La OMCT incluye a España en el saco de los torturadores.

Dibujo de Sánchez Casas 1996. (Dos policías torturando a un detenido. Le disparan a milímetros de la cabeza).

¿Democracia?: ¡Tortura!

La O.M.C.T incluye a España junto a Togo, Congo, Sudán y Honduras en la lista de países donde los manifestantes están expuestos a la tortura y la represión

La Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) ha hecho pública su profunda preocupación por el trato recibido en determinados estados por las personas migrantes y por la “creciente represión y estigmatización de los defensores de los derechos de esas personas en movimiento en varios países”, entre los que destaca México, Grecia, España y Francia.

En el caso de España, además, queda incluida junto a Sudán, Togo, República Democrática del Congo y Honduras en la lista de países en los que se ha documentado el uso de la fuerza para dispersar las protestas pacíficas, y donde resulta preocupante el uso de la fuerza extrajudicial en el contexto de las protestas ciudadanas, donde los manifestantes pueden perder su protección contra la tortura y los malos tratos.

El relator especial de la ONU sobre la Tortura, Nils Melzer, ha expuesto que ciertas políticas y prácticas que los gobiernos utilizan para desalentar o evitar la llegada de las personas migrantes pueden ser consideradas torturas o malos tratos.

«Los Estados están privando cada vez más de libertad a la gente, de forma rutinaria o como respuesta obligada ante la migración irregular”, señaló.

Al presentar su informe anual, Melzer indicó que medidas como el encarcelamiento sistemático y por tiempo indeterminado de personas, simplemente por su condición de migrantes, no tiene nada que ver con la protección de las fronteras y “puede representar una privación arbitraria de la libertad”.

«Cuanto más prolongada es una situación de detención arbitraria, más intenso es el sufrimiento mental y emocional, lo que aumenta la posibilidad de que se esté frente a un caso de tortura o tratamiento cruel”, explicó.

El relator también denunció que están aumentando los casos en que se viola el principio de no devolución forzada, que es el que protege a las personas de ser deportadas a países donde corren riesgo de torturas.

«Ningún inmigrante puede ser deportado legalmente sin que se realice una evaluación individual de su caso”, recalcó.

En cuanto a los activistas de los derechos humanos, el informe destaca que “los defensores mismos pueden convertirse en personas en movimiento cuando se ven obligados a huir de su país debido a amenazas”, estando expuestos también a malos tratos y torturas.

http://postdigital.es/2018/03/04/onu-tortura-espana-protesta-represion-p36843/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.