José Díaz, un imprescindible a reivindicar.

Foto. José Díaz Ramos.

Los imprescindibles

Agenda

José Díaz Ramos

Secretario General del PCE desde 1932 a 1942, uno de los periodos más importante de la historia de los pueblos del Estado español y que, al igual que en el caso de Comorera, ha sido borrado de la memoria de la resistencia y de la lucha comunista.

Comenzó su actividad política desde el sindicalismo al que consideraba un instrumento de lucha y combate de la clase obrera para la defensa y la mejora de sus condiciones de vida.

Fue detenido en 1925 por su militancia en la CNT.

Tras su salida de prisión ingresó en el Socorro Rojo Internacional y posteriormente, en 1927, en el Partido Comunista. Siendo el máximo responsable en Andalucía, el Partido dio un gran salto y el movimiento sindical pronto pasó a ser dirigido en su mayoría por los comunistas.

Fue encarcelado de nuevo en 1932. Mientras estaba en prisión se celebró el IV Congreso del Partido Comunista, en el que fue elegido miembro del Comité Central. Poco después, ya en libertad y en una sesión del Comité Central, fue elegido Secretario General.

José Díaz destacó siempre por su capacidad organizativa e insistió en la necesidad de un férreo destacamento de vanguardia que encabezara al proletariado en sus luchas: “¿Creéis que se puede oponer solamente el entusiasmo a la fuerza de un enemigo organizado, hábil y con un feroz aparato de represión? No camaradas… No basta con el entusiasmo y la voluntad; es necesario organizar, organizar siempre y que las fuerzas organizadas marchen siempre en filas compactas hacia la consecución del objetivo propuesto”.

Durante la guerra, José Díaz desempeñó un decisivo papel en la movilización y organización de las fuerzas populares y de las milicias armadas contra el levantamiento fascista.

Al Pleno del Comité Central de mayo de 1938 ya no pudo asistir debido a su estado de salud, que se agravaba con celeridad. Por este motivo se trasladó a la Unión Soviética, donde fue operado y donde permaneció ya hasta su muerte.

En la URSS y durante cierto tiempo continuó su labor como Secretario General del PCE y como miembro del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista, responsable de los partidos de España, Sudamérica e India.

Debió ser intervenido quirúrgicamente dos veces más y a partir de junio de 1941 tuvo que retirarse de la actividad política y permaneció primero en Pushkin y luego en Tiflis, donde se suicidó el 21 de marzo de 1942, para acabar con la enfermedad terminal que sufría.

Portada «Libertad, no escribiré tu nombre en vano».

Poemas inéditos de M.P.M. Arenas

Patria mía

Las palabras suelen ser engañosas,

nos traicionan

cuando menos lo pensamos.

La palabra Patria, por ejemplo,

es bonita y embaucadora

y por este motivo

no se debe usar

a menos

que estemos seguros de ella.

La patria es como una madre

de leche.

También hay patrias

de muchos padres.

Éstas son, por naturaleza,

derrochadoras,

patrias que Dios y el dinero

han fundado,

las que andan por el mundo

en plan matamoros

atropellando

el nombre

y robando el trigo

de los demás.

Yo tengo una patria

que está por hacer

con lo mejorcito.

Esta patria no será

una categoría histórica.

Nacerá de la suma

de todas las letras

y de todos los corazones.

… Patria mía que estás naciendo

no me dejan pronunciar

tu nombre.

Abril 1996

Texto sobre dibujo preso saca el puño entre los barrotes.

Muro solidario:

– “¡Cárcel para políticos capitalistas banqueros y explotadores!

¡Amnistía total!

Presxs políticxs antifascistas”

Cartel sobre los Comités de Defensa del referéndum.

– Carteles en Catalunya:

Defensem als carrers el dret a l’autodeterminació

Preparem Comités de Defensa pel referèndum”

De: Resisteix Lleida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.