Tortura: 12 de los métodos empleados por su maestra, la CIA.

Dibujos. “Métodos de tortura empleados por la CIA con los detenidos por el 11_S”.

La CIA, maestra en métodos de tortura

Crónica del horror: 12 de los métodos de tortura de la CIA

Desde su nacimiento, los verdugos de la CIA siempre recurrieron a la tortura en sus interrogatorios, e incluso fueron maestros de ella, la perfeccionaron y durante más de siglo han adistrado a los matarifes en su empleo.

Al principio lo hicieron de manera más o menos clandestina, hasta que en 2000 su uso se oficializó y reconoció abiertamente, en medio de una campaña hipócrita de lamentos y quejas.

La comisión de Inteligencia del Senado estadounidense publicó un informe sobre estas prácticas, a las que calificó como “técnicas reforzadas de interrogatorio de repetición durante días y semanas”. El informe elaboró una lista con 12 de esas “técnicas” de tortura aplicadas a detenidos en las prisiones secretas que tenía repartidas por todo el mundo.

1. La técnica de la pared

La técnica de la pared (“walling”) consiste en obligar al detenido a permanecer contra la pared. El interrogador la atrae hacia él y luego la lanza violentamente contra ella. Khalid Sheik Mohammed fue sometido a este método.
2. Privación del sueño

La CIA mantenía despiertos a los detenidos durante un máximo de unas 180 horas, es decir, siete días y medio, en una posición incómoda, de pie, con las manos al nivel o sobre la cabeza, encadenados y atados al techo, señala el informe del Senado. Abu Zubeida, un palestino detenido en marzo de 2002 en Pakistán, fue el primer prisionero de la CIA sometido a las técnicas reforzadas de interrogatorio. Estuvo, por ejemplo, encerrado en una habitación iluminada las 24 horas del día.
3. Aislamiento y confinamiento

Entre junio y agosto de 2002 Abu Zubeida fue aislado durante 47 días sin ser interrogado, destaca el informe. La técnica del confinamiento es aún más dura. Mientras le interrogaban, le colocaron a Zubeida en una especie de caja del tamaño de un ataúd durante 266 horas, más de 11 días, y en otra todavía más pequeña durante 29 horas. En una cárcel clandestina, identificada con el nombre de “Cobalt”, un prisionero podía ser mantenido en medio de una oscuridad total, de pie, con las manos atadas sobre su cabeza y, por lo general, desnudo. Los detenidos también eran sometidos regularmente a duchas o baños de agua helada.
4. Simulacros de ahogamiento: la bañera

En la bañera o simulación de ahogamiento (“waterboarding”) al detenido le mantienen atado a un banco inclinado, con sus pies elevados, le colocan una toalla en la frente y los ojos y el verdugo le echa agua repetidamente por la boca y la nariz del torturado, que durante 20 a 40 segundos no puede respirar. La operación se repetía tras tres o cuatro inspiraciones. Sheik Mohammed fue víctima de este suplicio en 183 oportunidades. En marzo de 2003 lo sufrió cinco veces durante 25 horas. La bañera le provocó vómitos y convulsiones. Tras esas sesiones a Abu Zubeida le salía espuma de la boca, padeció crisis de histeria y durante un tiempo fue incapaz de comunicarse.
5. La cárcel secreta ‘Cobalt’

En la cárcel secreta “Cobalt” cinco criminales de la CIA sacaban a gritos a un detenido, lo desnudaban, lo envolvían con una cinta de plástico y lo tiraban violentamente al suelo. Luego lo paseaban por el corredor, golpeándolo y abofeteándolo. Un afgano muerto en “Cobalt” en noviembre de 2002, fue hallado con el cuerpo cubierto de contusiones.
6. Amenazas psicológicas

Las amenazas sicológicas son un clásico de todos los torturadores del mundo y también fueron abundantemente utilizadas por los verdugos de la CIA, dice el Senado, en particular las amenazas contra las familias y los hijos de los detenidos. A algunos cautivos las amenazaron con que su madre sería agredida sexualmente o que le cortarían la garganta.
7. Rehidratación rectal

Es una técnica particularmente humillante que sufrieron al menos cinco detenidos que, sin ninguna justificación médica fueron, alimentados de manera forzosa por el ano, subraya el informe del Senado. A otros prisioneros se les suministraron brebajes destinados a limitar los vómitos durante las sesiones de ahogamiento.
8. Muerte por hipotermia

La brutalidad de los interrogatorios llega a tal punto que el informe incluye la muerte por hipotermia, en noviembre de 2002, de Gul Rahman, al que mantuvieron desnudo de cintura para abajo y encadenado al suelo de cemento de una prisión secreta de la CIA en Afganistán.
9. Detención de personas discapacitadas

Por lo menos 26 de los 119 prisioneros analizados por el Senado fueron detenidos y encarcelados injustamente, según el informe. Entre ellos, estaba Nazar Ali, una persona con discapacidad intelectual. “Su llanto era grabado para mostrárselo a un miembro de su familia”, también detenido, según el informe.
10. La ruleta rusa

Un criminal de la CIA no identificado sometía a un detenido al juego de la ruleta rusa. Le apuntaba con una pistola y disparaba, sin que supiera si tenía balas o no.
11. Amenazas con un taladro

Tras su captura en 2002, Abd Al-Rahim al-Nashiri, un saudí acusado de participar en el ataque con bombas contra el destructor de la marina USS Cole, fue trasladado a cárceles secretas repartidas por varios países. Un verdugo de la CIA acercó un taladro cerca de su cabeza y lo activó para asustarlo.
12. Esposados y con las manos sobre la cabeza

Es parecido a la barra, método típicamente español. A Redha Al-Najar, un antiguo guardaespaldas de Bin Laden, le esposaron a una barra por encima de su cabeza y quedó colgando de ella durante 22 horas. Le pusieron un pañal y le negaron el acceso a los servicios.

En: Movimiento Político de Resistencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *