9º accidente de familiares de presos políticos en 2017 en las carreteras de la dispersión.

Coche accidentado en la dispersión penitenciaria.

Nuevo accidente de tráfico de la dispersión penitenciaria

La madre y la tía de la presa política vasca Marta Igarriz, que junto a su hermana sufrieron un aparatoso accidente el miércoles 27 al volver de una visita en Castelló, siguen en observación a causa de las graves heridas sufridas. Se trata del noveno accidente causado por el alejamiento en el año 2017.

«Ante el accidente sufrido el miércoles por familiares de la presa política vasca Marta Igarriz, el Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión quiere expresar lo siguiente:

En primer lugar queremos hacer llegar nuestra solidaridad tanto a las familiares como a Marta. Cuando ocurrió el accidente viajaban en el coche la hermana, la madre y la tía, y las dos últimas sufrieron heridas graves.

Queremos recordar que son 16 los familiares de presos y presas políticas vascas que han muerto como consecuencia de la dispersión penitenciaria y que, como demuestran los ocho accidentes ocurridos durante este año, el riesgo de que mueran familiares perdurará.

Estos accidentes, sin embargo, no son consecuencia de la casualidad, sino del cruel chantaje al que los Estados español y francés someten a los presos y presas políticas. Los Estados utilizan a estos familiares con la intención de obtener las declaraciones de arrepentimiento de estos militantes políticos. Del mismo modo que a los presos enfermos les dicen “arrepiéntete o muere”, al resto de presos y presas políticas les dicen “arrepiéntete o tus familiares lo pagarán con sangre”.

La política de dispersión tiene responsables directos. El PNV y el PSOE la diseñaron y hasta hoy también el PP la mantiene en el Estado español.  El UMP y el PSF la pusieron en práctica en el Estado francés y Emmanuel Macron la sigue aplicando. Todos estos falsos pacifistas utilizan la violencia para tratar de ahogar las ansias de libertad de los pueblos y para mantener el orden constitucional que les permite mantener sus privilegios.

Ante la violencia de estado, a Euskal Herria no le queda otro camino que no sea seguir en la lucha, y concretamente en el tema de presos, deportados y huidos, en la lucha por la amnistía. La amnistía recoge, además de la libertad de las represaliadas, la desaparición de las razones que están en la base de su existencia, por lo que de la mano de ésta vendrá la verdadera paz.

En Euskal Herria, a 29 de diciembre de 2017.

Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.