Poemas y canciones de la guerra. Pluma Pincel Palabra. Al servicio de la Cultura Popular.

Letra canción del Frente Popular.

Pluma Pincel Palabra. Al servicio de la cultura popular. 1931-1939

Agenda

Poemas y canciones de la guerra

El enfrentamiento entre el pueblo y los capitalistas y militares reaccionarios, mostró a éstos y al resto del mundo que los pueblos del Estado español no iban a consentir el ser una presa fácil. Y esto, lo vinieron demostrando desde el primer hasta el último día de la guerra, en los tres frentes de la misma, en los campos de batalla, en el trabajo y en la cultura. Derrocharon valor, que suplió en muchos casos la escasez de medios materiales y técnicos. Los medios de propaganda, cuyas consignas iban dirigidas a elevar la moral y el espíritu revolucionario, pero también a mostrar a un pueblo que luchaba donde podía y como podía, tanto en las trincheras como en la retaguardia utilizó la canción y la poesía para combatir al enemigo con sus bombas de ingenio.

Los treinta y dos meses de guerra civil revolucionaria fueron muy fecundos en expresiones populares, en una literatura que recogió tanto los crímenes y atrocidades de la guerra como los actos heroicos de quienes dejaron la pala de las obras para hacer trincheras o el arado por la ametralladora. Un ejemplo de este tipo de cultura popular son las canciones del asedio de Madrid.

Canción que surge del propio pueblo y que respondían en su mayoría, a situaciones o planteamientos que daba respuesta espontánea y popular a temas que se planeaban.

Los bombardeos sobre Madrid, Barcelona y otras ciudades y pueblos formaban parte de una nueva táctica de guerra empleada por el fascismo que consistía en desmoralizar al contrario bombardeando sistemáticamente a la población civil indefensa. Una de las muchas armas que el pueblo empleó contra todo esto fue la canción. Estas canciones fueron un arma psicológica para contrarrestar los efectos de todas las penurias a que eran sometidas las masas populares.

Foto. Mujeres leyendo poemas.

Estas canciones, por su espontaneidad, nunca fueron grabadas y nadie se preocupó tampoco de recogerlas por escrito, por eso las pocas que se han podido ir recogiendo han sido facilitadas por gente que vivió aquellas jornadas de lucha inolvidable.

Las canciones fueron demostrativas de la inmensa capacidad de lucha que tuvo y tiene el pueblo. Capacidad que ha demostrado cada vez que la ocasión lo ha requerido, capacidad que ha seguido demostrando a lo largo de la historia, ya que solo él es el protagonista de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *