Los borbones ya están amortizados, y con una guerra interesada los quieren mandar a casa.

Foto. Franco y los reyes.

Las filtraciones interesadas entre el propio Estado

Alguien ha decidido que los Borbones ya están amortizados

Ignoro por qué razón y eso -no saber el motivo- no me gusta nada. Porque es seguro que no es gratis y que no es tan sencillo como decir que es la venganza de un simple policía. Ayer se hicieron públicos unas grabaciones que explican muy gráficamente hasta qué punto está podrido Juan Carlos y que contribuyen a destapar sus negocios escandalosos a unos niveles hasta ahora desconocidos. Pero no nos engañemos. Estos audios son una filtración interesada y responden, como todas las filtraciones, a cosas que tienen muy poco que ver con el periodismo y la información. Hay una guerra abierta en la cúpula del Estado español, consciente de que la monarquía está moribunda y dispuesto siempre a situarse en el mejor lugar. Y en Madrid siempre hay un periódico u otro que se presta al juego de intereses y a divulgar la filtración. Y todavía llaman a eso ‘periodismo’ y se permiten darnos lecciones…

Ya veremos a qué responde todo esto y en virtud de qué estrategia cacarean ahora estas historias. Pero de momento ya tenemos, reproducidas por todas partes, las declaraciones de la señora Sayn-Wittgenstein y todo lo que era discreción, de repente, se ha vuelto exceso. Exceso, de momento, con el llamado rey emérito, pero un exceso que proyecta una sombra espesa sobre la figura de su hijo y sucesor, ya castigada. Con el cuñado en prisión, con la familia peleada, con su mujer objeto de todo tipo de invectivas, con su figura política marcada para siempre por el discurso, terrible e inaudito, del 3 de octubre. El Borbón padre, al final es sobre todo un caradura que si puede vivir bien acepta lo necesario y hace cualquier papelón. El Borbón hijo, en cambio, es un ultra irritado, un personaje autoritario que no ha entendido su lugar en el mundo y que él mismo es ‘atrezzo’. Lo que en un negocio como el suyo es un problema.

Hablo de memoria y me podría equivocar, pero creo que fue a George Bernard Shaw a quien leí una vez que los reyes eran como alucinaciones, entidades externas a la realidad diaria que, de repente, podían desaparecer, desvanecerse, extrañamente, sin que se supiera nunca más nada. Ciertamente el Juan Carlos venerado por aquella ridícula izquierda española capaz de proclamarse republicana y juancarlista, hoy ya es, más que nada, un ectoplasma. Muerto en vida y apestado. Tóxico. Pero en un día como hoy no deberíamos pasar por alto de ninguna manera qué ha significado este personaje y qué papel ha tenido como pieza central de este gran engaño coral que ha sido la transición, una transición que le sobrevive aún, sólo amenazada por el republicanismo independentista. Todos los interesados ​​en mantenerse y prosperar a partir del régimen engañaron repetidamente a la población falsificando la realidad de lo que hacía este sátrapa, en la vida pública y en la privada. De las amantes al apoyo al 23-F y los negocios indecentes a las alianzas peligrosas. Que las sabían y saben muchos. Y, en cambio, persiguieron las voces que -esas sí- investigaban duramente en medio de la oscuridad más espesa y cómplice para aportar un poco de luz desde la clandestinidad.

Hoy, por ello, hay que recordar, por ejemplo, que Rebeca Quintans tuvo que escribir con seudónimo su magnífico libro ‘Un rey golpe a golpe’, el primer gran trabajo crítico sobre Juan Carlos, en el que, mira por donde, ya colaboró un joven David Fernández. Recuerden que ella envió el original por correo y desapareció sin explicación, perdido en Correos. Recuerden que este libro se tuvo que publicar en 2000, sin pie de imprenta. Recuerden que a su editor, el extraordinario periodista Pepe Rey, le costó el cierre, a cargo de Garzón (¿de quién si no?), de la editorial Ardi Beltza y otra detención. Y recuerden que las grandes cadenas de librerías no quisieron venderlo. Ni clandestinamente. Mientras la mayoría de los medios, estos mismos que hoy disfrutan con la historia de la amante guiada por el despecho, lo silenciaban. Muy activamente y a conciencia. Cómplices. Sin ninguna vergüenza.

Vicent Partal. En Vilaweb

5 comentarios sobre “Los borbones ya están amortizados, y con una guerra interesada los quieren mandar a casa.

  1. Pingback: Los borbones ya están amortizados, y con una guerra interesada los quieren mandar a casa. – Cazadebunkers.com

  2. Pingback: Los borbones ya están amortizados, y con una guerra interesada los quieren mandar a casa. - Maestroviejo

  3. Pingback: Ya veremos a qué responde todo | ONG AFRICANDO SOLIDARIDAD CON AFRICA

  4. Pingback: Los borbones ya están amortizados, y con una guerra interesada los quieren mandar a casa. | Conspiraciones, Mentiras, Engaños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.