Josep y Conrado Miret, dos imprescindibles

Conrado Miret

Los imprescindibles

Agenda

Josep y Conrado Miret

El breve esbozo biográfico de estos dos comunistas catalanes es un ejemplo de los miles de hombres y mujeres antifascistas, comunistas y anarquistas que, tras terminar la guerra y después de tres años de enfrentamiento contra el fascismo, continuaron la lucha allí donde se encontraron, ya fuera en Francia, en los campos de batalla de la URSS o en los campos de concentración nazis.

Josep Miret nació en Barcelona en 1907. Fue Secretario General de las Juventudes Socialistas Unificadas de Catalunya, militante de la UGT y dirigente del PSUC.

Formó parte del Comité Central de las Milicias Antifascistas de Catalunya y durante la Guerra Nacional Revolucionaria fue comisario político de la 31a División del Ejército Republicano.

Tras la guerra tuvo que refugiarse en Francia, donde fue internado en un campo de concentración, del que se evadió para continuar la lucha. En 1940 sustituyó a Emilio Nadal como responsable de la resistencia española.

Impulsó la organización de las primeras células clandestinas del Partido Comunista Francés e instruyó los primeros comandos de sabotaje, el manejo de los explosivos y la falsificación de documentos. Fue detenido en París el 30 de noviembre de 1942 y deportado a Florisdorf, un anexo del campo de concentración de Mathausen, donde fue asesinado el 17 de noviembre de 1944.

La historia de su hermano Conrado Miret corre pareja. Combatió durante tres años y cuando huyó a Francia fue encarcelado en un campo de concentración del que huiría para continuar el combate contra el fascismo. Logró entrar en contacto con la resistencia y, junto con su hermano Josep, se integró en 1941 en la Organización Secreta del Partido Comunista Francés que preparaba la lucha armada. Bajo el seudónimo de Lucien, organizó y adiestró las primeras unidades de combate de las FTP-MOI (Francotiradores y Partisanos – Mano de Obra Inmigrante) en París. Cuando todos los militantes estuvieron dispuestos para la guerrilla urbana, encabezó los primeros operativos militares contra los vichystas y las tropas de ocupación.

Fue capturado por la policía colaboracionista francesa el 10 de febrero de 1942 en los Inválidos (París) junto con otros 27 guerrilleros. Contra ellos abrieron los vichystas en abril de 1942 el llamado proceso de la Casa de la Química en París. El procesado número 28, Conrado Miret, no estaba: fue brutalmente torturado hasta la muerte. Después de 17 interminables días, murió el 27 de febrero de 1942.

Josep Miret

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *