Carlos Marighella, un gran imprescindible.

Foto de Carlos Marighella.

Los imprescindibles

Agenda

Carlos Marighella

Comunista y líder guerrillero brasileño. A los 18 años comenzó su militancia en el Partido Comunista de Brasil mientras cursaba estudios de ingeniería en la Escola Poli-técnica da Bahía.

El 1 de mayo de 1933 fue detenido y torturado durante 23 días por la policía especial. Permaneció en prisión durante un año; a su salida retomó las actividades de reorganización del Partido en Sao Paolo. En 1938, durante la dictadura de Gertulio Vargas fue detenido de nuevo, torturado y encarcelado en la isla de Fernando de Noronha.

En 1945 se conquistó la amnistía general. El prestigio adquirido por Carlos Marighella durante años de lucha y resistencia le llevó a ser elegido representante por Bahía a la Asamblea Nacional Constituyente, realizando desde la legalidad una labor para organizar y concienciar a los trabajadores.

Este periodo duró poco y, en 1948, volvió a la clandestinidad desde donde participó en las principales luchas políticas de los años 50. Durante un año residió en la República Popular China; a su vuelta, en 1958, tras el XX Congreso del PCUS, se opuso a las tesis revisionistas, a la orientación electoralista y a la política de alianzas del PCB con los partidos burgueses. Carlos Marighella siguió propugnando la importancia del trabajo entre los obreros y campesinos y defendió el empleo de la lucha armada popular como camino para derrocar al régimen militar e instaurar un Gobierno Popular Revolucionario.

En 1967 fue expulsado del PCB, tras declarar en la Primera Conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS) que la lucha armada era el único camino para la liberación de los pueblos.

En 1968, junto a Mario Alves fundó el Partido Comunista Revolucionario de Brasil; más tarde crearon el grupo guerrillero Acción Libertadora Nacional. Realizaron numerosas acciones armadas entre las que destacaron el secuestro en 1969 del embajador yanqui que fue intercambiado por 15 presos políticos y, en 1970, el secuestro del cónsul japonés que fue intercambiado por otros cinco prisioneros.

El 4 de noviembre de ese mismo año, Carlos Marighella fue localizado por la policía y asesinado a tiros en el coche en el que viajaba; unos meses más tarde fue detenido Mario Alves, que murió a causa de las torturas sufridas.

Marighella escribió numerosos artículos sobre la situación en Brasil, sus experiencias en la cárcel, el tema del campesinado, etc., pero su obra más conocida a nivel internacional es el Mini-Manual del guerrillero urbano donde plantea el papel de la violencia revolucionaria y la lucha armada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *