 76, la misma policía que asesinaba con Franco, acribilló a 5 obreros, uno de ellos vecino de este mismo barrio.

Cambiaron de nombre las cosas, y el terrible TOP franquista se convirtió en la terrible AN ‘demócrata’. De los 16 jueces que la montaron, 10 venían del TOP. Que no nos hablen de mejora alguna. Muchos revolucionarios detenidos fueron torturados durante semanas y premiados sus torturadores. Se inventaron la Ley Antiterrorista, las leyes especiales de represión. La policía armada pasó a llamarse policía nacional. Los hasta entonces ‘’luchadores’’ del PCE y el PSOE, se tragaron la constitución, la bandera fascista y toda la honra que esas organizaciones habían tenido.

Se negó a sangre y fuego el derecho de autodeterminación de las naciones oprimidas. Jon y Pablo hablarán mucho más en profundidad sobre E.H. y Catalunya y sus luchas. Se apretó la tuerca a la situación de la clase obrera, y la miseria de hoy tiene sus precedentes en las reconversiones salvajes, el convertir las fábricas en cuartelillos. El negar futuro alguno a las clases populares.

La represión se amplió a cada vez más amplios sectores. Hasta 1975, cunetas y fusilamientos. En ‘democracia’, 600 asesinados durante la transición, guerra sucia, batallones parapoliciales y ya desde entonces, la fórmula represiva que ha llevado a miles de personas a la cárcel y a los potros de tortura: “Todo es ETA” “Todo es GRAPO”. Fue la Ley antiterrorista, la de seguridad ciudadana, la Ley de partidos, etc y hasta ahora.

De volar periódicos (Pueblo), a cerrarlos: Egin, Egunkaria

De volar revistas (El Papus) a cerrarlas: Área Crítica, Ardi Beltza, Kale Gorria. De perseguir los emisores de Radio Pirenaica, a cerrar la enorme mayoría de radios libres.

De confiscar órganos de expresión partidistas, a cerrar medios alternativos y criminalizar periodistas: En los 78, con Pepe Rei, Apurtu, Ireki, Boro, una periodista de Izquierda Diario…

Todo ello porque la resistencia no cejó. Ni las huelgas, ni las luchas, y solo para poner un ejemplo, decir que en 1978, en el Estado español, existían 8 organizaciones armadas del ámbito antifascista, independentista y anarquista. Y millones de horas obreras en huelgas y luchas. ‘El ardiente 78’.

La Transición fue una enorme farsa fascista, para dejar todo como estaba, y haciendo creer que los cambios cosméticos iban a convencer a todo el pueblo.

-Y en la ACTUALIDAD:

Pero ya vemos que no. Poco ha cambiado en el carácter terrorista del Estado. Un ejemplo lo deja muy claro:

El preso político que más años estuvo en la cárcel en tiempos del franquismo, lo estuvo durante 24 años. Desde la ‘democracia’, son ya más de medio centenar de presos y presas políticas los que han superado esa cifra. Algunos, como Iñaki Bilbao, 34 años. Otros, como Aurora Cayetano, 31 años.

El número de torturados solo en la Euskal Herria desde 1975 aquí, superan las 6.000 personas. El número de muertos en prisión se eleva al menos a 25 presos políticos. 2 de ellos muertos durante el desarrollo de huelgas de hambre por la dignidad.

Sobre la situación social, no hace falta sino salir a la calle y escuchar: 4 millones de paradxs. 12 millones de personas en riesgo de pobreza en España. Miles de desahucios y desalojos de viviendas. Nulo futuro para las generaciones más jóvenes. Prisión para obreros o solidarios por un piquete, una marcha, solidarizarse con estas luchas. Decenas de millones de € en multas, criminalizaciones, o cárcel con otra nueva batería de leyes represivas.

Sobre la situación de las libertades, no tenemos más que ver lo que sucede hoy en día: tuiteros, titiriteros, raperos, periodistas, sindicalistas, políticos independentistas o antifascistas… en la cárcel, en el exilio, ante los cascos de sus caballos de guerra…

Estos días, más detenciones de solidarios contra los desahucios, 6 detenidos en Murcia acusados de terrorismo, 6 detenidos en Pamplona, 3 CDR detenidos, el inicio de juicio a los independentistas catalanes…

Y por eso hoy, igual que en 1939, la lucha contra el fascismo, contra la represión, por los derechos sociales o nacionales… debe continuar.

Donde hay opresión habrá resistencia:

Porque RESISTIR significa, sobre todo, no claudicar de nuestros derechos democráticos, no ceder ante la explotación y la represión brutal, «no tragar» ante los opresores, no negar nuestra propia historia como clase obrera y popular.

Porque RESISTIR significa estar dispuesto a organizarse y a luchar decididamente para derrocar el poder de la clase capitalista y crear un sistema económico y social totalmente antagónico al actual”.

¿Cuales son los caminos? Los mismos de siempre:

Unidad cómo manera de demostrar que nadie está solo, que no vamos a permitir que repriman a nadie sin hacer la denuncia política. Unidad cómo manera de demostrar que la represión duele y afecta por igual al independentista reprimido, a la comunista reprimida, al okupa desalojado, a la compañera represaliada por tomar parte en un piquete.

Organización para coordinar todo esto, para darle sentido político y revolucionario.

Y la lucha, como única manera de dar la vuelta a está podrida situación, mandar al capitalismo, al fascismo, a la opresión… al estercolero de la historia, y labrar nuestro propio destino como mujeres y hombres libres.

Como nexo más urgente, la reivindicación del final de la represión y criminalización. Amnistía total para las y los presos políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *