Juan Carlos I y su cercanía con los genocidas argentinos.

Foto. Ricardo Cavallo, genocida argentino.

El Rey Juan Carlos intercedió por el genocida argentino Ricardo Miguel Cavallo

A finales de 2003, el monarca hizo llegar al ministerio de Justicia una carta del padre del marino argentino genocida, por entonces preso en Madrid.

La misiva estaba repleta de halagos a la impunidad de los franquistas y comparaba los métodos de Videla con los empleados en la lucha contra ETA.

Tras recibir esta carta defendiendo a un genocida, la Casa Real evitó desecharla o simplemente archivarla. Por el contrario, la institución monárquica decidió enviarla al ministerio de Justicia, por entonces a cargo de José María Michavila (PP). Tres meses después, el 22 de diciembre de 2003, la Dirección General de Política Legislativa y Cooperación Internacional de dicho ministerio trasladó la nota de Oscar Antonio Cavallo al juzgado de Garzón “para su conocimiento y a los efectos oportunos”. Así consta en un oficio que lleva como asunto “extradición de Ricardo Miguel Cavallo”

Artículo completo:

http://www.publico.es/sociedad/rey-juan-carlos-intercedio-genocida-argentino-ricardo-cavallo.html

Juan Carlos I recibe una placa de Videla.

Y sin olvidar todos los demás apoyos a genocidas…

El rey Juan Carlos condecoró a 56 represores de la dictadura argentina

A sus 86 años, el exgeneral argentino Reynaldo Bignone no se arrepiente de nada. Poco parece importarle que vaya a pasar el resto de su vida en prisión, o que su nombre ya sea sinónimo de fusilamientos y robos de bebés. A pesar de todo, su rostro aún conserva la misma frialdad que en los años 70, cuando participaba activamente en la sangrienta dictadura.

En algún cajón de su casa, este decrépito anciano aún guarda un documento muy especial, firmado nada más y nada menos que por el rey Juan Carlos: en diciembre de 1976, el monarca le otorgó la ‘Gran Cruz del Mérito Naval con Distintivo Blanco’…

http://www.publico.es/politica/rey-juan-carlos-condecoro-56.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *