Manuel Arango, cada vez más enfermo, y aún con 3 años de condena por delante.

Foto. Manuel Arango Riego.

Cartas desde prisión

Manuel Arango Riego

Herrera de la Mancha, 3 octubre 2017

Recibí tu última carta en Agosto, y ya sin más demoras te envío unas letras. Lo cierto es que estuve todo este verano muy ocupado y hasta pasándolas bien canutas haciendo un estudio que me encargaron sobre las negaciones dialécticas; aunque también fue apasionante, aparte de obligarme a consultar y hasta estudiar otros textos de los clásicos del Marxismo-Leninismo.

Espero que hayáis pasado un buen verano; cuánto se acuerda uno de aquellos pueblos y aldeas, valles y montañas, con los ríos y lagos donde me gustaría pescar. Hace cerca de 30 años que no estoy en aquellas tierras; del esplendor del valle de “Traciana” con la minería en auge no queda nada. Villaseca ha pasado de 4.000 habitantes a 400, la mayoría ancianos, jubilados de la minería, entre ellos mis viejos, con 90 y 92 años.

Ya llevó en Herrera unos 10 meses, aquí las condiciones de vida, estudio, etc. no están a la altura de las de Zuera ni mucho menos, son peores. El Supremo, por otra parte, nos ha denegado a varios camaradas la aplicación de un artículo nuevo, con lo cual estaríamos a un año de la salida; por lo cual aún me quedan 3 años de los 14 años que nos endosaron.

Recibo bastantes textos de internet y algunos periódicos con alguna frecuencia. En cuanto a las comunicaciones son esporádicas, sobre todo las de la familia, debido a que mi hermano está siempre muy ocupado en atender a mis padres y suegros enfermos.

En cuanto a la salud, la realidad es que al borde de cumplir los 68 años, a las enfermedades arrastradas se unen otras nuevas, como la arteriosclerosis que tengo, la cual dificulta cada vez más el que pueda andar, progresando constantemente.

Los médicos y demás de este ámbito son más o menos como los de Zuera; tampoco hace falta extenderme mucho en la realidad mediante la cual las condiciones carcelarias no están precisamente diseñadas para mitigar enfermedades, sino para crear nuevas enfermedades y agravar las viejas; como le está sucediendo a Arenas desde hace año.

Me he alegrado mucho de que el problema ocular de Lucio sea mucho menos grave, que lo que me habían dicho; además, esta es una enfermedad, en nivel grave, que desde hace 15 años le afectó a mi padre; hoy prácticamente su visión es muy escasa o casi nula.

Por lo demás, continúo, como te decía, escribiendo artículos y trabajos diversos que siempre envío a la calle; estudio variado hasta que aguanta el cuerpo; he pospuesto las acuarelas, que desde que vine de Zuera, no hay suficientes condiciones.

Y todo esto con la atenta mirada y más sobre el gran incendio político y territorial catalán. Esta temática está ilustrando masivamente con grandes experiencias, prácticamente es un libro abierto para las masas en mucho terrenos.

Sin necesidad de entrar en cronificar aquella panorámica, yo destacaría en primer lugar la escalada de la crisis de Estado que afecta a instituciones, partidos, economías, etc; Cataluña ha metido una nueva y gruesa carga de profundidad en la línea de flotación del sistema; otro aspecto que destaco es la exhibición represiva en diversos órdenes que ha mostrado el Estado (y todavía no ha acabado), lo cual es una lección para las masas que lo han visto. La verdadera catadura del Estado, es por si todavía no lo tenían claro suficientemente, y otro aspecto que destaco a la realidad que se impone bajo la fase imperialista (en plena decadencia), y por lo cual, hasta la independencia territorial, política, etc., hay que comenzar a articularla bajo un proceso de revolución socialista. También habría que señalar que la crisis catalana que ha relanzado extraordinariamente la crisis de todo el Estado, afecta a la misma Europa en campos importantes; junto a ello no deberíamos olvidar que Cataluña tiene ya de hecho (o al menos potencialmente) algunos “padrinos” de mucho peso en el marco internacionalmente, dispuesto ha tener su influencia y bastante más sobre Cataluña.

Alguna vez más había que volver a explicar: qué es el Estado y qué son las naciones con sus características históricas, lo mismo que habrá que volver a tratar la temática de las naciones bajo el Estado (que no nación) español.

Bueno, por otras latitudes: prosiguen los enfrentamientos y toma de posiciones entre los diversos bloques políticos y económicos. Avanzamos hacia el final de la última parte de la última fase (imperialista) del capitalismo y eso ha de traer como en otros tiempos históricos varios cataclismos y revoluciones.

¡Salud y Resistencia!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *