Impunes ataques de Falange en E.H. y cómo en Burgos sus abuelos mataron a 2500 personas.

Twitt de Falange con pintadas contra un bar de Altsasu.

La sombra de ‘Falange y tradición’ vuelve a Euskal Herria

Desde hace un mes, han sido varias las acciones y atentados fascistas llevados a cabo en distintos puntos de Euskal Herria, con un ‘modus operandi’ que recuerda al del grupo fascista ‘Falange y tradición’, que fue desarticulado en octubre de 2009 tras una cadena de ataques y amenazas a personas, locales y monumentos durante los años 2008 y 2009.

Uno de los detenidos en aquella ‘Operación Quimera’, que desarticuló aquel grupúsculo fascista fue Jose Ignacio Irusta Sánchez, el cuál figura como jefe territorial de Falange en el País Vasco desde finales del año pasado.

Irusta fue condenado en 2015 a dos años de cárcel, la sentencia consideró probada la peligrosidad de estas personas, ya que se llega a afirmar que Irusta entró en contacto con José Luis Roberto, el líder de España 2000, con el fin de obtener armas de fuego para emplearlas en acciones violentas contra integrantes de la izquierda abertzale en nombre de Falange y Tradición. Sin embargo, los integrantes de Falange y Tradición esquivaron la cárcel al ser sólo condenados por los ataques a monumentos, pero ser absueltos de los delitos de daños con finalidad terrorista, asociación ilícita y revelación de secretos.

Impune, Jose Ignacio Irusta ha vuelto a dejarse ver públicamente, a la vez que ha comenzado la actividad de su cuenta de twitter ‘Falange vasconavarra’ desde la cuál se han jaleado los distintos actos fascistas cometidos, se ha amenazado a personas y locales de los movimientos sociales así como de la Izquierda Abertzale.

Falange ha comenzado nuevamente su actividad en Euskal Herria, y esto ha venido acompañado de varios ataques fascistas, los cuáles han sido todos reflejados a través de dicha cuenta en Twitter. La mencionada cuenta de Twitter es una amalgama de amenazas contra activistas de izquierda- de los cuáles algunos hasta aparecen con foto y dirección, en una clara amenaza-, locales, personas migrantes, etcetéra…

Ataques fascistas:

-Atacado en Artxanda (Bilbo) el monumento “La huella”, que recuerda a los gudaris y milicianos que lucharon contra las tropas franquistas en la Guerra Civil. El monumento fue pintado con el anagrama del yugo y las flechas y la palabra “Falange”, en una acción que recuerda a las del desarticulado grupo “Falange y tradición”.

-Atacado el monumento a las víctimas de la represión franquista en el valle de Sakana, en Otsoportillo, en un intento de sabotear el acto de homenaje que anualmente se hace a los asesinados por el franquismo. El ataque consistió en pintadas con el logo de Falange y la frase “aún hay sitio para más”, pero fueron borradas por los guardas nada más encontrarlas, frustrando así el intento de empañar el acto

-Ataque contra la Taberna Lekerika de Bilbao, que fue denunciado como un ataque fascista por activistas de la ciudad. El ataque consistió en romper los cristales y arrojar pintura sobre la fachada del local.

-Pintadas, pegatinas… falangistas en cada vez más calles vascas.

-Cuenta de twitter de Falange Vasconavarra: “próxima reunión de falange en sept. en Alsasua. enseñaremos a la Benemérita cómo hay que gobernar las piaras de cerdos sin tener lesiones”.

En: Kaosenlared

Recuperando cuneteados en Villamayor de los Montes.

En Burgos, 80 fosas comunes, unos 2.500 asesinados por los fascistas

Los expertos calculan que el total de personas enterradas en fosas comunes por los fascistas y falangistas en la provincia de Burgos podría alcanzar la terrible cifra de 2.500. La Pedraja, Valdenoceda y Estépar son los osarios con mayor número de restos, pero de momento sólo han podido ser exhumadas 49, con 975 obreros, campesinos, republicanos, casi niños… asesinados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *