Arango, cada día más enfermo en prisión, pero trabajando y colaborando en las luchas.

Cartel Comité por la libertad de Manuel Arango.

Cartas desde prisión

Manuel Arango Riego

Herrera de la Mancha, 11-9-2017

Recibí tu carta y ciertamente, me había equivocado de dirección en la anterior, aún de tenerla antes de salir de Zuera. Problemas de los desbarajustes causados por el traslado a Herrera.

Deseo que el ambiente vaya tomando temperatura de lucha y organización, y en concreto ahí la rebeldía aumente. Recibí fotos de las Jornadas por la amnistía, unas postales de viejos conocidos en la lucha, varias de otros lugares y algún otro texto, como que Arantza (Díaz) va mucho mejor de salud. Por otra parte, conocí recientemente a un preso político de Segi.

Sigo recordando a todos, les veo en el pasado que tuvimos, también veo ahora a gente continuando el camino, y, claro está, sigo viendo a la gente en el futuro, porque algunos ya cargados de años o de mala salud, siguen siendo el futuro, siempre mezclado con las nuevas generaciones.

Llevo leyendo de un tiempo a esta parte numerosos textos y variadas cartas sobre la situación de los trabajadores y la juventud, las características que presentan hoy. Peculiaridades diferentes aparte, el enfoque para movernos hoy entre nuestra clase, es que todos tenemos (tanto antes como ahora) los mismos problemas: el fascismo en sus diversas actuaciones y el capitalismo en todos sus ámbitos. Por lo demás, hay, como siempre, etapas de lento movimiento y etapas de auge revolucionario y de lucha, pero la clave o esencia para afrontar el trabajo no varía: se trata de una labor revolucionaria dura, organizada y metódica, con esto movemos el mundo; lo movimos antes y lo moveremos siempre.

Sobre todas estas temáticas hace un tiempo que estoy trabajando, relacionado todo ello con el discurrir del Partido y del Movimiento de Resistencia en las últimas décadas.

No obstante, tuve que aplazar este trabajo, para dedicarme en los últimos meses a elaborar un largo texto sobre las negaciones dialécticas y sus funciones históricas, en relación a los trabajos de M.P.M. Arenas sobre las negaciones dialécticas.

Hay tenemos 3 campos principales: a nivel teórico todo lo referente a las negaciones dialécticas con relación al desarrollo avanzante de la historia; en segundo plano, pero decisivo, el devenir de Rusia, como necesario y futuro epicentro del nuevo proceso revolucionario mundial; y en tercer lugar, e igualmente decisivo, el desarrollo del Movimiento de Resistencia hacia un nivel superior que en el pasado, bajo el Estado español.

Por otra parte, continúo recibiendo bastante correspondencia ya fija. También me sigue llegando desde Aragón. E información y trabajos de prensa diversa incluida de procedencia internacional. Me escribo con frecuencia con el resto de mis camaradas presos y sí, he ido recobrando el nivel de trabajo que mantenía en Zuera, aunque aquí las condiciones son peores para el estudio, la lectura, el concentrarse, etc.

En relación a la salud, a los clásicos problemas arrastrados durante años, se me han unido, y agravados, la arterioesclerosis que frena bastante mi movilidad a nivel de las piernas y la artrosis progresiva. Mejorías, ninguna, los 69 años que cumpliré pronto y las condiciones de vida y sanitarias no permiten recuperaciones, sino todo lo contrario.

Cuidaros mucho. Saludos revolucionarios y fraternales. ¡Salud y Resistencia!

Manolo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.