Lucio García sobre las luchas en Venezuela, Colombia, Catalunya y E.H.

Foto. “Lucio García Blanco. Preso político PCE(r)”.

Cartas desde prisión

Lucio García Blanco

Topas, 1 octubre de 2017

…Recibí hace un par de días tu carta y aunque sigo con el tráfico de la correspondencia embotellado me dispongo a contestarte. Aquí recibir y escribir cartas es casi como abrir un agujero y colarnos a la calle unas cuantas horas; y gracias a ello yo puedo contar con un montón de información y de datos reales, no como las noticias manipuladas y las opiniones reaccionarias que nos da la TV.

Por aquí sigo con la rutina del boli, los libros y algo de gimnasia; sin pausa. Hace unos días también recibí el papel rutinario quenos dan cada seis meses notificándome que “La junta de tratamiento ha acordado que debe continuar en primer grado/91.2 por pertenencia a banda armada”. Supongo que lo dirán por los misiles ideológicos de materialismo histórico, o por las bombas políticas que como comunista os envío por carta a unos cuantos. Hay otra fase de este grado aun peor. En primer grado estamos clasificados la mayoría de los presos políticos y algunos sociales, entre los que están los que reivindican mejoras para los internos. Yo mismo, entre otras cosas, tengo todas las comunicaciones y el correo intervenido, solo puedo enviar dos cartas por semana, no me dejan salir del módulo para hacer alguna actividad cultural o deportiva; y solo tengo 4 horas de patio, por lo que paso 20 horas encerrado en la celda y tengo que comer y cenar en ella. En teoría tenemos derecho a comprar por demandadero cosas para escribir, dibujar, etc, ya que no permiten que nos las traigan las familias; pero hace unas semanas yo pedí un simple corrector de escritura, una barra de pegamento, una bombilla y lapiceros, y sólo me trajeron estos últimos.

No conocía lo que me señalas respecto a que EH Bildu incluido Sortu, sacase un comunicado, como dices, “a raíz de los salvajes atentados de Barcelona y Tarragona” en el que apoyaban a la policía y les agradecían que desarticulasen la célula terrorista. Pero me parece lógico que no te sorprendiese -a mí tampoco- por la deriva reformista y de claudicación ante el régimen fascista que llevan desde hace tiempo. También fue una vergüenza que en la manifestación que hicieron en Barcelona como rechazo estuviesen elementos como el rey, y demás políticos internacionales. Mas lo peor es que el Estado utiliza los atentados y la lógica conmoción que producen para justificar todo tipo de leyes de excepción y represión, y anular hasta el mínimo resquicio de libertad democrática. Los aprovecha así mismo para alienar en torno a su ideología reaccionaria a las masas más atrasadas y, de esta forma, utilizarlas contra la clase obrera y las capas populares más avanzadas y luchadoras. Por otra parte, ni que decir tiene que fueron las guerras llevadas a cabo por EEUU y sus aliados (incluida España) en Irak, Afganistán, Libia, Siria, etc, las que han desarrollado las barbaridades del “Estado islámico” y sus siglas en Europa, como respuesta a los numerosos muertos que ocasionaron los imperialistas allí. Y es que ¿acaso no fueron los yanquis, Arabia Saudita, Qatar y Turquía los que promocionaron la formación de ese E.I.?. Y también lo armaron y lo entrenaron. España con el rey a la cabeza viene haciendo múltiples negocios, incluida la venta de armas a Arabia Saudita, que acaban en las manos de Daesh.

La única organización política que se ha portado con dignidad frente a los atentados de Barcelona y Cambrils -además del PCE(r)- ha sido la CUP, que impuso que en la manifestación de Barcelona contra los atentados el conjunto de los políticos de Estado y el rey no pudiesen ir en la primera fila y fuesen justamente abucheados. Pero también promovieron una manifestación alternativa con el acertado lema “Vuestras políticas, nuestros muertos”, denunciando el papel de los estados europeos.

El avance del desafío democrático del pueblo catalán también está desenmascarando la degeneración de Sortu, pues no han aprovechado las circunstancias para impulsar en Euskal Herria la lucha por la autodeterminación, y tampoco han apoyado en la medida de sus fuerzas el Proces de Catalunya. Y es llamativo que mientras la lucha en Cataluña está sirviendo para motivar a muchos colectivos antifascistas del conjunto del estado a reivindicar las libertades políticas y sindicales así como la amnistía, los de Sortu hayan renunciado a ello y encima estén atacando al colectivo contra la represión y por la amnistía de allí. Lo van a pagar caro con el progresivo rechazo del pueblo vasco, aunque tampoco hay que extrañarse que ese rechazo vaya lento, por la confusión que ha creado allí lapropia traición política, y por los muchos medios de todo tipo con los que cuentan en relación a los colectivos que siguen manteniendo la lucha por una verdadera ruptura democrática. Sin embargo, es obvio que la nueva situación que se está creando favorece la caída de los primeros y el avance de los nuevos colectivos antifascistas.

Bueno, hemos sufrido un gran retroceso del movimiento obrero y revolucionario en general, tanto aquí como a nivel internacional, pero ya empiezan a verse síntomas de recuperación en Catalunya y otras zonas del mundo.

Dibujo. Movilización obrera.

Respecto a Venezuela, si bien la reacción burguesa se ha estancado bastante, el “chavismo” tampoco parece orientarse hacia el socialismo. La cuestión es que no conozco a ese “Frente Popular Antifascista y Antiimperialista” ni a ese Partido Comunista que lo encabeza, pero supongo que será el existente allí desde hace muchos años, y no creo que haya rectificado su línea revisionista. No obstante, también parece que la ofensiva de la contrarevolución apoyada por los yanquis ha movido algo al chavismo. Hablan de rehacer el Estado con una nueva legalidad y Constitución, así como de entregar el poder al pueblo y acabar con el capitalismo; aunque para ello ni siquiera es suficiente con la formación del Frente mencionado y sería necesario otro frente de la clase obrera y las masas pobres contra la burguesía y su sistema, con un plan claro de expropiación de al menos los medios de producción fundamentales. No basta con haber nacionalizado el petróleo, y en ese sentido solo hablan de generalidades sin ningún contenido. Si no dan pasos hacia el socialismo en la dirección mencionada pueden volver a tener serios problemas, y de momento esos pasos no se ven. En cuanto a la cuestión antiimperialista para frenar a los EEUU creo que vienen jugando un papel importante las organizaciones ALBA y el CARICOM, sin olvidar el apoyo que Venezuela está recibiendo de Rusia y China. Si estos países no estuviesen jugando un papel de contrapeso al imperialismo, es probable que este ya hubiese intervenido en Venezuela.

Por lo que atañe a Colombia, conocí por lo que comentas que el llamado “Frente primero” hubiese decidido no hacer caso a la orden de desmovilización, por no estar de acuerdo con el pacto alcanzado entre el resto de las FARC y el Estado colombiano. Ni que decir tiene que eso me parece positivo y sería bueno enterarse de todo su planteamiento político. También el Partido Comunista de allí que señalas es revisionista, aunque no me extraña que haya algunos militantes que critiquen el proceso de paz, ya veremos hasta dónde llegan. No conozco profundamente los acuerdos del proceso, pero a mí me parece un engaño del Estado y una claudicación de las FARC. El acuerdo solo se basa en que los antiguos guerrilleros se puedan presentar al juego electoral como partido político, pero sin que el régimen colombiano haya cedido nada sustancial en lo político, lo que supone que Colombia sigue siendo una auténtica dictadura terrorista, y tampoco ha modificado su injusto marco económico, ni su estructura militar. Claro que, por otra parte, ni siquiera se va a modificar el corrupto y pésimo sistema electoral que favorece a los partidos que tienen el poder económico, ni tampoco cambia nada la propiedad de los medios de prensa, que están realmente concentrada en unas pocas manos. En el ámbito de la tierra se ha acordado una llamada “Reforma rural integral”, que es un engaño porque no se acepta una reforma agraria que pudiese repartir la tierra, en manos de una minoría de grandes terratenientes, lo que fue el principal motivo por el que surgió la guerrilla en 1964. La realidad es que Santos, que representa a la oligarquía colombiana, no ha hecho ninguna concesión significativa y ha salido reforzado. Y los paramilitares tampoco han perdido sus posiciones y continúan controlando el tráfico de drogas. Tampoco habrá depuración de responsabilidades entre estos elementos o el Estado, y a mí no me cabe duda de que si el sector político de las FARC pudiese conseguir un notable espacio parlamentario, el régimen volvería a imponer la guerra sucia y los asesinatos de políticos, como en la etapa de la “Unión Patriótica”.

Las imágenes que estoy viendo desde hace semanas y hoy mismo por la mañana en la TV, en torno al desafío democrático del pueblo catalán, me recuerdan mucho a los acontecimientos políticos y sociales que se dieron en 1976-1977; una etapa en la que comencé la lucha sindical y política, así como la militancia comunista. De aquella no pudimos conseguir la ruptura democrática y con la “Reforma” nos impusieron la continuidad del fascismo, por la traición del carrillismo y de la izquierda domesticada; pero en estos momentos todos estos vendidos y el propio régimen se encuentran totalmente desenmascarados y agotados políticamente. En una crisis incluso más grave que la que sufrían por aquellos años, en los que todavía les quedaban algunas bazas políticas que jugar, como la que representaron los galosos del PSOE. Pero si en ese plano político la situación es incluso más favorable para la lucha antifascista que en aquellos años, en lo que se refiere a la organización y desarrollo del Movimiento Popular de Resistencia aun tenemos mucho camino por andar, aunque las condiciones son cada vez mejores uniendo la lucha del conjunto de la clase obrera y popular de todo el Estado.

El triunfo del pueblo catalán en este día tan importante y decisivo ha sido bien claro y contundente, mientras que el desarrollo del estado de sitio impuesto por el Estado ha dejado bien claro de catadura terrorista. Sí, hoy por ejemplo estamos en esos días en que la historia avanza más en pocas horas que en bastantes años anteriores, y hemos dejado atrás otro periodo similar de estancamiento. Las cosas apuntan en ese sentido, ya veremos.

¡Hai qu’ armala!

Lucio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *