Lucio García Blanco, desde la cárcel de Topas: ‘No soy un fanático, ni un terrorista’ . Carta abierta en respuesta a un periodista.

Foto. “Lucio García Blanco. Preso político del PCE(r)”.

Artículo de Lucio García Blanco

En El Otro País, nº 86, Mayo 2018.

No soy un fanático, ni un terrorista . Carta abierta a un periodista

Lucio García Blanco preso político del PCE(r) en la cárcel de Topas.

El pasado 24 de diciembre Ricardo Rábade escribió en el periódico “El Norte de Castilla” del grupo Vocento, un artículo sobre mi militancia política con el título, “El separatismo catalán logra apoyos en los residuos del GRAPO en la cárcel de Topas”. A continuación lo subtitula “El terrorista Lucio García Blanco, condenado a 19 años de prisión, hace apología del terrorismo”.

El insulto de terrorista que me dirige el señor Ricardo Rábade lo recibo como un elogio político, pues su libelo deja en evidencia su catadura fascista mediante una descarada manipulación e intoxicación ideológica y política, con la intención de lavar la cara represiva y terrorista del Estado. Su escrito está lleno de falsedades y ocultaciones que, entre otras cosas, tergiversan mi militancia comunista en el PCE(r) y justifican la injusta y desorbitada condena de 19 años de prisión que me ha impuesto la Audiencia Nacional por motivos políticos, lo que me imagino que no será únicamente obra de su propia inspiración.

En su artículo remarca que “Lucio nunca renunció a su clandestina y fanática militancia”, como si el culpable de esa clandestinidad fuese mi supuesto “fanatismo” y no el régimen fascista que usted viene apoyando, que persigue y reprime con duras condenas de prisión las ideas y programas que denuncian la dictadura y reivindican las libertades fundamentales y una sociedad socialista. La “Reforma política” la dejó Franco “atada y bien atada”, como él mismo dijo; y la traición de Carrillo y compañía a la lucha por la “Ruptura” desarmó política y orgánicamente a gran parte del movimiento obrero y popular que la venía exigiendo desde la clandestinidad.

Mas nuestro Partido y el Movimiento de Resistencia organizado, continuamos sobre esas firmes bases, llamando a los trabajadores a que también desarrollasen sus luchas sociales y laborales organizándose al margen y en contra de la legalidad, de las instituciones, los partidos políticos oficiales y las mafias sindicales; lo que ha contribuido bastante a que no se perdiesen los métodos de lucha independientes y semiclandestinos que se establecieron en el franquismo.

Fue significativo e importante que el movimiento del 15M de 2011 denunciase la continuidad del fascismo y reivindicase los derechos democráticos y las libertades, así como que también emplease métodos de lucha y de organización independientes y semiclandestinos. Y esos métodos se vienen empleando cada vez más en las luchas sociales y laborales, con la formación de comités, plataformas etc.

Por otra parte, ni que decir tiene que para un obrero comunista es normal y necesario luchar contra la explotación del hombre por el hombre que sufrimos en el capitalismo; aunque al calificarla de “fanática” no me extrañaría que usted la pueda relacionar e identificar con aquel hipotético “gen comunista” que supuestamente descubrieron los nazis y que el psiquiatra español Vallejo Nájera estuvo persiguiendo aquí en los tiempos de Franco, lo que se tradujo en el robo de más de 32.000 niños, para que fueran educados por familias adictas al régimen.

La destrucción del capitalismo y la implantación de una sociedad socialista, en la que los medios de producción se pongan al servicio de los trabajadores, es hoy una necesidad imperiosa como consecuencia de la crisis general -ya crónica- de agotamiento histórico del capitalismo, que seguirá exacerbando la grave situación de paro, trabajo precario y miseria en la que nos encontramos.

Pantallazo el artículo de Lucio en El Otro País.

También es sorprendente que a usted le extrañe que yo tome partido “frente a los problemas más acuciantes que padece España, como el desafío secesionista catalán”, que para mí es un justo desafío democrático.

¿Cómo podría ser de otra manera tratándose de un comunista?. Si ya el propio Marx se manifestó contra toda opresión nacional y a favor del derecho a la autodeterminación de las naciones oprimidas, Lenin y Stalin establecieron ese derecho para las 17 naciones que formaron la URSS, que pudieron ejercerlo para decidir si querían o no su incorporación, por ejemplo Finlandia votó por la separación y fue respetada. Y claro que nuestro Partido promueve la misma solución para Euskal-Herria, Galiza y Catalunya como naciones oprimidas por el Estado español.

En el caso catalán hemos propugnado que se votase por la independencia el 1-O, porque se trata de una opción que favorece a la clase obrera y los trabajadores catalanes y del resto del Estado. Lo inadmisible y antidemocrático es que usted apoye el estado de sitio que se ha impuesto allí con el artículo 155 de la Constitución.

Respecto a la condena de prisión que me impuso la Audiencia Nacional, de 19 años de prisión, es falso lo que dice sobre que yo fuera “cabecilla” del último comando de los GRAPO o formase parte de él, ¿cómo puede ser de otra manera si no se me ha condenado por participar en ninguna de las operaciones que asumió ese comando?. La sentencia que se me impuso por “integración en organización terrorista”, de 8 años y 11 meses, se debió a mi militancia en el PCE(r), que está considerado como banda armada desde la implantación de la Ley de Partidos por parte de Aznar; por “falsedad de documento oficial” – carné de identidad- he sido condenado a 3 años de prisión; “por tenencia de armas” -que no menciona en su escrito- a un año de prisión y por “depósito de sustancias explosivas”, que tampoco menciona, la condena fue de 6 años. Aunque lo que yo tuviera en la habitación en la que vivía, no fuera otra cosa que unos petardos de feria comprados en una pirotecnia, lo que de ningún modo puede considerarse explosivo. La realidad es que sin el componente político esta sentencia no habría pasado de los 3 o 4 años de condena, así que estamos ante algo desorbitado y arbitrario. Antes de la etapa de Aznar a los militantes del PCE(r) se nos condenaba por asociación ilícita y propaganda ilegal.

Sobre mi situación carcelaria señala usted que “está clasificado dentro del régimen penitenciario de primer grado y encuadrado dentro del bloque de los FIES (Fichero de Internos de Especial Seguimiento), pero silencia lo que significa eso en términos de represión y el motivo por el que se me impone. Con este régimen de vida se nos castiga a una doble prisión. Así mi tardanza en contestarle se debe a las restricciones que tengo en el correo, ya que sólo podemos enviar dos cartas a la semana, nos las retienen y tardan en salir o en entregárnoslas unos 22 días y además son intervenidas junto con el resto de las comunicaciones: teléfono, locutorios, vis a vis.

Hacen todo lo posible por aislarnos de nuestro entorno familiar, de los amigos etc. A esa finalidad esta también orientada el internamiento en cárceles alejadas de los domicilios de nuestras familias, con lo cual también se les castiga a ellas que nada tiene que ver con nuestras condenas.

En lo que respecta a la vida diaria, tengo limitado el tiempo de patio a 4 horas al día, así que me paso 20 horas encerrado en la celda, todo lo cual no está permitido en Europa y viene siendo condenado por su Convención de Derechos Humanos.

Para terminar, me parece indignante que usted considera que mi carta “finaliza con una llamativa arenga que incita a la violencia y a la crispación: ¡Hay qu’armarla!”; al tiempo que aprueba la violencia del Estado en Catalunya que el 1-O causó más de 1.000 heridos, entre los que está Roger quien perdió la visión de un ojo tras el impacto de una pelota de goma lanzada por la policía. HAY QU’ARMARLA se trata de una consigna muy popular y difundida por la clase obrera asturiana en los momentos de lucha y de reivindicaciones, que también ha extendido nuestro Partido.

P.D. Esta carta fue enviada al periódico El Norte de Castilla, quien naturalmente no la publicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.